¿Son las mujeres más pacíficas y compasivas que los hombres?

Estando como estoy a miles de kilómetros de casa, y al no disponer de mucho tiempo ni de demasiadas fuentes, esta entrada consistirá en una traducción de dos párrafos del libro “Sexual selections” (UCP, 2002) de la etóloga feminista norteamericana Marlene Zuk. Me gusta lo que escribe Zuk aunque no siempre coincido con su criterio, y de hecho, ya la he traído aquí en alguna otra ocasión. El texto que he escogido dice lo siguiente:

Junto con muchos otros científicos, soy muy reacia a aceptar que las hembras, en general, poseen algún tipo de naturaleza cuidadora que las hace menos agresivas y las capacita para empatizar mejor con otros organismos. Presumiblemente, si esa compasión es parte de nuestra naturaleza, nosotras la compartimos con otros animales; al fin y al cabo, de dónde si no podría haber venido? Así pues, echemos primero un vistazo a otras especies y veamos si esa suposición tiene algún fundamento.

En el próximo capítulo examino el instinto maternal y la idea de la madre educadora y encuentro que están lejos de tener condición universal en el mundo animal. ¿Y qué hay de otros atributos femeninos, y particularmente el relativo al comportamiento agresivo? Mucha gente cree que si las mujeres dirigieran el mundo las guerras terminarían, el control de armas sería innecesario, y todos cooperaríamos para alcanzar objetivos comunes por el bien de la sociedad. Esto puede ser cierto o no, pero lo que indudablemente no es cierto es que cualesquiera inclinaciones pacifistas que pudieran tener las mujeres procedan de nuestra naturaleza, que compartimos con otros animales hembras.”

Como he señalado al comienzo, son palabras de Marlene Zuk, yo me limito a traerlas aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *