Nefertiti ( Capítulo II )

nefertiti_berlin[1]Amarna empezaba a surgir y Egipto a ponerse  de moda. Abundaron los viajeros y misiones arqueológicas que, a pesar de los rumores sobre el inhóspito lugar, paraban movidos por la curiosidad de esa ciudad que dormía bajo capas y capas de arena y sus desconocidos habitantes.

Entre 1824 y 1826 paseó varias veces por Amarna un curioso personaje, sir John Gardner Wilkinson, quien fue a Egipto para librarse de un frío invierno inglés y permaneció 8 años visitando el país del Nilo. Hizo bocetos y dibujos de la ciudad y de las tumbas de los nobles, situadas en la cordillera arábiga. Allí aparece Nefertiti en todo su esplendor, algunas veces con atributos faraónicos y siempre acompañando a su esposo tanto en ceremonias religiosas como en actos oficiales.

La tumba real hubiera sido muy difícil de descubrir por los arqueólogos, puesto que se encontraba en la parte oriental de la colina arábiga. Es decir, hay que atravesar la cordillera por un uadi para llegar al lado opuesto y andar todavía varios kilómetros por el hoy llamado Valle Real. Es un lugar salvaje y desértico, que adquiere una gran belleza a la salida del sol por el que el rey lo eligió para su morada de eternidad. Se cree también, que un hipotético rayo de Sol podría llegar a tocar el sepulcro de Akenatón al amanecer si la tumba permaneciera abierta.

La mayor novedad que presenta la tumba real de Amarna es que se construyó como tumba familiar, con varias salas y dependencias, hecho que se da por primera vez en sepulturas reales. A la derecha del eje principal hay un pasillo con una serie de estancias sin decorar que, dadas las dimensiones, podrían haber sido destinadas como morada eterna de Nefertiti. Otras dos salas, llamadas Alfa y Gamma, de las que hablaré mas adelante, fueron utilizadas para el enterramiento de dos damas reales, muertas en vida de Akenatón.

La decoración también es original, puesto que mientras las tumbas de los antecesores inmediatos de Akenatón muestran escenas tenebrosas e incomprensibles del más allá, en la tumba Real de Amarna solamente aparecen escenas del mundo terrenal e las cuales Nefertiti siempre presente, adorando a Atón o llorando junto con su esposo la muerte de algún ser querido… ( Continuará )

 

( VÍDEO DE NEFERTITI )

 

Article written by

Una respuesta

  1. math games
    math games el a las | | Respuesta

    hi

Please comment with your real name using good manners.

Deja una respuesta