Reason to believe

A todos nos dejó de piedra Bruce en la gira del 2007 con esta magistral versión de Reason to Believe. Vamos con su contenido.

Un hombre observa un perro muerto que yace en la cuneta de una carretera. Mira al animal muerto con perplejidad y da pequeños golpes al perro, como si el hecho de estar ahí durante el tiempo suficiente haga que el perro se levante y eche a correr.1

Mary Lou conoce a Johnny y, en un giro de la historia, es ella la que le dice a él que trabajará duro cada día para traer a casa el dinero. Un día, Johnny la abandona. Desde entonces Mary Lou espera pacientemente al final de un camino polvoriento a que regrese Johnny.

Un bebé llamado Kyle Williams es bautizado en un río mientras su familia intenta limpiar sus pecados.

En una pensión fallece un anciano. LLevan su cuerpo a un cementerio y sobre su ataúd, sus familiares rezan al Señor, preguntándole que significa todo esto.

Se reúne un grupo de fieles en la orilla del río. Un predicador está de pie con una Biblia mientras el novio está esperando a la novia. Cuando se pone el sol, la congregación se ha ido, pero ahí sigue el novio, que está solo y mirando silenciosamente cómo fluye el río. Se pregunta dónde puede estar su novia.

A pesar de la oscuridad, a pesar de la desesperación, a pesar de ninguna prueba de lo contrario, cada personaje protagonista de estas dramáticas escenas sigue creyendo en algo o en alguien. A pesar de perros muertos, funerales, abandono, algunas personas seguirán encontrando razones para vivir. Un cínico diría que se trata tan solo de “hacerse ilusiones“, pero Bruce parece querer darles el beneficio de la duda y también condecerles una pizca de respeto por, al menos, ser capaces de seguir adelante con sus vidas.

Reason to believe es la última canción de Nebraska, un tema repleto de humor negro pero conmovedor, ya que se trata, después de todo, de la única canción verdaderamente esperanzadora del álbum.

2 thoughts on “Reason to believe

  1. Pingback: africa baeta

  2. Pingback: BlogsEITB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *