Archivo de la etiqueta: espionaje

La espía rusa, fenómeno de Internet

El fenómeno tiene todos los ingredientes. Y ha funcionado. Anna Chapman, una de las diez personas detenidas por pertenecer presuntamente a una red de espionaje ruso en los EEUU, se ha hecho famosa en apenas 24 horas de arresto. Internet se ha llenado de imágenes y vídeos de esta joven empresaria, acusada de pasar información al gobierno ruso.

Foto en el perfil de Facebook de Anna Chapman.

Foto en el perfil de Facebook de Anna Chapman.

El peri√≥dico San Francisco Chronicle anunciaba en su edici√≥n digital “todas las glamurosas fotos de Facebook de la esp√≠a rusa”, y, por supuesto, a las pocas horas de conocerse la identidad de la detenida ya hab√≠a una docena de v√≠deos colgados en You Tube. Su perfil en LinkedIn todav√≠a est√° abierto, y gracias a √©l sabemos que domina el ruso y el ingl√©s, y que adem√°s se puede defender en alem√°n y franc√©s.

El personaje ya est√° creado. S√≥lo le falta que el juez la deje en libertad para convertirse en uno de esos freaks puestos en √≥rbita por la maquinaria multimedia global. Seguro que alg√ļn canal de televisi√≥n norteamericano ya est√° pujando por la entrevista en exclusiva.

Como adelanto, aqu√≠ dejamos un testimonio de origen desconocido. Una periodista entrevista a Chapman sobre lo f√°cil que es hacer contactos en Nueva York. “Aqu√≠ es m√°s f√°cil que en Rusia”, asegura la presunta esp√≠a. Tiene gracia.

Obama y Medvédev: se les atragantó la hamburguesa

La ya bautizada como “diplomacia de la hamburguesa” se ha encontrado hoy con la primera zancadilla. La detenci√≥n de diez presuntos esp√≠as rusos en suelo estadounidense podr√≠a parecer una maniobra para dinamitar el acercamiento entre Washington y Mosc√ļ. De hecho, algunos analistas ven la operaci√≥n como una advertencia a Obama desde el seno de su propia administraci√≥n: un “no te f√≠es de los rusos” para evitar que se acerque m√°s de la cuenta al Kremlin.

Medvédev y Obama comparten una hamburguesa (Reuters).

Medvédev y Obama durante "la cumbre de la hamburguesa" (Reuters).

Rusia dice que las acusaciones de espionaje no se sostienen, que son una vuelta a los temores de la Guerra Fr√≠a sin ning√ļn fundamento. El ministro de Exteriores de la Federaci√≥n Rusa Sergei Lavrov ha utilizado su iron√≠a al asegurar que “el momento ha sido escogido con especial finura”. Se refer√≠a, precisamente, a la diplomacia de la hamburguesa.

Pero entonces, ¬Ņqu√© hac√≠an los presuntos esp√≠as post-sovi√©ticos? El sumario dice que conspiraban para ganarse la confianza de personas influyentes en ciudades como Nueva York, Boston o Washington. Para ello utilizaban identidades y papeles falsos y pasaban mensajes encriptados a Mosc√ļ. Al parecer, estaban especialmente interesados en temas nucleares, inteligencia antiterrorista y la guerra de Afganist√°n. Pero ninguna de esa informaci√≥n era material clasificado, asegura Washington. Es informaci√≥n a la que probablemente los diplom√°ticos europeos tienen acceso directo sin problemas, pero que los rusos s√≥lo pueden obtener utilizando “otros m√©todos”. Kim Ghattas, corresponsal de la BBC en Washington, habla de lo mucho que cuesta a los diplom√°ticos chinos y rusos comunicarse con diplom√°ticos estadounidenses. √Čstos no se f√≠an de ellos. Ghattas dice que los diplom√°ticos de los EEUU cuando visitan Rusia deben dejar su Blackberry apagada en el avi√≥n para evitar a los esp√≠as.