Archivo de la etiqueta: shanghai

Road editing en el metro de Shanghai

metroshanghai
Señoras y señores, presentación en blog-sociedad de Roger Vicente, cámara de ETB en China. Ante el temor de que la batería del ordenador se nos acabara en el avión o que el vuelo se retrasara y no llegáramos a enviar el reportaje a tiempo, he aquí Roger editando en el metro de Shanghai, camino del aeropuerto.
El trayecto es de una hora y es la forma mas rápida de llegar al aeropuerto cuando llueve en Shanghai. Servidora se encuentra al otro lado del vagón, ejerciendo de pulpo humano para que ninguna de nuestras maletas, trípode o mochilas salga rodando. Pero nótense sobre todo los compañeros de vagón, alucinando. Estos guiris, siempre con sus cosas raras, no sólo se han puesto a hacer no sé que con el ordenador si no que en la pantalla salen unos bailarines vestidos de rojo y blanco dando saltos y levantando la pierna hasta muy muy arriba. La señora a la izquierda de Roger se dispone a sacarle una foto con su móvil, y el niño, ensimismado, tanto con lo que ve en el ordenador como con el “nariz larga” (así llaman a los extranjeros en China) que lo teclea sin parar.

Haibao, la mascota de la Expo de Shanghai

Que en China todo se copia es el mantra de Occidente y aunque me consta que el país hace esfuerzos para quitarse de encima la etiqueta de “todo a cien” y de país que produce mucho, por muy poco y de dudosa calidad, no puedo evitar mostraros estas dos fotos.

Éste es Haibao. Es la mascota de Expo Shanghai 2010 y su nombre significa “tesoro marino”.

Este es Haibao. Es la mascota de Expo Shanghai 2010 y su nombre significa "tesoro marino".

expo2

Y éste es también Haibao, por que no le han tocado ni el nombre. Es la mascota de una marca de electrodomésticos china. Este es un modelo de frigorífico del ano 91, rescatado claramente, y sin apenas cambios, para ser la imagen de la Expo, casi veinte años después. Alguien da más?

La vuelta al mundo de los chinos

La mayoría de los chinos que hacen cola para entrar en la Expo de Shanghai nunca han salido de su país. Muchos saben que no lo harán nunca, y es para esos cientos de miles de visitantes para quienes la Exposición Universal significa más.

Durante los dos o tres primeros días tras la apertura de puertas del sábado 1 de Mayo, me daba la sensación de que los visitantes estaban escogidos. Imposible que de pronto más de la mitad de los chinos que me encontraba hablaran inglés. Pensaba que quizá todos habían recibido entradas por ser hijos de o primos de, para dar una imagen mejorada del país.

Sin embargo, en los días siguientes apareció ante mi el visitante con tartera que todos llevamos dentro. Los que sólo saben que París es el amor, que en España todo el mundo corre para evitar ser arrollado por un toro y que en un lugar sin concretar llamado Bélgica se hacen buenos chocolates.

Pabellón de Australia en la Expo de Shanghai.

Pabellón de Australia en la Expo de Shanghai.

Resguardada en la terraza del bar que Australia ofrece frente a su pabellón mientras llovía con ganas, una mujer de unos setenta anos me preguntó que si era australiana. Al decirle que no, me dijo que era una pena, porque los australianos tenían hijos muy guapos. También me dijo que le había gustado el pabellón aunque no había entendido nada y que no había visto koalas. Claro que como no sé decir koala en chino, las dos nos esforzamos lo mejor que pudimos con los gestos y llegamos a la conclusión de que hablábamos del mismo animal.
La sombra de los tópicos persigue a los visitantes en muchos de los pabellones. Imposible escapar de ella “tan pronto”. Atraer al chino es la premisa principal. Una vez dentro del pabellón, ahí y solo entonces, puedes intentar explicarle la oferta de tu país o tu ciudad realmente.