Donde radica el amor

Me he encontrado esta imagen en  Bioephemera:

No tiene ni pies ni cabeza, pero es lo que pensaban algunos hace ochenta años.

Etiquetado en:,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *