Archivo de la etiqueta: deuda

Informes sobre Grecia

Entre tanta medicina con efectos secundarios mortales, Bruselas ha querido darle una aspirinita a Grecia.¬†Aparte de la llamada “troika” encargada del rescate griego (con gente de la Comisi√≥n,¬†del FMI y del Banco Central Europeo), Atenas ha recibido a un grupo de expertos con una tarea diferente: ayudarles a aprovechar lo mejor posible los fondos europeos a los que tienen derecho y proporcionarles ayuda t√©cnica.

Y las conclusiones de estos expertos sobre el fraude fiscal en Grecia son escalofriantes. El estado ha dejado de ingresar 60 mil millones de euros a causa del fraude fiscal. Eso es una quinta parte del PIB de Grecia y la mitad del segundo rescate de la UE. El informe le pone cifras a una realidad ya conocida y muy comentada al principio de la crisis griega: casi nadie paga impuestos allí. Ni los ricos, que han sacado miles de millones desde el principio de la crisis (Grecia está negociando con Suiza cómo grabar a los griegos que han cambiado su residencia fiscal a los Alpes), ni los empleados por cuenta propia que son la mitad de la población activa.

El informe dice que en este momento hay abiertos 165.000 pleitos de la administraci√≥n contra contribuyentes escurridizos, por un importe total de 30.000 millones de euros. Y los expertos de Bruselas dicen que entre 6 y 8 millones de euros pueden recaudarse inmediatamente con solo ponerse a ello.¬†Porque este es otro problema, la eficacia de la administraci√≥n griega. Basta con recordar que el ministerio de Hacienda estaba sin informatizar y que¬†uno de los √ļltimos impuestos introducidos por el ex primer ministro Papandreu – uno sobre la vivienda en propiedad – se estaba cobrando a trav√©s de la compa√Ī√≠a el√©ctrica, cortando la luz si resulta¬†necesario.

Sobre la aspirina, la inversión europea en Grecia, Bruselas habla de construir 5 autopistas allí que, al parecer, generarían 10.000 puestos de trabajo y del proyecto Helios, de producción de energía solar.

Futuro incierto

Estamos donde se tem√≠a tras el primer rescate de Grecia: Italia, la 3¬™ econom√≠a del euro est√° al borde del abismo. Ayer me lo comentaba Iratxe Etxebarria, de la radio: “¬ŅTe acuerdas de cuando dec√≠an que no habr√≠a dinero si ca√≠a un pa√≠s grande?”

Pues aqu√≠ estamos, Italia es un pa√≠s grande y tiene una deuda del 120% de su PIB. Es socio fundador de la UE y no hay dinero para rescatarlo porque Merkel y compa√Ī√≠a no han querido rascarse el bolsillo y esperan que sean los chinos (!) los que pongan el dinero para salvar nuestra moneda.

En los √ļltimos diez a√Īos, la econom√≠a italiana se ha mantenido estancada, gracias a Silvio Berlusconi. Su dimisi√≥n es lo √ļnico bueno de todo esto y hasta podr√≠a provocar una singular reacci√≥n de simpat√≠a popular por los llamados “mercados” (la gente a la que se le debe dinero).

Lo primero que me sorprende es que esa gente haya tardado tanto en dejar de fiarse, a pesar de que Italia no crece y de que su gobierno no ha adoptado una sola medida de austeridad hasta julio de este a√Īo (cuando eran m√°s duros, por ejemplo con Espa√Īa, con una deuda relativamente baja).

Y lo segundo, es una pura coincidencia: Berlusconi cae menos de un mes despu√©s del linchamiento de su colega Gadafi (al que, por cierto, no dud√≥ en “traicionar” √©l mismo, por utilizar su vocabulario). Comparo a los dos personajes y me llaman la atenci√≥n las similitudes: tiranos, vividores; ambos ten√≠an harenes y ambos parec√≠an mu√Īecos, de tantos retoques. Y¬†hasta tienen la misma mirada asesina.

¬ŅHabr√° llegado la primavera √°rabe a Italia? No, han sido los mercados.

Por cierto, he usado un buscador para la foto de Berlusconi. También salen chicas desnudas y hasta Kaká en su etapa en el Milán.

Alemania y los Pigs

pigs

Lo de la foto es la crisis del euro, vista por los bohemios del centro de Berl√≠n. Y resulta sorprendente porque no defiende la postura oficial de cualquier contribuyente alem√°n, sino m√°s bien la contraria y en ingl√©s, para que lo entiendan todos los turistas que suelen pasar por aqu√≠.¬†La pancarta cubre toda una fachada de un edificio abandonado de la Auguststrasse, la calle de las¬†galer√≠as de “arte” (soy esc√©ptico). Y en ella salen¬†Merkel y Sarkozy manipulando¬†un cerdo descuartizado que representa a los pa√≠ses del sur de Europa, los PIGS seg√ļn el horrible apodo ideado por los anglosajones: Portugal, Ireland/Italy, Greece, Spain.¬†El diario brit√°nico The Guardian se mont√≥ un videoclip musical muy ir√≥nico sobre los PIGS que circul√≥ por Internet hace unos meses:

Los autores de la pancarta piensan lo que pensamos muchos: que Merkel y Sarkozy dirigen la UE pensando solo en sus propios intereses y que Alemania no quiere contribuir a estabilizar el euro aunque es el pa√≠s m√°s beneficiado por la moneda com√ļn y de que su super√°vit procede del d√©ficit de los pa√≠ses del sur.

Y que la rigidez de Alemania con Grecia (a pesar de¬†la falta de seriedad de Grecia, su gobierno lo est√° intentando absolutamente todo) va a acabar por hundir toda la zona euro empezando por los pa√≠ses del sur. Pero ya se sabe¬†que la vieja cantinela de “los del sur son unos vagos” tiene mucho tir√≥n en Alemania, donde les gusta presumir de su Zuverl√§ssigkeit (seriedad, fiabilidad).

El día de la marmota griega

Muchos griegos aseguran estar atrapados en el tiempo. Que sus d√≠as se repiten y son iguales, pero que, al mismo tiempo, la situaci√≥n en la que est√°n encerrados es cada vez peor. Hoy la ‚Äėtroika‚Äô vuelve a Atenas y creyendo que su primera reuni√≥n tendr√≠a lugar en el ministerio de finanzas, y a primera hora, muchos vecinos se han acercado a protestar. ‚ÄúVuelven otra vez‚ÄĚ, nos dicen. El bucle interminable de los tramos del rescate es su d√≠a de la marmota.

La √ļltima vez que estuve en Grecia, a finales de junio, el informe de la ‚Äėtroika‚Äô era tambi√©n clave, en aquella ocasi√≥n, para liberar el quinto tramo del rescate. Hoy, contrarreloj otra vez, la ‚Äėtroika‚Äô tiene en sus manos dar un informe positivo a los donantes internacionales. Se liberar√≠a as√≠ el sexto tramo del rescate, 8.000 millones de euros, con los que el gobierno podr√° pagar los sueldos, las pensiones y las deudas de octubre. Respiro para un s√≥lo mes m√°s.

En la pel√≠cula ‚ÄúAtrapado en el tiempo‚ÄĚ (‚ÄúGroundhog Day‚ÄĚ, 1993, ver post inaugural de este blog) Bill Murray contemplaba una y otra vez, aburrido, c√≥mo tres se√Īores engalanados escuchaban a una marmota y dictaminaban si la primavera llegar√≠a pronto, o cuando toca. En Grecia, tres se√Īores, los representantes de la Comisi√≥n, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, escuchan c√≥mo los mandatarios del pa√≠s les explican sus esfuerzos por reducir el d√©ficit, los costes y la estructura p√ļblica. La ‚Äėtroika‚Äô escucha, debate entre s√≠ y con sus superiores, y dictamina. Si el sexto tramo llega pronto, o en el l√≠mite, como suele ser habitual. Los griegos se dividen entre los que han tirado la toalla y se dedican a resistir cada d√≠a y los que protestan y se manifiestan intentando cambiar el curso de la situaci√≥n, como Bill Murray intentando ligarse a la chica, intentando mejorar cada d√≠a, pero sabiendo de antemano lo que va a pasar.

Muchos de los que protestan a√ļn no reconocen que el pa√≠s era, o es a√ļn, una especie de queso con muchos agujeros, y que unos se ven a simple vista desde fuera y otros no. Otros muchos s√≠ son conscientes de que con cerca de un 60% de econom√≠a sumergida y la corrupci√≥n y el chanchullismo enraizados desde hace d√©cadas, ser√° muy dif√≠cil cambiar la situaci√≥n en s√≥lo unos meses. En cualquier caso, la confianza en el gobierno es nula. Se habla de referendum, de voto de confianza o elecciones anticipadas, pero la gente en la calle quiere trabajo y dinero. Se preguntan donde va el que les presta la comunidad internacional, o si la ‚Äėtroika‚Äô va a explicarles c√≥mo pagar los nuevos impuestos con un sueldo o pensi√≥n reducidos en un 40%. C√≥mo salir de su d√≠a de la marmota.