La galería de arte del marchante Gersaint. Antoine Watteau. ( Parte I )

42706804[1]Nos encontramos en Paris, en la galería del marchante de arte Gersaint, hacia las 11 de la mañana de un día de otoño de 1720. Watteau reúne allí a los hombres y mujeres, como en muchos de sus otros cuadros. En ellos, sin embargo, esos hombres y mujeres pasean por un parque, conversan en terrazas y se mueven en la atmosfera de un eterno día festivo.

En la tienda de Gersaint, en cambio, Watteau se acerca a la vida cotidiana. En ella se compra, se vende, y se mueve dinero. Dos ayudantes embalan un cuadro y un espejo. A la izquierda se encuentra el portador.

La ubicación es buena: 35, Pont Notre Dame.  La galería de Gersaint se encontraba en uno de los 30 puentes que atraviesan el Sena en París. La mayoría de ellos databan de la Edad Media y contaban con tiendas en las que se vendían principalmente artículos de embellecimiento para las personas y para el hogar, como pelucas, sombreros, vestidos, adornos, espejos y cuadros.

Hacia el año 1720 el tema de conversación de toda Francia era un hombre llamado Law, que había estimulado indirectamente el negocio del arte. Las personas de este cuadro lo conocían.

Este John Law, de origen escocés, fue nombrado Ministro de Finanzas el 5 de enero del 1720 por haber sacado al Estado de sus apuros económicos. Los consiguió con dos elementos nuevos en aquel entonces: el papel moneda y las acciones.

Para el papel moneda, que mandó emitir en grandes cantidades, garantizó un tipo de cambio fijo con respecto al habitual dinero de metal. Las acciones, en cambio, eran de una compañía a la que el Estado había cedido varios monopolios. Las primeras acciones se emitieron en enero de 1718  costaban 500 libras.

En la caja se está colocando el retrato de Luis XIV, el Rey Sol, con su enorme peluca y su armiño real. Luis XIV reinó 72 años, y en las últimas décadas de su mandato arruinó el país con un sinfín de guerras estériles. Se cuenta que, al tener noticia de su muerte muchos franceses saltaron de alegría.

Cuando murió el Rey Sol, el futuro Luis XV tenía 5 años. La regencia recayó en su tío–abuelo Felipe, Duque de Orleans. Según Voltaire durante el reinado de la regencia del Duque de Orleans todo se volvió más alegre. Después de las tristezas el regente recuperó ese aspecto de la nación. Se trasladó del frío y pomposo Palacio de Versalles al Palacio Real, situado en el centro de la ciudad.

 

( VÍDEO DE WATTEAU )

Article written by

Una respuesta

  1. Carmen
    Carmen el a las | | Respuesta

    ¡Muy interesante como siempre!
    ¿Aceptáis sugerencias? Ayer estuve visitando el Museo Thyssen, y siempre que veo este cuadro pienso que me encantaría que Iker Landeta nos contase todos sus secretos…
    http://www.museothyssen.org/thyssen/ficha_obra/556
    ¡Un abrazo! 🙂

Please comment with your real name using good manners.

Deja una respuesta