Tras el rastro

Shock térmico y deshidratación en el transportín

Perro deshidratado en Oronoz (Navarra). Foto: Policía Foral

Perro deshidratado en Oronoz (Navarra). Foto: Policía Foral

Agentes de la Policía Foral de Navarra rescataron el pasado domingo a un perro de caza que se encontraba en shock térmico y deshidratado en el remolque de un turismo en Oronoz.

Fue la llamada de un ciudadano la que alertó de un vehículo con un transportín al sol en el que había un perro encerrado.

La patrulla movilizada desde la comisaría de Elizondo comprobó que el animal permanecía en una jaula remolque con escasa ventilación y expuesta a una temperatura de 30 grados, por lo que decidieron abrirla al ver que el animal no respondía.

Se trataba de un perro de caza con signos de deshidratación y shock térmico, por lo que los agentes refrescaron al animal, mojándolo e intentando que bebiese agua, consiguiendo así que comenzara a reponerse.

Cuando el propietario acudió al lugar dijo que había salido a cazar dejando el vehículo con el perro a la sombra, por lo que será denunciado por una posible falta grave al actuar sin diligencia y dejar al animal en condiciones que ponían en riesgo su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *