El concierto que nunca acaba (pero que sí había acabado)

En 1984, durante la primera etapa de la gira Born In The USA, los niveles de popularidad se dispararon hasta puntos sin precedentes en la vida de Bruce Springsteen. Su fama llenaba pabellones inmensos, y posteriormente estadios, a rebosar de viejos fans y nuevos atraidos por su disco de entonces. Esto unido a la duración de sus conciertos, le convirtieron en el artista del momento, pero también en el blanco de bastantes bromas. asdasdasd

Una de estas ocurrió en Houston, Tejas, durante las primeras horas del 30 de noviembre de aquel año. El programa “The Q-Zoo” de la emisora KKBQ, ya llevaba tiempo parodiando las canciones del boss, o emitiendo llamadas de fans desesperados por conseguir entradas para los conciertos, todo con bastante sentido del humor.

bruce-springsteen_14La emisora había retransmitido, durante la noche del 29, informaciones en las que se podía escuchar de fondo la música que estaban tocando, pero a las seis de la mañana arrancó el programa Q-Zoo, y fue entonces cuando comenzó el gran jaleo, al decir que Bruce Springsteen seguía sobre el escenario a aquella hora, ya que necesitaba expresarse un poco más, y que de hecho ya había prometido previamente que lo “demostraría toda la noche“. Minutos después anunciaron que Bruce había vuelto a tocar Dancing in the dark y que ya había sacado a bailar a ¡235 chicas! Ante lo ridículo del asunto, una emisora de la competencia se fué hasta el pabellón, y lo único que encontró fué un candado y gente de seguridad, los cuales no paraban de recibir llamadas de oyentes crédulos. Sobre las nueve continuaba la broma, con oyentes llamando para preguntar cosas como “¿si tengo una entrada de anoche, puedo volver ahora?”. Durante todo el día se mantuvo el rumor, y de hecho se repitió la broma por ejemplo unos meses después tras un concierto en Nueva Jersey.
Como decían Kaka de Luxe…”pero qué público más tonto tengo!”

3 pensamientos en “El concierto que nunca acaba (pero que sí había acabado)

  1. Pingback: africa

  2. Pingback: elvis y springsteen | Bruce Springsteen y Africa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *