Archivo del Autor: Mikel Reparaz

¬ŅChinos en Zimbabue?

La presencia china en √Āfrica es uno de los grandes temas de la geopol√≠tica mundial. Y uno de los secretos mejor guardados. China busca minerales y fuentes de energ√≠a en el continente negro, y para ello ha firmado contratos con muchos gobiernos africanos: petr√≥leo, carb√≥n y minerales a cambio de construcci√≥n de infraestructuras.

Avión de la delegación del PCCh en el aeropuerto de Victoria Falls, Zimbabue.

Avión de la delegación del PCCh en el aeropuerto de Victoria Falls, Zimbabue.

En Zimbabue, Robert Mugabe ha llevado en los √ļltimos a√Īos una pol√≠tica de expropiaci√≥n y nacionalizaci√≥n de los recursos naturales. La gran mina de carb√≥n de Hwange, antes propiedad de la multinacional Anglo American Corporation, ahora est√° mayoritariamente participada por el gobierno de Harare. Pero la explotaci√≥n de la planta de carb√≥n de coque est√° en manos de los chinos. Y el combustible va a parar a China, a propulsar la gran maquinaria industrial del gigante asi√°tico.

Nosotros hemos sido testigos en Zimbabue de la presencia de personal cualificado chino en Hwange (ingenieros y t√©cnicos de minas), y de miembros uniformados de su ej√©rcito. Eran oficiales que acompa√Īaban a una delegaci√≥n del Partido Comunista Chino (PCCh), que la semana pasada se reunieron en la capital con el ZANU-PF, el partido de Mugabe.

La presencia de chinos en este o aquel lugar de Zimbabue es una especie de leyenda urbana que muchos exageran, rodean de misterio y elevan a teor√≠as conspirativas. Pero lo cierto es que China ha desembarcado en ese pa√≠s, como en otros muchos a lo largo y ancho del continente, y el nuevo colonialismo asi√°tico est√° desplazando a las potencias occidentales de √Āfrica.

Demasiado lejos del Mundial

Es el momento de √Āfrica. Al menos es lo que rezan los anuncios, himnos y dem√°s propaganda de la World Cup 2010. La gran campa√Īa de publicidad de la FIFA y el gobierno sudafricano invade canales de televisi√≥n, radios y grandes carteles a la entrada de las ciudades. Sud√°frica es un pa√≠s, a primera vista, volcado con el campeonato del mundo. Sin embargo, ¬Ņqui√©n se beneficiar√° de este gran evento?

DSC_1035

Es el turno de √Āfrica, pero la mayor√≠a de africanos, como los ni√Īos de la foto, ni siquiera ser√°n espectadores del gran show. Viven en el township de Huhudi, uno m√°s de los much√≠simos guetos creados por la minor√≠a blanca y donde todav√≠a hoy se concentra la pobreza, esta vez junto a la poblaci√≥n afrik√°ner de Vryburg. El f√ļtbol es la pasi√≥n de la mayor√≠a de esos ni√Īos, pero el Mundial pasar√° sin pena ni gloria para ellos. Y eso a pesar de que las escuelas y organizaciones locales se esfuerzan, sin ninguna ayuda oficial, en ilusionar a los chavales con campeonatos y festivales donde el esf√©rico es el protagonista.

El crimen, las drogas y la devastadora incidencia del SIDA entre la población de Huhudi son la prioridad aquí. Pero los grandes estadios que han levantado en las grandes ciudades no parecen dirigidos a paliar esos problemas. Al contrario, organizaciones como UNICEF alertan de que, con la llegada de la oleada de turistas futbolísticos, fenómenos como la prostitución, el trabajo infantil y el tráfico de personas se agravarán en las próximas semanas.

Destino Sud√°frica

Destino, Sudáfrica. En la puerta de embarque para Johannesburgo se respira ya ambiente futbolero, aunque estemos a dos semanas del arranque del Mundial 2010. Los jugadores de la selección de Guatemala, vestidos con chándal oficial, intentan matar las horas de espera tumbados en el suelo de Barajas, riendo y contando chistes. Guatemala no jugará el Mundial, pero ha sido convocada por la FIFA para un amistoso con la selección de Sudáfrica (se jugará el lunes 31 en Ciudad del Cabo).

Los jugadores de Guatemala hacen tiempo en la terminal T4 de Barajas.

Los jugadores de Guatemala hacen tiempo en la terminal T4 de Barajas.

En el avi√≥n han puesto Invictus, de Clint Eastwood. Morgan Freeman interpretando a Nelson Mandela en el estadio Ellis Park ha sido la √ļltima imagen borrosa que recuerdo antes de caer rendido. Me ha despertado el golpe brusco del tren de aterrizaje sobre la pista de Johannesburgo.

En el aeropuerto internacional Tambo, bajo un bal√≥n de f√ļtbol gigantesco que cuelga del techo del hall principal, nos esperaba Brendon, nuestro ch√≥fer afrik√°ner. Prefiere el rugby al f√ļtbol, como buen b√≥er. Recordando el libro de John Carlin y la imagen de Invictus, le hemos pedido a Brendon que nos lleve a Ellis Park. Todo un s√≠mbolo de la Sud√°frica actual. Fue all√° donde los Springboks derrotaron a los All Blacks neozelandeses ante miles de personas que, en presencia del primer presidente negro de Sud√°frica, celebraban la victoria de un pa√≠s que empezaba a cambiar.

El mítico estadio de Ellis Park en Johannesburgo.

El mítico estadio de Ellis Park en Johannesburgo.

Hemos descubierto no sin cierta decepción que Ellis Park ha sido rebautizado con el nombre de Coca-Cola Park (algo así como el Sadar a.k.a Reyno de Navarra).

¬ŅQui√©n gritaba en la cabina del Tupolev Presidencial?

La investigación conjunta de Rusia y Polonia sobre el accidente de Smolensk carga al piloto del avión presidencial con la responsabilidad de la catástrofe. Fue un fallo del piloto, concluye la investigación.

katyn

El premier ruso Vladimir Putin ha ordenado expresamente que la investigaci√≥n sea transparente, n√≠tida, para que no haya ninguna sombra de duda -el 51% de la opini√≥n p√ļblica polaca cree que no se llegar√° a conocer nunca la verdadera causa del accidente-. Las conclusiones preliminares insisten en que la torre de control de Smolensk orden√≥ hasta cuatro veces al piloto que no intentara el aterrizaje, porque no se daban las condiciones de seguridad.

Sin embargo, las cajas negras han revelado un dato inquietante: la presencia de dos personas ajenas a la tripulaci√≥n en la cabina del Tupolev 154 en el momento del accidente. El diario Krakow Post dice que la voz identificada por los rusos es la del General Andrzej Blasik, ¬°nada menos que el comandante de las Fuerzas A√©reas de Polonia! ¬ŅQui√©n era la otra persona junto al General? ¬ŅQu√© estaban diciendo al piloto? ¬ŅSegu√≠an √≥rdenes expresas del presidente Lech Kaczynski? ¬ŅFue el presidente en persona quien orden√≥ el aterrizaje como ya hizo en agosto de 2008 en Tbilisi, capital de Georgia?

Velada bolivariana en Madrid

Evo Morales saluda sobre la alfombra roja (Foto: EFE).

Evo Morales saluda sobre la alfombra roja (Foto: EFE).

A los postres de la cumbre UE-América Latina, los líderes bolivarianos tuvieron su momento de gloria anoche en el IFEMA de Madrid. Faltaba Hugo Chávez, pero el presidente aymara Evo Morales supo ejercer de maestro de ceremonias. Ante la ausencia de Chávez, Morales ha copado los titulares de la cumbre.

El motivo de la gala era doble. Por un lado, el pre-estreno del¬† documental de Oliver Stone sobre los l√≠deres de izquierda en Am√©rica Latina, titulado “South of the Border” (Al Sur de la Frontera). Por otro, rendir un homenaje solidario a las v√≠ctimas del terremoto de Hait√≠.

Los presidentes de Bolivia y Paraguay, el ministro de Exteriores cubano, el primer ministro haitiano y otras autoridades se encontraron con un p√ļblico entregado, aunque no muy numeroso (la entrada era por invitaci√≥n). El actor Willy Toledo fue una de las caras conocidas que se hizo ver entre los invitados, mientras el p√ļblico coreaba el grito de guerra bolivariano: “¬°Alerta, alerta que camina la espada de Bol√≠var por Am√©rica Latina!”. No faltaron efigies del Che, multicolores ense√Īas ind√≠genas y banderitas venezolanas.

Pero quien no lo pas√≥ del todo bien sobre el estrado, flanqueado por Evo Morales y el paraguayo Fernando Lugo, fue el primer ministro de Hait√≠, Jean-Max Bellerive. “Yo no s√© de revoluciones ni de guerrillas”, dijo, y agradeci√≥ en todo momento la solidaridad de los pueblos cubano y venezolano, sin referirse directamente a sus gobiernos. No es de extra√Īar la cautela de Bellerive, que tiene en su pa√≠s miles de tropas norteamericanas, desplegadas tras el terremoto de enero.


Por cierto, el documental “South of the Border” de Oliver Stone, interesante. Abiertamente pro-bolivariano y acr√≠tico con sus dirigentes, Stone contrapone en todo momento la visi√≥n de los medios de comunicaci√≥n norteamericanos con entrevistas personales a Hugo Ch√°vez, Evo Morales, Ra√ļl Castro, los Kirchner, Fernando Lugo, Rafael Correa y Luis In√°cio Lula da Silva. Se estrenar√° este verano en Europa y Estados Unidos.

Las caras del fundamentalismo wasp

Miembros de la milicia ultraderechista detenidos por el FBI (The New York Times).

Miembros de la milicia ultraderechista detenidos por el FBI (The New York Times).

Parecen sacados de un cásting de los hermanos Coen, pero una vez más la realidad supera a la ficción. Son las fotografías policiales de los miembros de una milicia ultraderechista y fundamentalista cristiana de Michigan. Han sido detenidos por el FBI acusados de planear una matanza de policías, provocar el caos y derrocar así el gobierno de Barack Obama.

Aunque parezca increíble, la página web de Hutaree, que así se llama la milicia, sigue abierta. En ella se puede encontrar, entre pasajes de la Biblia que hablan del Anticristo, una convocatoria a un entrenamiento el día 24 de abril y vídeos donde se ve a los miembros de este grupo ultraderechista armados hasta los dientes.

Clinton & Bush, Co.

En un primer momento pasó desapercibida, pero ahora la imagen está dando la vuelta al mundo en internet. Ocurrió este lunes en Puerto Príncipe, Haití. Los ex-presidentes norteamericanos George Bush y Bill Clinton viajaron juntos al país devastado por el terremoto de enero. En el vídeo se ve cómo Bush se limpia la mano sobre la camisa de Clinton, tras dar la mano a varios ciudadanos haitianos.

Algunos dicen que el gesto de Bush es un insulto contra los haitianos y contra Clinton. Sin embargo, otras fuentes m√°s moderadas aseguran que el v√≠deo que circula por You Tube est√° manipulado (se ha ralentizado el momento en que Bush toca el brazo de Clinton), y que lo √ļnico que hac√≠a el ex presidente republicano era meter prisa a su compa√Īero dem√≥crata, que tiene tendencia a no ajustarse a los horarios y se estaba demorando con los saludos. Que cada cual juzgue tras ver el v√≠deo.

Pero lo cierto es que, cuando se trata de recaudar fondos, los pol√≠ticos estadounidenses saben aparcar sus diferencias. Bush y Clinton han visitado Hait√≠ como embajadores del Clinton Bush Haiti Fund, una iniciativa para recaudar fondos para los damnificados. ¬ŅAlguien imagina a Zapatero y Aznar codo con codo en una iniciativa similar? Cuesti√≥n de culturas pol√≠ticas, probablemente.

Kapuscinski: periodismo y literatura

El libro del “disc√≠pulo traidor” del gran reportero Ryszard Kapuscinski est√° dando mucho de qu√© hablar. Artur Domoslawski asegura en la biograf√≠a titulada Kapuscinski non fiction que el escritor y periodista polaco “cruz√≥ la frontera entre el periodismo y la ficci√≥n” en m√°s de una ocasi√≥n. Vamos, que le acusa de inventarse historias, citas y an√©cdotas.

Ryszard Kapuscinski

Ryszard Kapuscinski

Domoslawski se defiende de las cr√≠ticas que le han llovido¬†diciendo que lo √ļnico que ha hecho es investigar sobre la veracidad de las historias contadas en¬†sus libros. Por ejemplo, Kapuscinski¬†cuenta que en cuatro ocasiones estuvo a punto de ser fusilado. Domoslawski concluye que el propio narrador era el √ļnico testigo, y que exageraba. Y seguramente sea cierto.

Pero eso es lo de menos.

Como dice Neal Ascherson en el blog de libros del Guardian, Kapuscinski siempre llevaba dos blocs de notas en sus coberturas. En uno escrib√≠a todo lo que contaba en sus despachos para la Agencia Polaca de Noticias: puro periodismo. En el otro tomaba notas para sus obras literarias. Y ah√≠ est√° la clave para entender la obra de Kapuscinski. Los teletipos que escrib√≠a en los 60 y los 70 desde √Āfrica o Am√©rica Latina eran intachables desde el punto de vista period√≠stico. Sus libros son otra historia, est√°n llenos de referencias, citas y descripciones que muchas veces cruzan la frontera entre el relato period√≠stico y la ficci√≥n. Y eso mismo hace de Kapuscinski uno de los mejores narradores de historias del siglo XX.

La otra foto

El Dalai Lama sale de la Casa Blanca.
El Dalai Lama sale de la Casa Blanca.

¬ŅUn imperdonable error de protocolo? ¬ŅUn gui√Īo de la Admnistraci√≥n Obama a Beijing? ¬ŅUna √°gil maniobra de los servicios secretos chinos? ¬ŅSimplemente un mal momento para bajar la basura?

Las especulaciones dan para mucho, y seguramente alguien pedir√° explicaciones a la Casa Blanca. La foto es de Jim Watson, reportero gr√°fico de AFP, y no hay duda de que nos ha dado un ejemplo de la fuerza que puede llegar a tomar una imagen.
Seguramente a quien menos le ha importado el detalle es al propio Dalai Lama, que se atrevi√≥ a lanzar bolas de nieve a sus colaboradores… ¬°en chanclas!

Groundhog Day

Probando, probando. Hoy celebran el Día de la Marmota en Punxsutawney, Pennsylvania. No hemos podido mandar a nuestra corresponsal Olatz Arrieta desde Nueva York, pero le deseamos un buen día, por si lo tiene que revivir una y otra vez por el resto de sus días.
Gran pel√≠cula “Groundhog Day”, con Bill Murray y Andie McDowell.