Tras el rastro

Varios cotos de Euskadi participan en el proyecto ‘Rufa’ para recuperar la perdiz roja

Carlos Sánchez García-Abad, coordinador de investigación de la Fundación Artemisan. Foto: EFE

Carlos Sánchez García-Abad, coordinador de investigación de la Fundación Artemisan. Foto: EFE

El proyecto de investigación ‘Rufa’, que pretende establecer las bases para la recuperación de las poblaciones de perdiz roja en el Estado, ha concitado hasta el momento la participación de 35 cotos de caza, entre ellos varios situados en Euskadi.

La Fundación Artemisan, que lidera este proyecto, considera fundamental la participación de un gran número de cotos de caza en el desarrollo de este proyecto, que tiene como objetivo final frenar el declive poblacional que ha registrado en los últimos años esta especie cinegética.

Carlos Sánchez García-Abad, coordinador de investigación de la Fundación Artemisan, ha comentado que estos 35 cotos de caza ponen a disposición del proyecto 50.000 hectáreas de terreno donde se podrán desarrollar los diferentes trabajos de investigación.

Los cotos, ha indicado, se reparten principalmente por las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha, Extremadura, Castilla y León, Andalucía, Murcia, Aragón y Euskadi.

33% en los últimos 20 años; 70% desde la década de los 70

Sánchez ha comentado que durante los últimos 20 años se estima que las poblaciones de perdiz roja silvestre en España han disminuido un 33% y desde los años 70 es posible que se hayan perdido al menos un 70% de las poblaciones silvestres.

El objetivo del proyecto no es sólo conseguir que la perdiz roja vuelva a tener poblaciones importantes donde ya las ha perdido, sino que estas otras aves ligadas a los entornos agrícolas puedan volver a encontrar cobijo en lugares en los que siempre estuvieron.

‘Cotos demostrativos’

Sánchez ha comentado que en la actualidad la Fundación ya diseña varias líneas de trabajo, unas en el conjunto de los cotos que forman parte del proyecto, y otras en ‘cotos demostrativos’ que servirán de ejemplo de gestión en el futuro.

En ellos se diseñarán medidas de gestión agraria y cinegética cuya eficacia es ya conocida, compatibilizando la rentabilidad agraria y la conservación de la biodiversidad.

Grupos de trabajo: ‘grupos perdiceros’

A partir de ahí “comenzarán a establecerse lo que llamaremos ‘grupos perdiceros’, grupos de trabajo entre aquellas personas y entidades que están interesadas en conservar la perdiz roja y otras especies, para así expandir dichas medidas”, ha explicado.

El objetivo final es implicar no sólo a gestores y sociedades locales de cazadores, sino también a las administraciones públicas competentes en la actividad cinegética en cada región y a aquellos que están interesados en la conservación de otras especies de aves.

El proyecto ‘Rufa’ prevé alcanzar una financiación de 250.000 euros, tendrá una duración de, al menos, cuatro años y cuenta con la colaboración de pequeñas empresas, particulares y otras entidades y asociaciones comprometidas con la conservación de la perdiz roja y otras especies en regresión.

Un pensamiento sobre “Varios cotos de Euskadi participan en el proyecto ‘Rufa’ para recuperar la perdiz roja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *