Archivo de la etiqueta: Arquitectura

High Line NYC

Autor:  Leonor Karpolov

Finalmente se ha inaugurado, en la ciudad de New York , el parque del High Line.

La ciudad de NY pretende recuperar espacios para sus ciudadanos. Para ello, una de las propuestas más innovadoras -en gran parte por lo sencillo de su planteamiento- ha sido el High Line: una antigua línea ferroviaria convertida en un parque público lineal, de aproximadamente 2,30 km de longitud.

El recorrido va desde la calle Gansevoort hasta la 34, en el West Side de Manhattan. La antigua línea estuvo en funcionamiento entre 1934 y 1980, y se encontraba en desuso desde entonces.

En 1999 se constituyó una asociación para preservar el vial (Friends of the High Line), y en 2004 la ciudad de NY publicó un concurso, cuyo ganador resultó ser el equipo de los paisajistas Field Operations y los arquitectos Diller Scofidio + Renfro. El equipo se componía de expertos en horticultura, ingeniería, public art…

El resultado es un ejemplo para varias cosas: rehabilitación de patrimonio industrial (poniendo en valor la magnífica ingeniería y arquitectura fabril de principios de finales del siglo XIX y principios del XX, y que con tanta alegría nos dedicamos a demoler), reutilización del espacio público y redensificación de la ciudad. Todo esto, sin pasar por el -a veces- peaje obligatorio de la sumisión al automóvil.

Clásicos del diseño industrial: Silla Wassily, de Marcel Breuer

por Leonor Karpolov

Los clásicos son aquellos que, por definición, nunca pasan de moda; esa condición ubicua -estar en todas partes, y, al mismo tiempo, en ninguna-, hace que los diseños sean modernos y clásicos al mismo tiempo.

Nada expresa mejor esa dualidad que el diseño industrial de principios del siglo XX. La “Edad Heróica” del Diseño -de hecho, la época en la que la disciplina se creó como tal-, y de la Arquitectura, ha dejado un legado que perdura y, probablemente, perdurará.

La silla Modelo B3, o “Wassily”, es fruto de la aplicación de los conceptos de diseño industrial -es decir, diseño para ser realizado en cadena, abaratando los costes, y con un uso racional de los materiales-, y, probablemente, una de las sillas que más gusta a arquitectos y decoradores.

La anécdota de este diseño, el origen del nombre -atribuido al también profesor de la Bauhaus Wassily Kandinsky-, viene a ser falsa, ya que en origen no tuvo apodo alguno. Fue durante una nueva edición de la silla por parte de la firma boloñesa Gavina, cuando adquirió ese sobrenombre Eso sí, los diseñadores de la firma italiana eligieron el mote debido a que el pintor ruso utilizó en su estudio el diseño de Breuer.

En la actualidad, y aunque existen un buen número de imitaciones, la patente la sustenta la firma Knoll, y el precio de catálogo asciende a 3.108 $ (las imitaciones suele costar bastante menos, no hace falta decirlo). Es curioso que, siendo un diseño concebido para facilitar la reproducción y abaratar los costes, se haya convertido en un artículo de lujo. Será que es un clásico.

Sanaa, referencia de la arquitectura del siglo XXI

sanaa1

Sanaa es el estudio de Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa, fundado en 1995 y uno de los referentes en cuanto a arquitectura del siglo XXI se refiere. Sejima trabajo con otro gran arquitecto japonés, Toyo Ito, y años más tarde fundó unos de los estudios más interesantes del momento con un antiguo colaborador.

Entre sus trabajos, encontramos cosas como la Terminal de Transbordadores de Naoshima, Edificio de Oficinas de Novartis, Centro Comunitario Rolex, Hotel Emona, Nuevo Museo de Arte Contemporáneo de Nueva York.

Esta última obra, el Nuevo Museo de Arte Contemporaneo, ha sido una de sus creaciones más celebradas. El museo quería un estudio joven, que no hubiera construido antes en la ciudad de New York. La respuesta de Sanaa fue una reinterpretación de la estructura entre medianeras tradicional de un SoHo que, a priori, no parecía el lugar más idóneo donde colocar un museo de esas características.

La manera de hacerlo es sencilla, aunque de apariencia compleja: tomando como base la parcela inicial, los 8 pisos de los cuales se compone el museo se mueven, consiguiendo con ello, por un lado la entrada de luz cenital, y por otro la creación de terrazas. El tercer resultado es sin duda una figura distintiva, ya que ningún museo que se precie desaprovecharía la oportunidad de convertir su edificio en un icóno facilmente reproducible.

By: Leonor Karpolov

Un repaso a la arquitectura de la década pasada

Sin título-1

Hacemos un pequeño viaje por la década que dejamos atrás, haciendo un repaso por la arquitectura que se ha construido en ella, o bien la que se ha destruido.

El World Trade Center estalló, llevando a todo el globo a un nuevo status quo, mediático, económico y social. El proyecto ganador para el ground zero, obra conjunta de Daniel Libeskind y el estudio Skidmore, Owings & Merrill, marca una época de bonanza económica donde los rascacielos, lejos de ser demonizados por la eterna imágen de los aviones secuestrados estrellándose en el WTC, se convirtieron en la versión moderna de las torres medievales. Cuanto más alta la torre, más poder el señor feudal.

También ha sido la década de la piel en la arquitectura, pongamos a los suizos Herzog & de Meuron como ejemplo, de los edificios que “hablaban” a través de fachadas repletas de luces y bombillas LED (nuevo Kursaal de Donostia, de Rafael Moneo), que trataban de distinguirse lo máximo posible del edificio contiguo (cerquita también, sede de Osakidetza de Coll Barreu Arquitectos).

Y la arquitectura Rock & Roll. Los arquitectos y arquitectas como estrellas del pop. En todo el mundo, ninguna ciudad ha podido ni siquiera plantearse una reconversión, reestructuración, o relanzamiento sin ir de la mano de un arquitecto estrella. En Euskadi lo hemos podido ver con Zaha Hadid y Zorrozaurre (lo de Durango ya lo vemos más crudo), con Foster y el Metro, Gehry y el Guggenheim, Calatrava y Bilbao…

Y cómo no, ha sido la década de Marina d’Or, del Pocero, de la cultura de la VPO. Se han creado barrios de protección oficial, en Vitoria, Bilbao, San Sebastian, Iruña. Son los barrios obreros de los años 50, pero para una clase media endeudada hasta las cejas. Un curioso caso, cuando los arquitectos dan lo mejor de sí mismos en pos de distinguirse del edificio cercan, nos lo dan los chicos del programa de RTVE Comando Actualidad.

Sobre todo esto, hemos podido ver cómo la Sostenibilidad, santo patrón de cualquier proyecto que se precie hoy en día, planeaba sobre cuanta normativa, proyecto y ley que legislara la construcción.

Y como colofón de la década, hemos podido ver el prodigio de la Arquitectura al servicio del poder, resumido en dos palabras: Burj Dubai. El rascacielos se ha convertido en el hito más alto del país donde el capitalismo se ha demostrado más salvaje, cerrando una época de excesos y claroscuros.

Corazón de María

Una de las apuestas más controvertidas y de complicada ejecución por parte del Ayuntamiento de Bilbao y la sociedad Bilbao Ría 2000 es sin duda la regeneración de la “otra orilla” de Bilbao, es decir, San Francisco, Bilbao La Vieja y calle Cortes. Los comienzos de esta regeneración se pueden situar con la inauguración del barrio de Miribilla, que aunque podría parecer alejado de la parte baja de la zona minera, entraba dentro de la operación urbanística global de regeneración. A ello se le han ido sumando hitos urbanísticos y arquitectónicos (no hay más que ver el estado actual de la plaza de Bilbao la Vieja).

La controversia vino sin duda por la instalación de cámaras de seguridad en la zona. Numerosas voces proclamaban que era un paso más hacia la “guetización” del espacio, mientras que otras voces aplaudían la medida. Sin duda, la solución ha de llegar desde una actuación integrada.

El Ayuntamiento y Bilbao Ría 2000 convocaron hace tiempo un concurso para dar un nuevo espaldarazo a la regeneración, con una intervención destinada a cubrir y dar valor a los restos arqueológicos de la plaza Corazón de María, creando al mismo tiempo una plaza en el nivel superior. El concurso tuvo un punto de originalidad extra, ya que la organización invitó a los estudios ubicados en la obra a participar, estudios novedosos, jóvenes y dinámicos.

El resultado formal ha sido descubierto de modo un tanto misterioso, (es decir, aún no sabemos muy bien quién es el ganador, pese a un bonito render publicaco por el correo y una escueta nota de prensa de Bilbao Ría 2000), pero parece ser que el ganador es el colectivo Hiria Kolektiboa. El pasado día 13 de octubre dio comienzo la parte participativa del evento, actividad en la cual HK son especialistas.

by: Leonor Karpolov

Arquitecturas próximas

Un pelín antes de verano, el 4 de junio, asistíamos a una charla organizada por Arquia, la Caja de Ahorros de los Arquitectos, en la delegación colegial de arquitectos en Donostia. Bajo el poco acertado título de “Hablemos de lo próximo, que hay lío” se dieron cita un más que acertado conjunto de jóvenes arquitectos vascos y navarros, para hablar de la práctica profesional de la generación sms. Si os lo perdisteís, o quereís profundizar en el tema (ojo, que los arquitectos suelen ser bastante pesados hablando), lo teneís en la página web de Scalae.

Unos que no estuvieron presentes, al menos como estudio al completo, fueron los de Vaumm. Estos jóvenes saltaron a la palestra el pasado 7 de julio por haber ganado el concurso del Basque Culinary Center, algo así como una universidad para cocineros. Dejando a un lado ciertas metaforas visuales que no acabamos de creernos del todo (eso de “una referencia icónica (platos amontonados)” nos suena más a enganche para el jurado que a un parámetro real de proyecto), está claro que este estudio va camino de convertirse en un referente para toda una generación de arquitectos formados en Euskadi.

By: Leonor Karpolov

Fallece el arquitecto Luis Peña Ganchegui

Se le consideró un adelantado a su tiempo y estuvo profundamente unido a Eduardo Chillida y su obra. El funeral tendrá lugar hoy viernes a las 19:00 horas en Mutriku.

Luis Peña Ganchegui ha muerto esta pasada noche a los 83 años de edad y en su casa de Ategorrieta, en la falda del monte Ulia de Donostia-San Sebastián. Como han recordado nuestros compañeros de Radio Euskadi, Peña Ganchegui nació a mediados de los años 20 en Oñati, se licenció como arquitecto en Madrid y en los 80, siendo profesor de arquitectura en Barcelona, regresó a la capital guipuzcoana para dirigir allí la Escuela de Arquitectura de la que había sido ferviente impulsor.

Por eso él que introdujo la arquitectura contemporánea, al que se consideró un adelantado a su tiempo, es para muchos un maestro y su obra una referencia. Desde hace 50 años había dibujado la fisonomía de muchas localidades vascas: la Plaza de los Fueros en Vitoria-Gasteiz, el Palacio Aramburu y el Teatro Leidor de Tolosa, el centro Bastero Kulturgunea de Andoain, la Plaza de la Trinidad, el Hotel Amara o las viviendas de Miraconcha en Donostia-San Sebastián y por supuesto el entorno del Peine del Viento de Eduardo Chillida al que estuvo profundamente unido.

En 2004, recibió la Medalla de Oro de los arquitectos españoles a toda su obra.

La enfermedad limitaba su trabajo pero siguió acudiendo al estudio familiar, Peña Ganchegui y Asociados, hasta el final, supervisando proyectos como los pisos de Abandoibarra en Bilbao.

El funeral de Luis Peña Ganchegui, amigo de Rafael Moneo, Juan Benet o Pío Baroja, tendrá lugar hoy viernes a las 19:00 horas en la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción de la localidad de Mutriku.

Cosmic car

Village Underground ha encontrado una forma de transformar el paisaje urbano de Londres uniendo el arte y los antiguos vagones del metro. Para ello, ha convertido estos vagones en estudios de arte y creatividad donde los artistas puedan realizar sus proyectos.

Como si fuera un viaje onírico entre las estaciones de metro, uno puede inspirarse mientras mira desde la ventana, una fuente inagotable de inspiración en los viajes largos. De todas maneras, esta vez es el paisaje urbano el que nos sirve de inspiración.

Esta tendencia ya ha llegado a Berlín, y artistas como Insa Heels han decorado diferentes vagones, que a la vez le sirven de plataforma para poder enseñar sus trabajos.

Un viaje semanal dentro de estos vagones cuesta alrededor de 30 dólares y uno puede instalar allí su estudio. El viaje ya ha comenzado, sólo falta saber dónde estará la siguiente parada…

[kml_flashembed movie="https://www.youtube.com/v/DraIg8fdaGM" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

Concurso de arquitectura efímera

La asociación cultural Dos de Mayo ha organizado un concurso de proyectos de arquitectura efímera, para solucionar la necesidad de cubrir el rastro y las actividades culturales que se realizan en la calle Dos de Mayo.

Buscan soluciones creativas: sencillas de colocar y retirar, baratas, conforme a las nor

mas y carencias urbanísticas, estéticamente atractivas e interesantes y que permitan un buen aislamiento, sonido e iluminación.

La arquitectura efímera consiste en intervenir en un enclave concreto de la ciudad,

mediante obras e instalaciones removibles. Es una oportunidad para que los ciudadanos, en colaboración con arquitectos, diseñadores, aparejadores y estudiantes, puedan establecer vínculos entre arquitectura contemporánea y sociedad. De esta forma se busca encontrar soluciones a los nuevos problemas urbanos con el arte como herramienta.