Archivo de la etiqueta: censura

3 de Mayo

Para los que se piensen que la vida del corresponsal es una monta√Īa rusa de emociones y est√≠mulos constantes ah√≠ van dos fotos.

Sala de prensa de Exteriores

Sala de prensa de Exteriores

Todos los martes y jueves atentos a la respuesta

Martes y jueves atentos a la respuesta

En esta anodina sala de prensa comparece dos d√≠as por semana¬† la portavoz de turno de Exteriores mientras los que estamos en las mesas blancas nos compadecemos unos de otros. Respuestas de manual, frases redundantes y¬† ce√Īidas siempre al gui√≥n. Esa suele ser la receta para el 99% de las respuestas. Debo confesar que suelo esperar con algo de malicia el 1% restante. Con un poco de suerte la portavoz se suelta la melena para reprochar a alg√ļn periodista su falta de informaci√≥n sobre el tema o para recomendar que, antes de preguntar, mejore su nivel de chino. Ah√≠ es cuando llegan las respuestas brillantes. Admirable su verbo afilado. En serio. A la altura de las mejores.

Total, que traigo todo esto aquí para desmontar el mito de que las corresponsalías son jauja (al menos no siempre) y porque hoy es 3 de Mayo, Día de la libertad de prensa.

En días como el de hoy China siempre aparece en los distintos informes, dossieres y estudios que crecen como setas para recordarnos que la cosa está mal. Maldito oficio.  También me parece que  estas alturas todos sabemos que China es uno de los peores sitios para opinar, expresar y publicar. Y tercero, ya hemos hablado del tema hoy en el Teleberri .

Por eso y porque China nos queda demasiado lejos y demasiado f√°cil para criticar prefiero mirar un poco m√°s cerca. A casa. Por poner un ejemplo: nosotros tambi√©n tenemos, cada vez m√°s a menudo, ruedas de prensa que dan risa. O medios que dan miedo,¬† de tan parecidos que son unos de otros. Vale que la portada del d√≠a estaba cantada hasta en China pero¬† luego he mirado un poco m√°s a conciencia a ver qu√© dec√≠a la prensa Europea de la ilegalizaci√≥n de dos partidos partidos pol√≠ticos dentro de sus fronteras y… ni BBC, ni The Guardian, tan solo alguna breve nota copiada de agencias, aqu√≠ y all√°. Vaya decepci√≥n, vaya miedo.¬† ¬ŅSer√° que no es noticia? A mi me parece que s√≠. Como lo son las agendas informativas marcadas, los grandes conglomerados medi√°ticos, la falta de espacios para la cr√≠tica o la precariedad laboral como herramienta de autocensura temas posibles de los que hablar este 3 de Mayo.

Pero como la vida sigue y dentro de unas horas el hombre m√°s malo del mundo dejar√° sitio en las portadas al segundo hombre m√°s malo – y lo que pase en el cuarto partido del siglo del mes – devuelvo la bola al campo contrario con un spot publicitario made in china y una pregunta: ¬Ņvosotr@s qu√© pens√°is?

Que se prepare Youtube, que vienen los egipcios

Egipto lleva cuatro días sin internet. Se dice rápido. Tras 24 horas sin comunicaciones telefónicas, la línea volvió el sábado, pero internet sigue bloqueado. Eso sí, cuando Hosni Mubarak caiga, o al menos cuando decida entrar en razón y devolver el acceso a internet a los ciudadanos, Youtube, Twitter y Facebook se colapsarán.

Foto: Salah Malkawi/Getty Images

Foto: Salah Malkawi/Getty Images

Decenas de miles de egipcios salen a las calles cada d√≠a, y lo hacen con sus m√≥viles, con sus c√°maras de fotos y videoc√°maras. Lo graban todo, y como no pueden enviarlo, lo guardan. Las quemas de coches y veh√≠culos del primer d√≠a, los ni√Īos que acompa√Īan a sus familias a las manifestaciones para demostrar que son pac√≠ficas, las mujeres con y sin velo que gritan por su derecho a elegir a sus gobernantes. Las c√°maras nos graban tambi√©n a nosotros, c√≥mo entrevistamos a la gente, c√≥mo hablamos por tel√©fono. Graban que estamos aqu√≠. Se filman unos a otros, se sacan fotos subidos a los tanques junto a los soldados, que los ven como amigos.¬† Hay v√≠deos y fotos de los aviones de combate que Mubarak¬† sac√≥ ayer para asustarles. Y hay v√≠deos tambi√©n que demuestran que el pillaje¬† y los saqueos de hace un par de noches¬† no fueron cometidos por los mismos que est√°n en las calles.

Al principio nos ofrec√≠an todo este material audiovisual. Cre√≠an que nosotros s√≠ ten√≠amos internet y que nosotros s√≠ pod√≠amos ense√Īarlo. Ahora, sin embargo, se lo guardan. Mubarak est√° consiguiendo con el apag√≥n regalar tiempo a los internautas para que seleccionen y editen lo mejor de lo que ha pasado en la √ļltima semana en Egipto. Les ha regalado, sin saberlo, la oportunidad de preparar para el mundo entero el making off de esta revoluci√≥n.

El censor de la red

“Nada de fotos, por favor. Hay mucha gente que se cree que soy el responsable de Internet durante los √ļltimos a√Īos y puedo tener problemas”. Son las primeras palabras de Kamel Saadaoui, director general de la temida Agencia de Internet de T√ļnez (ATI, por sus siglas en franc√©s), que est√° deseoso de explicar su trabajo “una labor puramente t√©cnicas, este organismo lo formamos sesenta ingenieros e inform√°ticos y los √ļnico que hac√≠amos era facilitar a las autoridades los mecanismos necesarios para controlar la red, pero no √©ramos nosotros los que decid√≠amos qu√© censurar. No somos polic√≠as, somos ingenieros. Adem√°s, cuando decid√≠an censurar una p√°gina o un blog, encriptaban toda la informaci√≥n y nosotros s√≥lo ve√≠amos que estaba bloqueado, nada m√°s”.

Saadoui repasa mentalmente las cifras de p√°ginas bloqueadas y asegura que “empezaron con unas trescientas, pero con el inicio de las revueltas ya eran varios miles, no todas de contenido pol√≠tico, muchas de ellas de proxys que usaba la gente para saltarse los filtros”. ¬ŅPor qu√© el Gobierno no cort√≥ Internet o redujo la velocidad de conexi√≥n cuando empezaron las revueltas al igual que hizo Ir√°n en 2009 tras las elecciones presidenciales? “Porque no eran conscientes del poder de convocatoria de la red, no se dieron cuenta del da√Īo que la red les estaba haciendo, es la √ļnica respuesta posible”. T√ļnez sufr√≠a una fuerte censura en Internet, pero tambi√©n una incre√≠ble expansi√≥n de la red de alta velocidad a la que tienen acceso en medio mill√≥n de hogares, seg√ļn los datos de ATI.

Situada en una bonita villa en el n√ļmero trece de la calle Pasteur y sin apenas seguridad en los accesos, los empleados de la ATI tienen ahora “tiempo para tomar caf√© las ocho horas de trabajo cada d√≠a”. El director explica que en s√≥lo una semana se han dado grandes pasos en la administraci√≥n de Internet y que a partir de ayer, d√≠a 24, “el correo electr√≥nico es ya libre en el pa√≠s. Antes control√°bamos cada email y las autoridades ten√≠an capacidad de leer su contenido, hoy cualquiera puede tener su servicio SMTP”.

Pese a la libertad en la red y el levantamiento de la censura a las p√°ginas de contenido pol√≠tico, “los filtros se mantienen sobre p√°ginas de contenido er√≥tico, pornogr√°fico y ped√≥filo. El gran cambio es que a partir de ahora ser√° la Justicia la que decida lo que hay que filtrar, no el partido pol√≠tico del poder”.

Saadoui mira con simpat√≠a al nuevo secretario de Estado de Juventud y Deportes, Slim Amamou, @slim404, un conocido programador inform√°tico y hacker al que se le incluye en el grupo de Anonymous que logr√≥ bombardear la mism√≠sima web personal del presidente Ben Al√≠. “Luch√°bamos cada d√≠a contra ellos, hicieron muy bien su trabajo y, de verdad, que nosotros somos los primeros en alegrarnos del triunfo de la revoluci√≥n”, afirma Saadoui.