AMERICAN SKIN (41 shots)

4 de febrero de 1999. Amadou Diallo un inmigrante de Guinea de 22 años,  trabajador de un pequeño supermercado, murió en el vestíbulo de su casa en el Bronx. Cuatro agentes vestidos de paisano  (la polémica unidad  de delitos callejeros creada por el alcalde Giuliani) lo confundieron con un violador en serie armado y lo acribillaron a tiros cuando Amadou tan sólo iba a coger su cartera. Le dispararon 41 veces. El suceso dividió a la sociedad. El caso nunca se resolvió de forma adecuada: el juicio se trasladó del Bronx, de mayoría negra, a Albany, cuya población es sobre todo blanca y los agentes fueron absueltos de todos los cargos.

american skinBruce estrenó “American Skin” en Atlanta, sin pronunciar ni una sola palabra. No hacía falta. La puesta en escena hablaba por sí sola. El escenario se quedó a oscuras y un punto de luz iluminó el micrófono en el centro. Todos los miembros de la E street Band dieron un paso adelante y entonaron con voz quebrada la frase forty-one-shots.  Bruce pidió silencio y comenzó a contar su versión de lo ocurrido: “no es ningún secreto, no es ningún secreto amigo mío, te pueden matar sólo por tu piel americana”.

En American Skin Bruce quiso dar una visión equilibrada del tiroteo. En el primer verso cuenta la historia desde el punto de vista de la policía: el agente se inclina sobre la víctima y reza por su vida mientras se pregunta “¿es una pistola?”, “¿es un cuchillo?”, “¿es una cartera?” …, las preguntas que a los agentes se les debió de pasar por la cabeza antes de apretar el gatillo. En el segundo verso una madre negra le hace prometer a su hijo que jamás se enfrentará a la policía: “Si un policía te para –le dice ella– sé educado, nunca huyas y por encima de todo, mantén siempre tus manos bien arriba“.

La tercera estrofa nos recuerda que tenemos una responsabilidad colectiva “nos han bautizado en estas aguas y en la sangre de cada cual”. americanskin_newspaper

Bruce se enfrentaba a una de las polémicas más arduas de su carrera. El presidente de la asociación de policías de Nueva York, Patrick J. Lynch, sin escuchar la canción acusó a  “Springsteen de intentar llenar su cartera reabriendo las heridas de este trágico caso”.  Lynch a través de una carta en internet pidió a sus miles de asociados que boicotearan los conciertos en el Madison Square Garden y se negaran a trabajar en ellos. A sus quejas se unieron otras como la del presidente de la asociación de policías quien denunció que la canción era un mensaje antipolicial y llegó a llamar “basura” a  Bruce.

41 shSpringsteen se quedó desconcertado: “Sentía que el tema que resultaba más necesario abordar en el cambio de siglo era la cuestión de la raza en Estados Unidos y cómo nos relacionamos unos con otros. Hasta cierto punto, la respuesta a esa pregunta decidirá mucho sobre cómo la nación en su totalidad finalmente avanza y se hunde. Quería señalar que a la gente de color se la ve a través de un velo de criminalidad y que en última instancia significa que se les considera como si fueran menos norteamericanos que otros nortemaericanos  y por consiguiente gente con menos derechos”. dia

Todo el mundo sabía que Bruce cantaría American Skin en el primer concierto de Nueva York el 12 de junio de 2000. Aquella noche, en el Madison Square, con los padres de Diallo sentados en la parte izquierda del escenario, se respiraba mucha tensión. Como dice el biógrafo de Bruce, Dave Marsh: “La banda cantó como si estuviera de duelo. Bruce se enfrentaba a la hostilidad oficial y se defendió únicamente con su voz y su banda. Después de aquella noche ni Giulliani ni los policías volvieron a abrir la boca. Su música habló con voz propia. Una vez más venció la ética de sus espectáculos” .

Letra de American Skin

Bibliografía: B.S Mas duro que los demás. June Skinner//On Tour. Dave Marsh//







9 thoughts on “AMERICAN SKIN (41 shots)

  1. Pingback: Santiago Salazar

  2. Pingback: Modo 6.6.6

  3. Pingback: 20 de Junio de 2000, Nueva York‏ | Bruce Springsteen y Africa

  4. Pingback: American Skin (41 Shots) « - BrainStormOverride -

  5. Pingback: D.V.

  6. Pingback: Carlos Cabezas

  7. Pingback: Iván Dueñas Hurtado

  8. Pingback: Carlos Cabezas

  9. Pingback: Gonzalo I.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *