Tras el rastro

La transformación de la agricultura y el paisaje rural, la principal causa del declive de la tórtola

Una paloma en Lekeitio (Bizkaia). Foto: Aitor Goitiz Maruri

Una paloma en Lekeitio (Bizkaia). Foto: Aitor Goitiz Maruri

Según ha explicado el responsable del programa de conservación de especies amenazadas de la Sociedad Portuguesa para el Estudio de las Aves (SEPA), Nicolás López, la transformación de la agricultura y del paisaje rural es “probablemente la principal causa en Europa del declive de la tórtola europea, pero la presión de la caza durante el paso migratorio está agravando el problema y esta última es una causa de mortalidad fácil de atajar”.

La tórtola europea ha perdido el 75% de su población en los últimos 15 años, según datos de la SEPA, que confirma que el declive de la especie se extiende a toda la Península Ibérica.

Tras la publicación de los datos, SEO/BirdLife ha denunciado la delicada situación que vive la especie por lo que solicita el cese de su caza para favorecer su recuperación.

El socio portugués de la ONG española advierte de la “grave situación” que atraviesa la tórtola europea, ya que de acuerdo con su programa de seguimiento de aves comunes de Portugal, desde 2004, hay siete especies de aves nidificantes comunes con una situación preocupante, con un fuerte énfasis en la tórtola, que ha descendido en un 75%.

SEO/Birdlife exige también la aplicación del Plan de Acción Europeo para la Conservación de la tórtola aprobado en 2018, que incluye medidas para preservar y restaurar el hábitat favorable para la tórtola y, además, acciones de urgencia como establecer una moratoria temporal en la caza de la especie.

Además, la ONG asegura que de acuerdo con la Directiva europea de Aves y con la ley española del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, no se debería autorizar el aprovechamiento cinegético de esta especie hasta que sus poblaciones no se recuperen.

Esta especie migratoria realiza un viaje de más de 4.000 kilómetros, desde el África subsahariana, donde pasa el invierno, hasta sus zonas de cría en Europa.

El director ejecutivo de SEPA, Domingos Leitão, alerta de que una especie que ha disminuido un 75% en menos de 15 años “no tiene ninguna posibilidad de recuperarse si es cazada” e insta a que independientemente de otras medidas se deje de cazar tórtolas “antes de que sea demasiado tarde”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *