#Microretrato nº 3: Una larva de mosca negra

Este diminuto habitante del mundo acuático de agua dulce retratado por Rubén Duro ha resultado ser un simúlido, una larva de mosca negra. Los simúlidos son una familia de dípetros, en la que se registran 1700 especies, y que sueñen tener un tamaño de entre 2 y 5 mm.

Las Pistas:

1.- Suele vivir en zonas de corriente.
2.- En la vida adulta abandona el medio acuático.
3.- A ambos lados de la cabeza tiene unos apéndices en forma de abanico. Se trata de las maxilas modificadas
4.- En el extremo posterior del cuerpo tiene unos “ganchos” que le permiten anclarse a las piedras y ramas sumergidas para evitar que la corriente la arrastre.
5.- Los adultos pueden plantear problemas a las poblaciones ribereñas.

La mosca negra

Las larvas de este insecto han desarrollado una estrategia para sobrevivir en zonas de corriente de agua. Consiguen agarrarse a rocas y ramas con unos ganchos muy duros y se alimentan desplegando los dos vistosos abanicos que se ven en la imagen. La larva mantiene abiertas estas maxilas frente a la corriente como si fueran redes de pesca y cuando contienen ya alimento suficiente, las pliegan y se las llevan a la boca.  En su epata adulta la mosca negra se alimenta de sangre y resulta una plaga muy molesta, tal y como apuntaba la última de las pistas. Rubén Duro, autor de la fotografía,  nos explica que estas larvas tienen muy mal genio, y si consideran que otra larva se mete en su terreno emprende auténticas luchas para mantener su posición, a golpe de maxila.

Reto superado:

El ganador de un ejemplar del libro Nacer en una gota de agua, de Rubén Duro, es Unai Aretxederreta.

5 thoughts on “#Microretrato nº 3: Una larva de mosca negra

  1. Josean Rodriguez

    Ya sin ánimo de conseguir otro libro de Ruben Duro. Pero si con ánimo de seguir disfrutando de estos retos.

    Es una larva de la Mosca Negra. Las más comunes y agresivas en Cataluña son Simulium intermedium y Simulium ornatum. El desarrollo de las larvas se da al agua, en cursos rápidos (aguas bien oxigenadas) y relativamente limpias (con suficiente materia orgánica), o en la vegetación de la orilla o sustratos sumergidos. Gracias a sus antenas transformadas en filamentos en forma de abanico consigue la filtración de su alimento.

    Responder
  2. Pingback: Concurso Micro Retratos nº3 | Tiny Worlds Micro

  3. Pingback: Concurso Micro retratos nº4 | Tiny Worlds Micro

Responder a Sergio Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *