Mundo Micro: Un vistazo al apasionante mundo de los microorganismos

Casi desde el comienzo del programa La mecánica del caracol hemos contado con el catedrático de microbiología de la UPV-EHU Guillermo Quindós para hablarnos del fascinante mundo en el que se mueven virus, bacterias, protozoos y hongos. Algunas de las historias que nos ha contado en estos últimos años pueden no ser aptas para personas escrupulosas (como el programa que hicimos sobre la presencia de microbichos en teléfonos móviles, lavabos, picaportes…) pero son, sin duda, muy apropiadas para entender cómo funciona nuestro organismo, las relaciones entre seres vivos y el ritmo de la naturaleza. Esta temporada Guillermo se animó a preparar una serie de historias breves sobre los temas más diversos: salud, biotecnología, incluso historia. Esta sección se llama Mundo Micro y aquí presentamos sus primeros frutos:

El extraño caso del señor que se emborrachó sin beber alcohol:  Un ciudadano estadounidense llega a un hospital en estado de embriaguez jurando no haber probado el alcohol. Tras 24 horas en observación vieron que el nivel de alcohol en sangre con el que había entrado, 0,32 gr./l. había bajado hasta 0,12 gr/l. Seguía presentando alcohol en su organismo sin haber probado ni gota. El culpable podría ser, al parecer, un hongo, una levadura concretamente llamada Saccharomyces cerevisiae, que habría crecido de forma excesiva en su estómago.

– La conspiración de los necios: la historia del doctor Ignaz Semmelweis. A mediados del siglo XIX un médico que trabajaba en el Hospital General de Viena entendió por qué la mortalidad de las parturientas de una de las dos salas de maternidad era mucho mayor que en la otra. Ignaz Semmelweis comprobó que las mujeres morían tras ser atendidas por médicos o estudiantes que habían realizado autopsias y que, sin lavarse las manos, atendían posteriormente los partos. La recomendación de lavarse las manos fue un gran avance, aunque como explica Guillermo Quindós, al doctor Semmelweis le costó la vida. Los médicos fueron muy reticentes ante esta petición y su defensor acabó ingresado en un hospital psiquiátrico. Murió debido a la infección que sufrió como consecuencia de una paliza.

– El microbioma: El 90 por ciento de nuestras células provienen de microorganismos…somos un auténtico ecosistema para los microbios que nos habitan. En esta píldora Guillermo explica las expectativas que se ponen en las investigaciones sobre el microbioma, compuesto por entre 300 y 1.000 especies de microbios diferentes.

– Terapia antimicrobiana con oro y plata. El nitrato de plata se utiliza para prevenir que los niños adquieran infecciones durante el parto pero en la actualidad se investiga el uso de nanopartículas de estos metales para que sirvan como vacunas o como antimicrobianos. El oro y la plata pueden interferir con la estructura del microorganismo, incluso con su metabolismo. Lo curioso es que, además dle tamaño, la forma también importa, y estas nanopartículas son más efectivas cuando tienen forma cúbica.

– La prodigiosina: Serratia o el bacilo prodigioso. Alejandro Magno conquistó Tiro gracias a la ayuda extraordinaria de un bacilo que provocó manchas rojas en el pan, lo que fue considerado como un augurio que les anunciaba la victoria. Esta bacteria crece en harinas y produce un pigmento rojo llamado prodigiosina. La presencia de estas manchas en hostias consagradas se han tomado como señales divinas.

– Candida Albicans: una levadura muy poco cándida. Esta levadura de nombre bondadoso aparece en lugares como boca o genitales y puede provocar una candidiasis oral o una vaginitis. En personas con el sistema inmunitario debilitado pueden provocar serios problemas a nivel de riñón, hígado o cerebro.

Estas charlas microbianas pueden escucharse en este podcast especial de Mundo Micro. Ya está en marcha la segunda tanda de programas, así que seguiremos informando sobre este universo oculto a nuestra vista.

2 thoughts on “Mundo Micro: Un vistazo al apasionante mundo de los microorganismos

  1. Pingback: Dinero microbiano para ronda de queso y cerveza "humanizadas" | Ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *