Tras el rastro

A vueltas con el “único” ejemplar de lobo en Álava

Un lobo. Foto de archivo: Pixabay.com

Un lobo. Foto de archivo: Pixabay.com

Ganaderos de las sierras alavesas de Bajerro y Gibijo han acusado a la Diputación de “darles la espalda” por suspender de manera temporal las batidas para cazar al “único” ejemplar de lobo del territorio y han anunciado la presentación de un informe jurídico para solicitar que se revoque esta decisión.

Ganaderos de estas zonas se concentraron el sábado, 29 de febrero, frente a la institución foral, donde han ofrecido una comparecencia de prensa para exponer sus demandas, después de que la Diputación optase por dejar en suspenso estas batidas, una vez que el Gobierno Vasco anunciase que incluiría a esta especie en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas.

La institución foral había autorizado la caza de este ejemplar ante el incremento de los ataques y muertes sufridos por el ganado en 2019 en las sierras de Arkamo, Gibijo y Urkabustaiz, con 153 animales muertos, 78 heridos y 67 desaparecidos entre el ganado ovino, caprino, vacuno y equino.

Los ganaderos de Bajerro y Gibijo ha considerado que la presencia del lobo se trata con “sensacionalismo” y dando una “imagen distorsionada de la realidad” en la que “se olvida la insustituible función ambiental de la ganadería extensiva en Álava”.

En un comunicado, han asegurado que los informes técnicos corroboran que los lobos que llegan a las sierras más occidentales de Álava proceden de Castilla y León, donde han asegurado que su censo creció un 20 % entre 2001 y 2014.

Han denunciado la “imposición pura y dura” para incluir al lobo en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas que, a su juicio, “más parece responder a intereses electorales de un partido con presencia testimonial en el ámbito rural (PSE) que al estado actual de conservación de la especie”.

También han criticado a la Diputación alavesa por “lo cambiante e injustificado de su actuación”, que han considerado un “acto de cobardía sin justificación técnica ni legal alguna”, y han acusado a la institución de “haberles dado la espalda”.

“El diputado general en un auténtico beso de Judas, mientras loa la función y el trabajo de los ganaderos les da la espalda y los abandona a su suerte”, han insistido.

Ante esta situación “de emergencia”, han anunciado que la próxima semana presentarán un informe jurídico ante la Diputación, en el que solicitarán la revocación de la suspensión de la autorización de medidas de control y la reunión de urgencia del Comité Técnico de Seguimiento del Plan de Gestión del Lobo en Álava.

“Señor Ramiro González no se puede soplar y sorber a la vez”, han concluido dirigiéndose al diputado general del territorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *