Archivo por días: 18 abril, 2011

Costa de Marfil: es necesario el exterior para construir

El r√©gimen de Laurent Gbagbo ha ca√≠do como un castillo de naipes. Bl√© Goud√© contin√ļa en paradero desconocido aunque hay muchos rumores de que ha sido detenido, tambi√©n hay rumores de que se encuentra en un “lugar seguro”. Hoy los militares franceses ceden el control del aeropuerto Felix Houphou√ęt-Boigny a los marfile√Īos.

Yao N`Dr√©, el presidente del Consejo Constitucional, ¬Ņha jurado obediencia al presidente Ouattara? ¬ŅReconoce la prevaricaci√≥n en aquella sentencia constitucional que dej√≥ al pa√≠s bloqueado tras las elecciones del 28 de Noviembre?

Laurent Gbagbo, detenido por las fuerzas de Alasane Ouattara.

La fidelidad a Gbagbo de la que se alardeaba en la opini√≥n p√ļblica de Abidjan a finales de diciembre del a√Īo pasado no era mayoritaria. ¬ŅCabe pensar que muchos de quienes se declaraban partidarios de Gbagbo miraban m√°s a su inter√©s y conveniencia? Quienes ahora llaman a Gbagbo ‚Äúcarnicero de Africa‚ÄĚ callaban entonces por miedo a las represalias de las fuerzas policiales y ciertamente la crispaci√≥n alcanz√≥ tales niveles que, como las mujeres de Abobo acabaron demostrando, hab√≠a motivos para el terror. La operaci√≥n militar apoyada por Francia y los gobiernos del resto del mundo, menos Angola y Uganda, han dejado a Gbagbo s√≥lo (rodeado de los suyos). Adem√°s le han acusado de ser el mayor xen√≥fobo de la historia de Africa, por haber amenazado la vida de los residentes de otros pa√≠ses de la CEDEAO como Burkina o Mali, s√≥lo porque los gobiernos de sus pa√≠ses de origen hab√≠an reconocido la victoria electoral de Ouattara y no la suya. Todo estaba tan mal que las autoridades sospechaban sistem√°ticamente de los extranjeros, como el polic√≠a que me condujo a mi hotel para asegurarse de que no ten√≠a armas escondidas en la habitaci√≥n, el cual cre√≠a que los vendedores ambulantes de los sem√°foros eran soldados rebeldes disfrazados de indigentes que esperaban el inicio del ataque. En su cabeza no entraba admitir que la rebeli√≥n hubiera llegado a trav√©s de las urnas.

El jefe del estado mayor General Mangou todav√≠a reconoc√≠a como presidente a Laurent Gbagbo, dada la sentencia del Consejo Constitucional. Los cambios de lealtad se han ido produciendo de forma espont√°nea durante la intensa campa√Īa diplom√°tica en favor de la validez de los resultados electorales certificados por la ONUCI. Los principales combates de artiller√≠a se produjeron en las inmediaciones de la radio-televisi√≥n RTI y el palacio presidencial de Cocody. Ocurri√≥ tal y como dijo Patrick Achi, el ministro portavoz de Ouattara. Dijo que la intervenci√≥n militar era necesaria pero que no provocar√≠a una guerra. Guerra es seguro lo que nadie quiere en Costa de Marfil. A√ļn hay muchos misterios sin resolver, por ejemplo surgen cuando nos interrogamos hasta qu√© punto la dictadura de Gbagbo no se fue endureciendo por causa del golpe de estado y posterior rebeli√≥n del 2002 que dividi√≥ el territorio del pa√≠s hasta la v√≠spera post-electoral. O tal vez haya que entender la rebeli√≥n como consecuencia de la exclusi√≥n practicada en las elecciones del 2000 que dieron el poder a Gbagbo. En cualquier caso es seguro que pesa m√°s la ilusi√≥n de despertar con un nuevo gobierno que abra el ed√©n de Costa de Marfil al mundo exterior, despu√©s de un bloqueo que ha durado m√°s de 10 a√Īos. Los ide√≥logos vienen asumiendo la interdependencia del mundo global y dicen cosas como “el exterior es necesario para poder construir”. El punto n√ļmero uno de la agenda es la reconciliaci√≥n, ¬Ņtal vez hasta preceda a la justicia? Aunque el presidente ADO siga en su mansi√≥n cerca del hotel Golf dado que su predecesor le ha dejado el palacio presidencial casi en ruinas, instalado el gobierno, llama a los funcionarios a empezar a trabajar a partir del lunes.

‚ĶDesde el lunes todav√≠a se han o√≠do disparos en Youpougon. Los rebeldes que reclaman el poder leg√≠timo, as√≠ como la prensa internacional, le llamamos ofensiva militar contra los √ļltimas fuerzas pro-Gbagbo. Ouattara ha declarado a una agencia de informaci√≥n que a√ļn hay mercenarios armados que no han entregado las armas y ha mencionado Youpougon como lugar en el que se han refugiado. Entiendo que es preciso explicar el punto de vista y la perspectiva de las conversaciones de Youpougon especialmente cuando el gobierno propone la ofensiva militar como la soluci√≥n m√°s sensata y razonable. De lo que se trataba en Youpogon era de defender la naci√≥n cuando se encontrara en peligro porque quisieran imponer desde el exterior un jefe de estado que represente los intereses de los dominadores. Escuche este corte del testimonio de Patrice, abanderado a L. Gbagbo, en la navidad del 2010. Tal vez habr√≠a reconocido este licenciado por la universidad de Cocody que estaba en guerra, pero era “una guerra de comunicaci√≥n” habr√≠a apostillado, y no creo que fuera justo decir que es tambi√©n un mercenario.

Paul Yao N`Dr√© el presidente del Consejo Constitucional ha reconocido que la victoria leg√≠tima corresponde al presidente Alassane Ouattara, haciendo click en link le ver√©is ¬†estrechando la mano del nuevo presidente el d√≠a 21 de abril. No sabemos en qu√© posici√≥n coloca esta noticia los argumentos previos de quienes segu√≠an reconociendo a Gbagbo como presidente. Cre√≠an √©stos defender la ley, la soberan√≠a, las libertades etc. de la Cote d’Ivoire y lo hac√≠an todo en base a la sentencia del tribunal constitucional presidido por Yao N`Dr√©. El Comit√© Electoral Independiente o su presidente, despu√©s de vividos m√ļltiples conflictos en el recuento de votos dio primero la victoria a Alassane Ouattara, pero despu√©s el Tribunal Constitucional de Yao N`Dr√© anul√≥ votos en algunas circunscripciones electorales del norte de forma suficiente para dar la mayor√≠a al ahora derrocado Laurent Gbagbo. Este habr√≠a sido conducido a una c√°rcel de Korhogo, aqu√≠ otra vez en link nos muestran la expresi√≥n de silencio con la que afrontar√≠a en los tiempos venideros la defensa de su no-culpabilidad. Se ha publicado tambi√©n un rumor seg√ļn el cual una vez all√≠ habr√≠a tratado de poner fin a su vida.

Antes de zanjar este resumen, quisiera aportar el testimonio de un profesor de literatura de la universidad de Cocody, llamado M. Koffi Kouakou. Nos concedi√≥ una entrevista por qui√©nes √©ramos y a pesar de que era un momento muy delicado, las navidades del 2011, y ho hizo adem√°s en un escenario muy sensible, la universidad de Abiyan de Cocody, uno de los principales bastiones del partido en el poder (que por aquel entonces controlaba el ej√©rcito y la RTI). El profesor se rebela porque la informaci√≥n que se libra de la crisis es informaci√≥n dirigida desde una toma de posici√≥n en el conflicto. Por contra propone la lectura neutra de un intelectual que ha presenciado los acontecimientos de los √ļltimos 20 a√Īos desde la universidad de Abiyan. Siendo joven particip√≥ activamente en las manifestaciones estudiantiles de los 90 exigiendo el multipartidismo, aunque la perspectiva que ha alcanzado ahora le permite criticar la mentalidad que ten√≠a entonces, el porqu√© y el c√≥mo de lo que hac√≠an y las consecuencias que tuvo. Tras la ca√≠da del muro de Berl√≠n el gobierno de Francia oblig√≥ a sus ex-colonias africanas a instaurar el multipartidismo y as√≠, apoyando ora a una facci√≥n ora a otra, contribuy√≥ a desestabilizar la cohesi√≥n interna de los pa√≠ses para preservar su dominio en toda la regi√≥n. Houphou√ęt-Boigny no hab√≠a aceptado la devaluaci√≥n del franco CFA que exig√≠a el gobierno franc√©s a inicios de los 90 y rechazaba tambi√©n el multipartidismo argumentando que los ciudadanos marfile√Īos era todav√≠a tan pobre que vender√≠a sus votos a cambio de dinero. No faltaron agitadores y revolucionarios como Gbagbo, el cual sali√≥ de la misma universidad de Cocody y que busc√≥ el exili√≥ en Francia donde capitaliz√≥ los contactos necesarios para derrumbar la paz de Houphou√ęt-Boigny y alcanzar el poder. El profesor Kouakou sintetiza su an√°lisis afirmando que el conflicto que el pa√≠s vive hoy (referido a diciembre del 2011) se explica por la lucha de ambiciones entre Laurent Gbagbo y Alassane Ouattara; “ambos de conocen, son viejos amigos, se aliaron en la defensa del golpe de estado de Gue√Į Robert en 1999 y formaron gobierno juntos. Ya hab√≠an conformado anteriormente una coalici√≥n de partidos para lanzar un boicot activo contra las elecciones de Henri Konan B√©di√© (…) Despu√©s tras el golpe de estado se separaron porque ya no estaban de acuerdo, dado que lo que ambos quer√≠an era acaparar el poder”.