¿Tiene la inteligencia color político?

Siempre he pensado que la orientación ideológica de las personas no tiene nada que ver con su inteligencia. Aunque quizás esté equivocado, o a lo mejor no. Según un estudio realizado en Brasil, el cociente intelectual varía en función de la tendencia política de las personas, y más aún entre quienes están interesados en la política y quienes no lo están. Además, parece ser que el estudio al que me refiero no es el primero en el que se han obtenido conclusiones similares.

El estudio está realizado con una muestra de 568 personas (50% hombres y 50% mujeres) de un rango de edades comprendidas entre los 15 y los 53 años. Esos individuos realizaron los tests de inteligencia de las matrices progresivas de Raven para medir su inteligencia (IQ), declararon su nivel de estudios (primarios, secundarios, o universitarios) y valoraron su orientación política, según esta clasificación: sin preferencia (56%), izquierda (11%), centro-izquierda (9%), centro (14%), centro-derecha (5%), y derecha (5%). También declararon su nivel de ingresos.

Ordenados de mayor a menor, los valores medios de IQ que corresponden a cada preferencia política son los siguientes (entre paréntesis la desviación estándar): centro-derecha, 105’29 (16,59); centro, 102’53 (15’52); centro-izquierda, 100’67 (14’35); izquierda, 97’57 (15’98); derecha, 95’20 (13’59); sin preferencia, 93’85 (15’98). El análisis de la varianza indica que el “factor orientación política” ejerce efectos significativos sobre la “variable IQ”, pero la única diferencia entre grupos significativa (según un test posthoc), es la de los que no tienen preferencia con respecto a los de centro, centro-derecha y centro-izquierda. Por otro lado, la gente con mayor nivel educativo (universitario) tiende a tener una orientación política más izquierdista (izquierda y centro-izquierda), las mujeres tienden a ser algo más conservadoras, y los mayores parecen ser algo más izquierdistas, aunque la edad no parece tener un efecto relevante. Por otra parte, los ingresos se ordenan del siguiente modo: 631$, centro-derecha; 588$, centro-izquierda; 566$, izquierda; 543$, centro; 540$, sin preferencias; y 515$, derecha.

Un análisis en el que se agrupan las categorías anteriores en función de sus tendencias más o menos extremistas y tras corregir los datos para descontar los efectos del sexo, educación, edad e ingresos, arroja los siguientes valores de IQ para cada tendencia (entre paréntesis, la desviación estándar): centro, 102’83 (14’91); centro-derecha y centro-izquierda, 100’69 (16’80); derecha e izquierda, 97’19 (15’88). Las diferencias entre estos últimos (derecha e izquierda) y los demás resultaron estadísticamente significativas (según el test posthoc); no así las observadas entre centro y la agrupación de centro-derecha y centro-izquierda.

De acuerdo con esos resultados, y con carácter general, la inteligencia parece estar relacionada de forma positiva con el interés por la política. Es posible que en la base de esa asociación se halle el hecho de que los asuntos de la política tienen cierta complejidad, y su comprensión requiere de una cierta capacidad cognitiva. De acuerdo con los autores del trabajo, la teoría de la inteligencia asume que la capacidad cognitiva puede influir en las actitudes políticas. Inteligencia implica capacidad para comprender, para aprender de la experiencia, para organizar la información, extraer conclusiones y anticipar consecuencias; por esa razón, un mayor nivel intelectual conlleva una mayor racionalidad, así como una mayor consideración de los aspectos éticos de las decisiones. Y por todo esto, la inteligencia ayuda a ser conscientes de que es recomendable prestar atención a la política, porque la política influye en las vidas individuales y en el destino de las sociedades.

Por otro lado, son los individuos de centro-derecha y de centro los que tienen valores medios de IQ más elevados. Y al parecer, estas mismas tendencias se han observado en el Reino Unido y en Alemania en otros trabajos. A ese respecto, y en opinión de los autores del trabajo, las posturas políticamente extremistas a menudo simplifican la realidad, lo que, en su plasmación práctica, tiene consecuencias negativas para los individuos y las sociedades, y por esa razón no suelen ser las preferidas por los ciudadanos.

Las tendencias observadas en este, así como en otros estudios en Alemania y el Reino Unido, en lo relativo a la asociación entre inteligencia y orientación ideológica, según los autores del trabajo, serían compatibles con la hipótesis de la mediación cultural. De acuerdo con esa hipótesis, los individuos inteligentes identifican mejor y promueven los valores que son normativos en una sociedad y en un momento dados. Por lo tanto, la orientación política, ya sea hacia la derecha ya hacia la izquierda, sería función de la posición del centro de gravedad normativo de una cultura. Así, las actitudes más derechistas serían más comunes entre aquellas personas con mayor IQ en países en los que la cultura de valores en la sociedad tienda más hacia los que caracterizan al centro-derecha y centro[1]. Y lo contrario ocurriría en los países en los que la cultura de valores tienen una orientación más izquierdista[2].

Como he señalado al principio, nunca he creído que la orientación ideológica tenga nada que ver con la inteligencia; conozco a demasiada gente inteligente de izquierda y de derecha como para pensar que son las colas de la distribución; dudo mucho que sean las rarezas o excepciones. Y tras leer el trabajo glosado aquí, sigo pensando lo mismo. De hecho, las diferencias entre los valores medios de IQ de unos grupos ideológicos y otros son muy pequeñas por comparación con las desviaciones estándar para cada condición, y por ello, estimo altamente especulativos los razonamientos desarrollados por los autores. Además, es de sobra conocido que la educación ejerce una clara influencia sobre la inteligencia, por lo que resulta extraño que los efectos de la educación y de la inteligencia resulten, en este trabajo, contrapuestos. He glosado el estudio aquí porque el tema me ha interesado, pero no otorgo demasiado valor a las conclusiones relativas a las diferencias de inteligencia entre personas de diferente tendencia política. Sí me parece, sin embargo, bien fundamentada la discusión de las diferencias entre las personas sin orientación ideológica, -que representan tanto como un 55% de la muestra-, y las que sí se interesan por la política. Y de hecho, concuerda con mis observaciones. Por lo demás, tengo la impresión de que hay cada vez más estudios “extraños” en relación con el IQ.

Fuente: Heiner Rindermann, Carmen Flores-Mendoza, Michael A. Woodley (2012): “Political orientations, intelligence and education” Intelligence 40: 217-225.


[1] Muy resumidamente se pueden apuntar el valor del mérito, la autonomía individual, una orientación a los logros y el orden.

[2] La igualdad, así como el derecho universal a la educación y la salud, como principios más importantes.

7 pensamientos sobre “¿Tiene la inteligencia color político?

  1. Pingback: JP – No es…

  2. Ricardo

    Bueno, los estudios hechos me parecen una verdadera chapuza, claro está que en un país casi totalmente desarrollado pero con mucha gente pobre como Brasil los que mejor educación tengan van a ser los de derecha, y en Alemania y RU lo mismo.

    En fin, no se puede sacar nada relevante con este tipo de estudios.

    1. Yomismo

      Claramente crees que es mejor porque coincide con lo que te interesa. Ahora bien el estudio, americano, no lo puedes extrapolar a cualquier parte, no es lo mismo la izquierda y la derecha real que la americana, allí hay conservadores(derecha) o liberales (izquierda). Los liberales son de centro en el eje izquierda derecha luego encajaría perfectamente con el estudio del que aquí se habla, las posiciones moderadas en dicho eje son defendidas de media por gente con mayor inteligencia y los extremos, izquierda y derecha por gente con menor inteligencia.

  3. Pingback: No es... | Juanjo Pina

Responder a Ricardo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *