La coronación de Josefina Bonaparte

 

la-coronacion-de-napoleon-y-josefina-1804[1]En esta obra de David estamos viendo la coronación de la emperatriz Josefina, esposa de Napoleón. La acción de la coronación transcurre en el interior de un templo. Vemos como todo el público asistente esta observando a Napoleón que esta apunto de coronar a su mujer que aparece arrodillada ante él en un acto muy solemne.

El rencor de la familia Bonaparte hacia Josefina fue mayor cuando se presentó el monumental retrato oficial de la coronación. El pintor David que había invertido cuatro años de trabajo en la pintura, cambió la idea original del cuadro. En un principio habia planteado una obra en la que Napoleón se autocoronaría a si mismo, pero finalmente decidió que el emperador, ya con el laurel imperial en la cabeza, fuera retratado mientras coronaba a Josefina.

El motivo del cambio sigue siendo dudoso, puesto que parece probable que la idea no fuese del pintor. Según escribió Napoleón es su exilio en Santa Elena se debió a una “ pequeña intriga “ de Josefina. En todo caso, se mostró satisfecho con el resultado final.

El cuadro fue retirado al público a los seis meses de haberse acabado: la nueva esposa de Napoleón, María Luisa, no podía tolerar el protagonismo excesivo que en la pintura tenia quien había sido la primera esposa de Napoleón.

 Nacida en la isla de Martinica Josefina era la mayor de 4 hijas  del matrimonia La Pagerie que regentaba la plantación de una azucarera. La familia llevaba una vida de aparente lujo hasta que en 1766 un huracán asoló toda la isla y los bolsillos de la familia de Josefina. Por aquella época abandonar la isla e instalarse en Paris era el sueño de cualquier francés y eso no excluía a la familia de Josefina y menos a la propia Josefina que por aquel entonces se llamaba Marie Josephe Rose  a la que todos llamaban Rose.

Cuando el matrimonio ya casi había tirado la toalla llegó el momento de conocer el París de los salones y de los cafés, pues gracias al compromiso de  Rose con el vizconde  Alexandre de Beauharnais conocerían todo aquello que tanto ansiaban. A diferencia de él, Josefina no había recibido la exquisita educación de cualquier otra dama del momento, con lo que Alenxandre la despreció desde el primer momento por esto. Pese a todo el matrimonio tuvo dos hijos, Eugenio y Hortensia.

Hortensia nació antes de los nueve meses, y se convirtió en la excusa perfecta para repudiar a Josefina acusándola falsamente de infidelidad. Pero josefina no estaba dispuesta a darse por vencida, así que decidió iniciar una querella legal para una separación judicial y recluirse en el convento Pentnemont. Antes eso que abandonar Paris.

En el convento refinaría sus modales y de allí saldría victoriosa con una renta anual de 5000 libras a cargo de Alexandre.

Tras su paso por el convento y a pesar de sus muchos aprietos económicos se abriría una nueva etapa en la vida de Josefina que hora si vivió varias aventuras con diferentes admiradores de la corte parisina.

Article written by

Please comment with your real name using good manners.

Deja una respuesta