Archivo de la etiqueta: Obote

Uganda, el próximo paso

Yoweri Museveni, 25 años en el poder. (Foto: Barry Malone)

Yoweri Museveni, 25 años en el poder. (Foto: Barry Malone)

La Cooperación Inter-Partidos (IPC) ha denunciado que las elecciones de Uganda han sido un fraude masivo y ha puesto en cuestión el papel que han-hemos jugado los observadores internacionales que hemos asistido al evento. Los gobiernos occidentales han evitado ser fotografiados en la campaña del NRM (sabido que pese al discurso pro-democrático que le consagró en el poder a Museveni tras la tentativa de fraude electoral de Obote en 1986, pende contra él un sumario caliente de persecuciones contra la oposición y violaciones de derechos humanos que ponen en tela de juicio la línea correcta), pero han apoyado la reelección de Muzee y los observadores han cumplido el expediente dando el visto bueno al evento y disfrutando de una semana gastos pagados en Uganda con tratamiento de señor, hasta pequeños regalos que nos hicieran no darnos cuenta de lo que en el fondo piensan de nosotros.

Hay muchos negocios en juego en el lago Alberto, nadie quiso arriesgarse a perder su tajada, así que visitaron a Kizza Besigye, a Norbert Mao y a los demás candidatos de la oposición, les escucharon y les hicieron un guiño por si acaso. Fueron elecciones “desequilibradas”, los cargos tenían libre acceso a los fondos públicos y los vaciaron libremente para asegurar la reelección. La ministra de finanzas se lamentaba en el periódico East-African del desfalco que ha sufrido la vaca lechera. A la amenaza de la inflación viene a sumarse un momento en el que la oposición va a tener que organizarse socialmente para resistir contra el discurso que trata de gobernar el país.

La gente lista comenta en la pequeña pantalla el 70% de votos que ha logrado Museveni. Oí decir a Andrew Mwenda que en el contexto institucional ugandés la Comisión Electoral merece un 10 de puntuación, mientras los batallones militares se pasean por los barrios neutralizando toda ventura de revueltas en la imaginación. Tal vez los ugandeses creyeron que si Museveni no ganaba las elecciones volverían a la guerra y a la dictadura militar, o simplemente que no valía la pena ir a votar. Ahora si el régimen opta por continuar con la represión de los activistas de los derechos humanos, la voz de la resistencia será más y más penetrante y calará más profundo en las conciencias, nosotros no podemos sino confiar en la sensatez de las Ugandas pensando que cada vez sean ellos quienes decidan el próximo paso.