Tras el rastro

Dos cazadores furtivos sorprendidos cazando desde el coche en Ablitas

Tierras de Ablitas. Imagen de archivo: Imanol Sangüesa

Tierras de Ablitas. Imagen de archivo: Imanol Sangüesa

La Policía Foral ha denunciado a dos cazadores furtivos que fueron sorprendidos cazando desde el coche, sin permiso, en época de veda y en una reserva de caza en Ablitas (Navarra).

Los dos han sido denunciados por infracciones a la Ley Foral 17/2005 de caza y pesca de Navarra, por la que también se les han incautado las armas que portaban, según informa la Policía Foral.

Los hechos ocurrieron en un paraje del acotado de caza de Ablitas, cuando la patrulla observó un todo terreno que circulaba muy despacio, deteniéndose e iniciando la marcha en varias ocasiones.

Esa actitud por parte del conductor hizo sospechar a los agentes que dieron el alto e identificaron a las tres personas que iban en él. Se trataba de un vecino de Ablitas, J.I.S.C. de 35 años, otro de Ribaforada, J.G.M. de 38 y el hijo de éste, menor de edad.

La patrulla inspeccionó el vehículo y localizó un rifle semiautomático de caza mayor que llevaba instalada una mira telescópica, un cargador con cuatro cartuchos y otro con cuatro balas. Finalmente, en el maletero, dentro de una funda, encontraron una escopeta monotiro descargada.

En una reserva

Los agentes comprobaron que los dos hombres se encontraban cazando en época de veda, en una zona señalizada como reserva de caza y haciendo uso de un vehículo como medio de transporte y ocultación.

Además carecían de autorización del titular del acotado de Ablitas y llevaban un arma semiautomática, con más de dos cartuchos en el cargador, lo que está prohibido para el ejercicio de la caza.

También concluyeron que J.I.S.C llevaba el rifle cargado con cinco balas con intención de abatir alguna pieza de caza mayor mientras recorrían las diferentes zonas del acotado en el vehículo conducido por J.G.M., quien, además es reincidente en materia de caza, ya que había sido denunciado en anteriores ocasiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *