Retablo de Mérode ( Parte II )

 

merode_altarpiece[1]TABLA DERECHA

 

En las imágenes del nacimiento siempre aparece San José, ya que desempeña una función importante en la Sagrada Familia: es el padre putativo. En cambio, en la anunciación no representa ningún papel, motivo por el cual tradicionalmente no figura en dichas escenas, este tríptico rompe esta tradición y seguramente que también fueran los franciscanos quienes influyeran en ello.

San José aparece representado en el lateral derecho como artesano. El empeño junto a los instrumentos de artesano con los cuales José centra su atención, revelan la importancia que tenían tanto para el pintor como para los comitentes de la obra esta profesión y esta posición social.

Su estancia es de madera mientras que la de María es de piedra, y no hay ninguna puerta que los una. A José se le aísla del acontecimiento sagrado. No sabe que está pasando. Junto a las herramientas hay una cajita de madera que se ha identificado como una ratonera, pero su significado en el retablo resulta controvertido y se ha discutido mucho acerca de ello.

Se cree que podría tener una explicación teológica para las ratoneras de San Agustín, quien definió a Cristo como MUSCIPULA DIABOLI ( RATONERA PARA EL DIABLO ), con lo que quería decir que Cristo había salvado al mundo y de esta manera, había dado caza al demonio.

Por la ventana entreabierta se observa un trozo de cielo y parte de una ciudad. En la tabla de la izquierda florecen las rosas y la flor de los prados; en la ventana de la derecha se ven caer copos de nieve. El calendario litúrgico aporta una explicación: el matrimonio arrodillado celebra la anunciación de María, que tuvo lugar el día 25 de marzo, y el pintor alude en esa zona a la primavera a través de las flores. San José, se convertirá en padre después del nacimiento de Jesús, es decir, en navidad.

Muchos expertos han intentado averiguar de qué ciudades se trataría. Se han barajado varias posibilidades: Gante, Lieja o la propia ciudad del pintor, Tournai.

 

 

TABLA IZQUIERDA

 

Parece ser que los representados en esta tabla podrían ser los comitentes de la obra. La mujer podría ser la esposa del comitente. La pieza pudo ser encargada como exvoto, como suplica para formar una familia, pero esto, es una suposición. La esposa  lleva el pelo y cuello  cubiertos como era habitual en la época entre las mujeres casadas.

Para conocer la identidad de los propietarios del tríptico debemos de centrarnos en los escudos de la ventana de la tabla central. Aunque no se ha llegado a un acuerdo se cree que podría tratarse del apellido Ymbrecht, por lo que tímidamente se puede leer en ellos. Este apellido significa ( el ángel trae ) lo que justificaría la escena central.

La obra no está firmada y se le conoce como Retablo de Mérode por su último propietario particular.

Article written by

Please comment with your real name using good manners.

Deja una respuesta