La gran expansión

The great human expansion

Rutas hipotéticas que siguieron los seres humanos anatómicamente modernos en su gran expansión

Los seres humanos anatómicamente modernos salieron de África por primera vez hace entre 130 y 80 miles de años. Salieron durante un periodo interglaciar, cálido, y se asentaron en Oriente próximo, una zona ecológicamente similar al noreste de África, de donde procedían. Sin embargo, ese primer poblamiento no perduró, y los hombres y mujeres que ocuparon la región fueron sustituídos por neandertales durante el siguiente periodo glaciar.

Unas decenas de miles de años después, en el periodo comprendido hace entre 45 y 60 miles de años, seres humanos del mismo tipo no solo alcanzaron esa zona, sino que a partir de ahí iniciaron una expansión que les llevaría a ocupar todo el planeta. A esa migración se le denomina “gran expansión”.

En la época en que se produjo la salida de África, se estima que el tamaño efectivo de población era de entre 12.800 y 14.400 individuos. De ellos, se ha calculado que un número entre cinco y diez vez menor de personas, -entre 1.000 y 2.500 individuos-, salieron del continente de origen. A ese “estrangulamiento” del número de individuos que dio lugar, posteriormente, a la población humana que acabó ocupando casi todo el planeta se le denomina “cuello de botella”. El estrangulamiento es importante, pues a él se debe la importante reducción en la diversidad genética que presentan las poblaciones humanas conforme se encuentran más alejadas de África.

En efecto, cuanto más lejos se encuentran las poblaciones del continente africano, tienen aquéllas una menor diversidad genética. Se cree que ello es debido al modo en que fue colonizado el mundo por los pueblos cazadores recolectores que protagonizaron la migración. Se supone que los pequeños grupos de colonos se separaban de un grupo principal y se alejaban en busca de nuevos terrenos en los que cazar, pescar o recolectar otros alimentos. Cada vez que se producía uno de esos eventos de colonización, era un pequeño grupo de personas el que se desplazaba. Y ese grupo tenía, en su conjunto, menor diversidad genética que el grupo principal del que procedía. Por esa razón iba disminuyendo la diversidad genética de las nuevas poblaciones. Ese fenómeno recibe el nombre de “efecto fundador en serie”.

El efecto fundador en serie

El efecto fundador en serie

El efecto es tan marcado que hay una alta correlación (90% y estadísticamente significativa) entre la diversidad genética de las poblaciones humanas y la distancia geográfica (considerando distancias en tierra) del lugar de África del que se supone que partieron los seres humanos que iniciaron la gran migración. Las poblaciones africanas actuales mantienen una gran diversidad genética, pero incluso dentro de ese conjunto de grupos humanos, también se aprecia una disminución de la diversidad conforme las poblaciones se alejan geográficamente del sudoeste de África. También ese fenómeno es atribuido a un efecto fundador en serie, aunque en este caso, limitado al interior del continente africano. La divergencia inicial de las poblaciones africanas, que es la que separó a los ancestros de los actuales Khoi San y a otras poblaciones del sudoeste, tiene una antigüedad que duplica a la del momento de salida de África.

No sólo la diversidad genética humana disminuyó al irse alejando las poblaciones de colonos de su remoto lugar de origen. También lo hizo la diversidad genética de Plasmodium falciparum, el protozoo que causa la malaria. Las simulaciones realizadas a partir de los datos genéticos del parásito arrojan unas estimaciones para la salida de África de hace entre 40 y 80 miles de años. Y algo similar ocurre con la bacteria que provoca la úlcera de estómago, Helicobacter pylori, cuya diversidad genética también disminuye al alejarse del continente africano, y cuya salida de aquél se estima que ocurrió hace 58.000 años.

Distribución presente y pasada de la malaria

Distribución presente y pasada de la malaria

Como podía suponerse, existe una correspondencia bastante ajustada entre la distribución geográfica de las familias lingüísticas y la de las agrupaciones genéticas de las poblaciones indígenas, y eso a pesar de que no son infrecuentes las adopciones, por parte de unos pueblos, de lenguas que corresponden a otros de diferente composición genética y familia lingüística original. Además, también las lenguas se han visto afectadas por el efecto fundador en serie, solo que en este caso, se manifiesta en la disminución de la diversidad fonémica conforme se produce el alejamiento de África. Es más, también la diversidad fonémica es mayor en el sur de África que en el resto del continente. Y aunque las correlaciones en estos casos son de inferior magnitud que las halladas para los polimorfismos de ADN, lo más probable es que las expansiones desde África de genes y lenguas formasen parte de un mismo proceso.

La expansión humana tuvo lugar a lo largo de 25.000 km y se prolongó durante unos 50.000 años. Esas cifras arrojan una velocidad de avance de 0,5 km/año, o unos 15 km por generación. Se trata de datos que corresponderían a lo que se conoce como una expansión démica, tal y como se ha venido considerando en los párrafos anteriores. Si se considera que la distancia media entre dos grupos humanos contiguos es de 140 km, aproximadamente, se habrían producido unos 180 eventos de colonizaciones sucesivas desde la salida de África hasta la llegada de seres humanos a la Tierra del Fuego. Si la velocidad de la expansión hubiera sido de 0,5 km/año, entonces habrían transcurrido unos 280 años entre cada evento de colonización, lo que hubiera ocurrido a lo largo de 10 generaciones. Si se deja al margen el aumento poblacional que permitió la expansión, las poblaciones humanas no aumentaron sus efectivos a lo largo de los miles de años que duró la expansión. Habría que esperar al advenimiento del Neolítico, con la agricultura y la ganadería para que se produjera un crecimiento realmente importante de la población de nuestra especie, crecimiento que no ha dejado de producirse desde entonces y cada vez a una tasa mayor.

Notas:

  1. Esta síntesis está basada en la referencia que se cita más abajo, pero no tiene en consideración la hipótesis formulada el pasado año en la revista Nature Genetics según la cual, todos los acontecimientos importantes de la historia del linaje humano ocurrieron antes de lo que se pensaba. Es más, aquel trabajo ni tan siquiera es citado por los autores de esta revisión.
  2. En otra anotación vimos una simulación del modo en que afectó el clima a la expansión humana por el planeta.

Fuente: Brenna M. Henn, L. L. Cavalli-Sforza y Marcus W. Feldman (2012): “The great human expansion” PNAS 109 (44): 17758-17764

15 pensamientos sobre “La gran expansión

  1. Pingback: Fecha de publicación de la Ilíada, desvelada por genetistas

  2. Pingback: Fecha de publicación de la Ilíada, desvelada por genetistas | www.cyanogenmod.info

  3. Pingback: Fecha de publicación de la Ilíada, desvelada por genetistas - Marketing digital : Marketing digital

  4. Pingback: Fecha de publicación de la Ilíada, desvelada por genetistas | El Tenanpa

  5. Pingback: faluu.com » Blog Archive » Fecha de publicación de la Ilíada, desvelada por genetistas

  6. Pingback: Fecha de publicación de la Ilíada, desvelada por genetistas | MiMonteria

  7. Pingback: Fecha de publicación de la Ilíada, desvelada por genetistas | 18minutos

  8. Pingback: Fecha de publicación de la Ilíada, desvelada por genetistas | TECNOLOGIA Y NOTICIAS

  9. Pingback: Fecha de publicación de la Ilíada, desvelada por genetistas | RSS Tecnología

  10. Pingback: Fecha de publicación de la Ilíada, desvelada por genetistas Noticias

  11. Pingback: Tecno NV » Fecha de publicación de la Ilíada, desvelada por genetistas

  12. Pingback: Fecha de publicación de la Ilíada, desvelada por genetistas | Reparacion Ordenadores Cantabria

  13. Pingback: Fecha de publicación de la Ilíada, desvelada por genetistas | SONSEMAR NOTICIAS

  14. Pingback: Fecha de publicación de la Ilíada, desvelada por genetistas - coladeflecha.com | coladeflecha.com

  15. Pingback: Fecha de publicación de la Ilíada, desvelada por genetistas | EmaCorp News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *