Armada británica usa música de Britney Spears