Meeting Across The River

Es de noche, y en los calles se cierran tratos con poca pinta de limpios. Tratos de los que algunos salen bien parados, y otros tantos no tienen suerte y allí acaban, debajo de un puente o en un callejón. Macarras de poca monta con ganas de dinero rápido y poca idea de donde se meten. Y cruzan al otro lado del rio…

Oye, Eddie, este tipo va en serio,
Por eso, si quieres venir,
Tienes que prometer que no abrirás la boca
Porque este tipo no anda con rodeos
Y los rumores dicen que ésta es nuestra última oportunidad

Meeting Across The River (Encuentro al otro del rio) es la canción que siempre ha quedado eclipsada por Jungleland en la cara B del fundamental Born To Run. Escrita probablemente hacia mayo de 1975 comenzó llamándose The Heist, y en la grabación participaron a la trompeta Randy Brecker y al bajo Richard Davis, así como el inconfundible piano de Roy Bittan. Crearon esa atmósfera oscura, llena de niebla sobre la que Bruce, a modo de protagonista de la historia, pide a su amigo Eddie que le acompañe a ese otro lado a encontrarse con un hombre que va a hacer que sus problemas terminen. Las cosas no van bien y, por si fuera poco, su novia, Cherry, le amenaza con largarse por empeñar su radio. Todo se puede torcer, pero espera que al final esos “dos de los grandes” acaben en sus bolsillos, y cuando vuelvan, echará todo el dinero encima de la cama para demostrar a Cherry que esta vez iba en serio. Y luego se marchará a pasear…

Durante la década de los años 70, Meeting Across The River solo fue tocada en directo en poco más que una docena de ocasiones. Escuchar y poder ver la versión del maravilloso concierto del 19 de Septiembre de 1978 en Passaic no tiene precio, con Bruce dedicandosela a “Eddie y a los tipos del Bronx”.
En esta linea, os recomendamos que no dejeis de ver (o volver a ver) la película Mean Streets (Malas Calles) de Martin Scorsese, un título imprescindible.

(agradecer a quien colgó el video traducido de Meeting Across The River…va por ti este post)

10 thoughts on “Meeting Across The River

  1. Pingback: Inigo Alonso

  2. Jorge

    Yo no la “descubrí” hasta que la escuché en directo en 2009, francamente. Es lo que tiene ser la más fea de ocho hermanas. Pero es un temazo.

    Responder
  3. Pingback: africa baeta

  4. Pingback: Cheyenne10

  5. Jabi

    Temazo sobre macarras interpretado por otro macarra, jaja!! Mira que esta cancion no me ha llamado nunca la atención, pero, con vuestras explicaciones y oyéndola ahora, cambia mucho. Es como cuando alquien te explica un cuadro y descubres maravillas que no habías visto. Iñigo, Africa, no me cansaré de agradeceros este blog!!!!

    Responder
  6. Mendillorritarra català

    Auténtica poesía: a la altura de Jungleland, Incident, Racing in the street, Backstreets…
    Quizá la última escrita así sea Outlaw Pete? qué creéis?

    Responder
  7. Lely

    Conozco muy bien ese mundo de los tratos de todo menos limpios. Es un mundo paralelo, pero real, puede que en tu misma ciudad cerca de tu casa se estén haciendo ahora mismo uno de ellos. Para hacer una canción sobre esto, se requiere cierto conocimiento de cosas que no se enseñan en los libros, ni en la universidad, solo en la calle. No es un tema agradable, pero si Bruce caminó por el filo de la navaja o cerca, y no se cortó, nos debe de servir de ejemplo a los demás, cuando ya se llega a determinados límites es mejor largarse cuanto más lejos mejor. Es una realidad dura la que refleja la canción, pero que existe. Tan dura y real como la vida misma muchas veces.
    Qué buena voz ha tenido siempre este tío, rota, como las vidas de tantos personajes de los que hablan sus canciones, como a veces nos sentimos los demás, rotos. Sin embargo las canciones de Bruce no son pesimistas, hablan de fe, de esperanza, de lucha… eso cala en nuestro subsconciente cada vez que las escuchamos y nos ayuda a luchar, a ser mejores, a sobreponernos de los tropiezos. Por contra esa música que escucha mucha gente por ahí cuyo mensaje se reduce a “todo es una mierda, la vida es una mierda” no ayuda nada en el crecimiento de la persona, si no que hunde en la miseria, la desesperación, depresión etc.
    Por eso Bruce es un consuelo para el alma, de la cual se pueden ver destellos, pinceladas de la Divinidad. Así lo entiendo yo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *