El primer ministro australiano pide que se escuche al “profeta”: Bruce Springsteen

El primer ministro interino de Australia Wayne Swan alude a las palabras de Bruce Springsteen para atacar a las multimillonarias mineras. Este economista ve a Springsteen como una especie de profeta adivino que ya había predicho hace tiempo que la economía estadounidense entraría en declive.

Recientemente en una conferencia en Melbourne ha hablado de la  sabiduría de Springsteen y de la necesidad que tiene Australia de prestar atención a las advertencias del músico.

No dejes que lo que ha sucedido a la economía estadounidense pueda suceder aquí”. No dejes a Australia convertirse en una versión de Nueva Jersey, donde la gente y las comunidades cuyas habilidades ya no son demandadas son arrojados a la basura de la vida.”

Wayne Swan empleó en su discurso las letras y los títulos de las canciones de Springsteen, para pedir que se escuchen las palabras de Bruce y arremeter de hecho contra los intereses de los ricos, especialmente de los tres magnates de la minería australiana.

‘No podemos simplemente en silencio aceptar una situación en la que un puñado de personas pueden bloquear la reforma económica, que tiene como objetivo difundir las oportunidades hacia los demás’‘.

7 thoughts on “El primer ministro australiano pide que se escuche al “profeta”: Bruce Springsteen

  1. Pingback: africa baeta

  2. Pingback: Ruben Gonzalez

  3. Pingback: grapesland

  4. Leli

    Tiene toda la razón el señor este, como también la tenía Bruce en su día. Pero no creo que Bruce sea profeta de nada ni que el propio Bruce lo crea tampoco, el lo veía simplemente y hablaba de lo que veía en ese momento, no de lo que iba a suceder después. Cuando ves lo que sucede es más fácil deducir lo que después sucederá, te lo ves venir. Lo malo es cuando no sabes interpretar lo que está sucediendo delante de tus narices y eso le pasa (nos pasa) a muchos en la vida en determinados momentos. Otros nunca ven nada.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *