Archivo por meses: octubre 2011

Downbound train

Downbound train cuenta la historia de Joe, un joven que lo ha perdido todo: su trabajo, su chica y su futuro. Trabajaba en un almacén de madera,  lo despiden, su relación se enfría y encuentra trabajo en un túnel de lavado “donde no para de llover“.1

Springsteen utiliza el reconocible recurso del pitido de un tren para indicar el fin de una relación. Históricamente subirse a un tren ha significado libertad y múltiples posibilidades de vida pero en Downbound train el tren significa opresión y una gran dosis de pesimismo. Este tren se dirige rápidamente a ninguna parte, pero Springsteen aún lleva más lejos la metáfora de los ferrocarriles al final de la canción cuando nos cuenta que  Joe utiliza un mazo mientras está con la cuadrilla de presidiarios en un ferrocarril.

NO sólo ha perdido todo lo que tuvo una vez, sino que también ha perdido su libertad. Joe sueña con que su novia aún le quiere. Ella le espera en casa. El corre en su busca pero cuando llega sólo encuentra la habitación oscura y su cama vacía. Y a lo lejos oye una vez más el solitario silbido de un tren que pasa. En su día esta canción no gustó demasiado, Dave Marsh dijo que se trataba de una canción floja “increíblemente sensiblera”.

En 2005 durante la gira de Devils and Dust la interpretó en versión acústica.

Tenía un trabajo, tenía una chica
Tenía algo que marchaba en este mundo, señor
Me despidieron del almacén de madera
Nuestro amor se echó a perder, los tiempos se pusieron difíciles
Ahora trabajo en el lavado de coches
no paro en todo el día taladrando la roca
Donde lo único que hay es lluvia
¿No te sientes como un jinete En un tren a la deriva?
Ella me dijo: «Jloe, he de irme Lo tuvimos una vez, pero ya no lo tenemos»
Hizo las maletas, me dejó allí
Sacó un billete en la Estación Central
Cuando duermo por la noche oigo aquel pitido quejumbroso1
Siento su beso bajo la lluvia brumosa
Y me siento como un jinete
En un tren a la deriva
Anoche oí tu voz
Estabas llorando, llorando, estabas muy sola
Decías que tu amor nunca había muerto
Me estabas esperando en casa
Me puse la chaqueta, corrí por el bosque
Corrí hasta que pensé que mi pecho iba a explotar
Allí en el claro, al otro lado de la autopista
Nuestra casa nupcial brillaba a la luz de la luna
Crucé el patio como un rayo
Me lancé sobre la puerta
Mi cabeza martilleándome con fuerza
Subí las escaleras
La habitación estaba a oscuras
Nuestra cama vacía
Entonces oí aquel largo pitido quejumbroso
Y caí de rodillas
Incliné la cabeza y lloré
Ahora llevo un mazo en la cuadrilla del ferrocarril
Golpeando esas traviesas de madera, trabajando bajo la lluvia
¿No te sientes como un jinete En un tren a la deriva?

Por cierto, Chuck Berry tiene su propia versión de Downbound train.

A Springsteen solo le abuchean…por contar chistes‏

Así es, el mismísimo Bruce Springsteen se tuvo que enfrentar a un público hostil el ocho de enero de 1984 en el Stone Pony de Asbury Park, Nueva Jersey. Estaba allí para acompañar a Bobby Bandiera y sus Cats On A Smooth Surface con quien solía tocar habitualmente. Bandiera por entonces se perfilaba como posible guitarrista de la E Street Band. Antes del concierto había un concurso de chistes, y Bruce se animó a subir al escenario. Fue abucheado indiscriminadamente por el público que llenaba el bar. No tenemos el chiste de aquella noche, pero si uno un poco subido de tono que contó en 2010 en Nueva York en un concierto benéfico (Stand Up For Heroes)…aquí va:

Brucearticle1984-1Una pareja está en un bar, es tarde y se están animando, y deciden ir a casa juntos. Se meten en el coche, y dice él “no puedo aguantar más, no puedo más, te importa si nos metemos con el coche por este camino entre los árboles?” Y ella responde “vale, venga”. Paran entre los árboles, salen y se meten en el bosque. Está todo muy oscuro y se ponen a ello…”Oh! Ah! Si! ….” y suelta él “ha sido la mejor vez de toda mi vida, pero no veo nada, me encantaría tener una linterna”, y ella le responde “Si, a mi también me gustaría, has estado comiendo hierba durante los últimos diez minutos”.

Mejor que siga sólo con la música…¿Qué tal un Quarter To Three de 1978 ?

Springsteen actuó el sábado en el Stone Pony

La noche del sábado Bruce Springsteen ofreció un show privado en beneficio de Boston College (donde estudia su hijo mayor Evan) en el Stone Pony en Asbury Park. Acompañado de Roy Bittan, Max Weinberg y Bobby Bandiera interpretó 25 canciones en dos horas y 35 minutos.1 Contó también con una sección de viento de cuatro piezas. En un par de canciones se unieron J.T. Bowen (que tocó con Bruce en el Wonder Bar el 17 de julio).
Aquí tenéis el setlist:
1. 634-5789// Working on the Highway// Lucky Day// Growin’ Up(Bruce cóntó que la escribió muy cerca del Stone Pony en un salón de belleza) // Spirit In the Night ( en esta canción salió del escenario y saltó cerca del público cerca del bar)// Working on a Dream// Seven Nights to Rock// Savin’ Up (with J.T. Bowen)// A Woman’s Got the Power (with J.T. Bowen)// Darlington County// Because the Night (impresionante solo de guitarra de Bruce)// Waiting on a Sunny Day// Fourth of July

The-Stone-Pony-220x135

Asbury Park (Sandy)// Pink Cadillac// Talk to Me// 10th Avenue Freeze-Out// Midnight Hour (with J.T. Bowen)// Soul Man (with J.T. Bowen)//One of the highlights of the show// Dancing in the Dark//Glory Days//Born To Run// Rosalita//Havin’ A Party (with J.T. Bowen)// Twist and Shout// Thunder Road (solo acoustic).//

13.000$ por cenar con Little Steven

Steve Van Zandt es firme en su compromiso por apoyar el arte entre los jóvenes de su país. Hace unas semanas Steve visitó una escuela en el Bronx donde estuvo tocando con los estudiantes y donó varios instrumentos musicales y anoche siguió recaudando fondos para ellos, esta vez con la ayuda de Lady Gaga que ofreció $ 13.000 por una cena con Steven Zandt de la E Street Band de Van y su esposa Maureen, en un beneficio de la “Little Rock Kids Foundation. Por supuesto la icono del pop ganó la puja.

Entrevista 1980, primera parte‏

Hoy os traemos la primera parte de otra entrevista. Fué realizada por Dave Di Martino tras un concierto en Detroit el 9 de octubre de 1980, y publicada en Enero de 1981 en la revista Creem. DiMartino ha participado en múltiples publicaciones desde los años 70. En esta ocasión consigue incluso enfurecer a un Springsteen de 31 años. En breve la segunda parte.

¿Toda la gente de la organización te llama “el jefe”?

Bien, lo que pasa con lo de “jefe” es gracioso porque empezó con ese tipo de gente, que trabaja a tu alrededor. Y después, alguien empezó a usarlo en la radio. Odio que me llame1n “Jefe” (risas), de verdad. Siempre lo odié desde el principio. Odio a los jefes, y odio que me llamen jefe. Empieza por la gente que está contigo, y después alguien en la radio, y después de eso todo el mundo “oye Boss” y yo respondía “No, Bruce, BRUCE”. Siempre lo he odiado, odio que me llamen “Jefe”.


-Tengo muchos familiares en Jersey, Seaside Heights y Point Pleasant. Es para cualquiera un sitio bastante interesante donde crecer.

-Si, es bastante extraño. Está como “apartado” de verdad, sabes? Como a una hora de Nueva York, pero parece que está a diez millones de kilómetros. No estuve en Nueva York hasta los dieciseis años, o quizás alguna otra vez de crio en que mis padres me llevarían al circo. Y Nueva York estaba tan lejos. Es curioso porque la primera vez que salimos a escena, todo el mundo nos tomó por una banda de Nueva York, lo cual nunca fuimos. Eramos del mismo Nueva Jersey, que era muy muky diferente. Es como mi hermana, fue a Nueva York el año pasado y dijo “Hey, fui a Nueva York y no pudimos encontrar la 5ª Avenida y nos volvimos a casa” (risas), y es que no ibamos a Nueva York, estaba a un millon de kilómetros. Recuerdo que no se hablaba de ello, que no se pensaba en eso. Todo era muy cerrado, así son esos pequeños pueblos, nunca sales.


-Recuerdo que solíamos ir a Seaside Heights cuando teníamos catorce o quince años. Era un buen lugar para conocer chicas.

-Si. Asbury era el sitio al que ibas si no tenías gasolina para ir a Seaside Heights. Era una cosa totalmente distinta.

2-Bob Seger nos dijo que te vio en Los Angeles y que estabas pasando por las mismas dificultades para acabar The River que las que él tuvo con Against The Wind. ¿Qué es lo que te hizo elegir las canciones adecuadas? Oimos que quitaste una canción.

-Bien, desde el principio tenía claro como quería que fuera el disco. Y no estoy interesado en sacar un disco cada seis meses ni cada año, ni creo que la gente se olvide de ti por no hacerlo. Nunca me preocupé por hacer las cosas así, ni siquiera al principio. Tengo la sensación de saber lo que puedo hacer mejor en cada momento, y eso es lo que quiero hacer. No saco un disco mientras que no lo tenga claro, y eso es lo que he hecho. Porque salen tantos discos, y hay tantas cosas en las estanterías, que por qué sacar algo que no sientes que sea como debería ser, o que sientas, y no creo en el futuro, “oh, puedo sacar la otra mitad dentro de seis meses”. No sabes que va a pasar dentro de seis meses, puede que estés muerto, no lo sabes, nunca pensé en hacer las cosas así ni siquiera al principio. Haces un disco como si fuera el último que vas a hacer. Sales fuera y lo tocas por la noche. Y no pienso en que si no lo toco esta noche bien, lo tocaré mejor mañana. No pienso que si no he tocado bien esta noche, bueno, toqué bien la noche anterior. Es como si no hubiera mañana o ayer. Solo hay el aquí y ahora.
-O sea que tienes que demostrarlo cada noche

– Bien, eso es lo que pasa con los chavales. Un chaval compra una entrada, y entra, y esta noche es su noche. Esta noche es para ti y para él, tú y él no vais a volver a tener esta noche otra vez. Y si no te lo tomas tan en serio como él, quiero decir, es su sueldo, ha currado para esto toda la semana, cuesta ganarselo, y tengo que ser honesto y así después me sentiré bien. Esa es la única manera que tengo de sentirme bien y pasa lo mismo con el disco.

3– ¿Cómo te sientes sobre The River ahora que está terminado? Estás satisfecho al cien por cien?

-Oh, nunca te sientes satisfecho al cien por cien, porque estás pensando en todo lo que hiciste mal. Siempre piensas que pudiste tocar esa canción como la has tocado esta noche. Cuando empezamos la gira dijimos “Vale, no vamos a tocar Quarter To Three, la hemos tocado durante toda la anterior gira, y no vamos a tocarla en esta” y luego vamos al backstage como esta noche y es la primera vez que tuvimos que salir una vez más y es como si dijeramos “Qué vamos a tocar?…Quarter To Threey esa fue la última.

-Tienes que admitir que cuando grabaste Darkness las expectativas era altas, pero para éste las expectativas era considerablemente más altas. ¿Crees que te volviste bastante sensible o incluso un poco paranoico con la versión final de The River?

-No, probablemente porque nadie tiene las expectativas más altas que uno mismo. Haces lo que puedes y así es como se queda. La gente tiene sus expectativas e intento llegar a un nivel que yo siento. Y se que tengo unas ideas muy estrictas sobre como hacemos las cosas, lo que hace la banda, y las fuerzas externas, juegan un rol secundario. Es como cuando termino un concierto y se que he hecho todo lo que he podido, y me pasa lo mismo cuando hago un disco. Y sabes que podía haber sido mejor si no fuera porque había algún fallo en el escneario o porque no pudiste decir lo que querías. Pero las expectativas de la gente van a ser lo que van a ser, al final …así todo vas a decepcionar a todo el mundo (risas)

-Vale pero si fuera tú, hubiera estado asustado. En No Nukes (los conciertos antinucleares de 1979), donde se hablaba de ti como la estrella, había ganas del nuevo y esperado disco. Lo único que se es que estaría feliz de estar en la carretera y no tener que pensar en todo eso.

-Si, bueno, esa es la realidad, al igual que la realidad con la que te enfrentas cada noche. Todo el resto es como asustarse porque a alguien no le vaya a gustar. No es para tanto, ¿sabes?

-La primera noche en Ann Arbor tuviste que parar una vez porque la banda no se había aprendido las canciones nuevas del todo.

-Bueno, Ann Arbor, fue un concierto un poco salvaje, porque salí y empezamos a tocar Born To Run, que la había escuchado diez veces en el camerino previamente.

-¿Para ensayarla y recordar la letra?

-Si, y en cuanto me puse delante del micro no me acordaba de la letra, y estaba ahi arriba y dije “Oh, mierda, no me acuerdo de las palabras” Y pensé “No solo no me acuerdo de estas, no me acuerdo de ninguna de las otras” Todo esto ocurrió durante unos cinco segundos. “Qué demonios voy a hacer?” Quiero decir..no puedes parar. Y desde el público escucho “In the day we sweat it…” y fue increible, y luego salió todo bien. Eso fue un público alucinante.

-Pero ¿cómo te sienta? Pareces ser uno de los pocos artistas realmente queridos. No es por halagarte, pero parece que no has estado ante un público que no conociera tus canciones, y no se hubiera memorizado las letras de todas tus canciones. ¿No te apetece a veces enfrentarte a un público como un completo desconocido?

-Fui telonero de Black Oak Arkansas, telonero de Brownsville Station, telonero de Sha Na Na. Tengo 31 años y he estado tocando en bares desde que tengo quince años. Me he enfrentado a muchos tipos de público que les importa una mierda que tú estés sobre el escenario. Y si hablamos de porcentajes, hemos tenido entre un dos y un cinco por ciento de noches como la de hoy, contra un noventa y cinco por ciento en los entre diez y quince años que llevamos juntos, en las que, permiteme decirtelo, no ocurría. Eso no ocurre, y hace que no te lo creas, porque sabes que se siente cuando a nadie le importa cuando sales a tocar. Se te queda dentro. Esto no sale gratis. Cuando empezamos a tocar iba a cada concierto y no esperaba que acudiera nadie, y no esperaba que nadie me regalara nada. Y así debes tocar. Si no tocas así, mejor guarda la guitarra, tirala a la basura, y vete a casa, dedicate a arreglar teles o cualquier otro trabajo. Haz algo en donde te sientas así. Y la noche en que deje de pensar así, será la noche en que deje de hacerlo, porque habrás caido bajo. No llevo el concierto dependiendo de la reacción del público, o por la crítica que vaya a haber al día siguiente. Se lo que hago, y se como sentirme a gusto cuando llego al bus para ir a la siguiente ciudad. Se cuando me siento bien y cuando me siento bien. Lo se si puedo dormir bien esa noche. Así es como es lo juzgamos y como lo llevamos, y es lo que nos lleva a seguir haciendo ruido.

-¿Te preocupa eso? Crees que pueda no suceder en el futuro, que no puedas darlo todo?

-No, no soy esa clase de persona. No tengo ningún miedo a ello, porque, supongo, que existen otras cosas que dan bastante más miedo.

The Bridge School Concerts

Ya podéis escuchar íntegramente el álbum The Bridge School Concerts – 25th Anniversary Edition, que abre con la versión acústica de Born in the USA que Springsteen interpretó en el Shoreline Amphitheatre de Mountain View, California, en octubre de 1986.  Neil Young es el encargado de organizar desde hace 25 años estos conciertos benéficos para recaudar fondos a beneficio de la escuela Bridge con el fin de ayudar a niños con deficiencias psíquicas y del habla. Pinchar en los enlaces y podréis acceder al álbum completo compuesto por un doble CD y un triple DVD. Saldrá a la luz el 24 de octubre.


Sometemos la imagen de la E Street Band a vuestro examen‏

12

Solo dos años separan estas dos imágenes, y a pesar de ser muy conocidas y representativas de la E Street Band probablemente en su momento más relevante, queremos que las observeis fijamente.

Probablemente estén tomadas en la misma azotea de Nueva York, pero nos preguntamos…¿tanto cambió la moda en esos dos años entre 1978 y 1980? ¿Fué tan relevante el cambio para la mayoría de los miembros de la E Street Band? Los más prestigiosos diseñadores y críticos de moda a nivel internacional consultados, no se han atrevido a opinar ante la originalidad de ambas imágenes y el temor a la reacción de los incondicionales de la banda, pero necesitamos un análisis urgente por vuestra parte, conocedores como sois de nuestra querida E Street Band.
¿Qué diferencias veis entre las dos imágenes? ¿Cuál os gusta más de las dos? ¿Creeis que hay mensajes ocultos?
En breve llevaremos a cabo un estudio similar dedicado completamente a nuestro querido Clarence Clemons.

Springsteen de nuevo con Joe Grushencky

Sprinsgteen no faltará este año tampoco  a la que empieza a ser ya una cita anual de todos los noviembres. Tomad nota de la fecha. Bruce va a actuar con Joe Grushencky and The Hoyse Rockers el 3 y 4 de noviembre en Pittsburgh en el Soldiers and Sailors Memorial Hall.

El año pasado como recordareis,  Springsteen estuvo tocando durante dos horas y presentó  “Save My Love”.

A votar por la E Street Band‏

Hace poco os mostrábamos el discurso de Bruce Springsteen en el New Jersey Hall of Fame. Ahora le toca al resto de la banda, queremos que sean elegidos y nos toca colaborar con nuestro voto. Para ellos tenéis que pinchar en esta web.E-Street-Band

La E Street Band se encuentra en la sección “arts&entertainment” junto a algunos otros grandes nombres como Dizzie Gilestreet2lespie o Sarah Vaughan. Tendréis que votar también a otras “celebridades” de Nueva Jersey, y de eso… no nos hacemos responsables.

Gypsy Biker

Para algunos la obra maestra del disco de 2007 Magic, y sin duda una de esas canciones en las que Springsteen se moja y habla de la gente de su pais, y lo que ese pais acaba haciendo por ellos. Gypsy Biker comienza con una armónica y una guitarra con aires de nostalgia y de carretera, y 1es que ésta es la historia de un tipo al que le gustaban las motos, y un tipo al que se recuerda. Las malas noticias llegan, probablemente de Afganistan o Irak, los especuladores hicieron fortuna gracias a la sangre que derramó.

Vuelve a casa nuestro motorista, y vamos a abrillantar su moto y la vamos a sacar del garaje para recibirle. El problema es que no va a poder montarla, porque se lo van a devolver a su madre en un ataúd.

Ese es el “motorista gitano” que vuelve a casa. Y hay quien sigue besando la bandera y diciendo frases que casi no les entran en la boca, todo por su país, pero la realidad es que en el pueblo eso significa en realidad 2un montón de tumbas de gente joven, y se produce la división entre los que apoyan la guerra y los que quieren que vuelvan a casa ya, aunque eso a los que ya no están les importa en realidad bien poco. El resultado es gente perdida, madres sin hijos, y evasión a golpe de alcohol y drogas.

La Hermana María lleva tus colores
El Hermano John está borracho y chiflado
A este pueblo le han apretado
En qué lado estás
Los triunfadores marchan por la colina
En un campo para idiotas
Gritando victoria para los buenos
Pero aquí no hay mucho más que tumbas
Nadie habla, solo esperamos una llamada
Nuestro motorista gitano vuelve a casa

En Gypsy Biker encontramos un paralelismo muy interesante con una canción publicada como cara B de Born In The USA en 1984 llamada Shut Out The Lights, en la que un soldado llamado Bobby vuelve a casa tras pasar un tiempo luchando en Vietnam:
“Bobby sacó tu Ford del garaje y abrillantó el cromo
Esta vez la historia es distinta, y más cruel si cabe porque no es Bobby o quien sea el que abrillanta la moto tras regresar de la guerra, es su gente:
Sacamos tu moto del garaje y abrillantamos el cromo, nuestro motorista gitano vuelve a casa”

Cuando se habló de que Magic era un disco crítico con la política de George W. Bush y su gente, puede que muchos vieran esta canción como prueba de ello. Springsteen definitivamente saca la guerra fuera de los periódicos, fuera de la política, fuera de la estrategia, y hace la que ha sido su misión durante muchos años, habla de la realidad de su gente, y cuenta lo que esa guerra significa para muchos que viven en su pais, y los padres y madres, hermanos, amigos… que acaban perdiendo a sus seres queridos, y además debe aguantar la humillación que supone denunciarlo.3
Es una canción brillante, como en nuestra opinión el disco completo. Ahora escuchadla de nuevo.
Y un último apunte: la fabulosa película “En Tierra Hostil” (The Hurt Locker”) trata sobre algunos de estos soldados. No dejeis de verla.

Una rareza de hace 40 años, Don’t You Wanna Be An Outlaw‏

Os suenan estos nombres? Steve Van Zandt, Bruce Springsteen, Gary Tallent y David Sancious. Se llamaba The Bruce Springsteen Band y se formó en julio de 1971. Algunos otros miembros se solían unir para los conciertos, con sección de viento y coros. Una banda que sonaba realmente bien.
Hoy os traemos una de sus canciones conocida como Ballad Of Jesse James o bien Don’t you wanna be an outlaw. La grabación se realizó en marzo de 1972 en un taller de tablas de surf de Highlands, Nueva Jersey. Suena muy distinto comparado con el disco Greetings From Asbury Park, que Bruce grabaría unos pocos meses después.
12
1

Ben Stiller vuelve a ser Bruce Springsteen‏

Esta vez Ben Stiller nos presenta la caja Bruce Springsteen “Just the Stories“, cinco discos con historias de esas que cuenta Bruce entre canción y canción. Y para los primeros que la compren un cd de regalo de Little Steven intentando contar una historia.
Genial ! Un ejemplo de las historias que incluye:

“Un verano mis amigos y yo trabajamos en un cine al aire libre que no tenía altavoces, y nos pagaban 20 centavos la hora por apoyarnos en las ventanas de los coches de la gente y contarles que pasaba en la películ. Fue un buen verano, pero no tan bueno como el rock and roll”

Por cierto, si la caja existiera...también la compraríamos .