El gorila invisible golpea de nuevo

Supongo que la mayoría de los lectores conoce ese vídeo en el que hay que intentar contar el número de veces que los jugadores que visten de blanco se pasan la pelota uno a otro. 

Hay un video similar en el que, cuando concentramos la atención en el gorila, podemos no darnos cuenta de que las cortinas cambian de color, o de que uno de los participantes abandona la escena al entrar el gorila.

Pues bien, en un experimento reciente (T. Drew et al. Psychol. Sci.; 2013) a 24 radiólogos se les mostraron varias imágenes de torsos humanos y se les pidió que contabilizasen en ellas los nódulos pulmonares (pequeños círculos brillantes) que pudiesen identificar.

gorilla

 

 En la última incluyeron un gorila de un tamaño 48 veces mayor que el de los nódulos, pero un 83% de los expertos no lo vieron.

Es lo que ocurre cuando concentramos nuestra atención en algo de manera intensa. Este experimento muestra que también en situaciones propias de la profesión y del ámbito en que se es especialista, se puede producir ese fenómeno. Lo malo de esto es que a cualquiera se nos ocurren situaciones posibles en las que puede derivarse una catástrofe.

Nota: Me he encontrado la referencia aquí, en el último número de Nature, pero no he podido consultar la fuente original.

Un pensamiento sobre “El gorila invisible golpea de nuevo

  1. IMANOL

    Esta técnica de llamar la atención con algo que aparentemente es lo importante y sin que te des cuenta colarte por ejemplo un gorila, es muy conocida y muy empleada. La emplean los ilusionistas, los carteristas, y hasta los gobiernos. Lo suelen llamar desvío de atención, y como hemos podido observar en el articulo funciona la mayor parte de las veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *