Confianza, sinfianza

Un jugador me comentó una vez que muchos de los equipos de primera división tienen un nivel muy similar y que el factor más importante en el rendimiento de cada uno de ellos es la confianza o la falta de confianza. La confianza que tengan en ellos mismos y por supuesto, la que su entorno tenga en ellos.

La falta de confianza y la ansiedad. Es lo que provoca que un equipo que la pasada temporada fue capaz de clasificarse en el cuarto puesto , resultando ser prácticamente imbatible en su terreno de juego, viva la situación que en estos momentos vive el Athletic.

Esa ansiedad y esa falta de confianza provoca en los jugadores, lo mismo  que nos  pasaría a cada uno de nosotros en nuestro trabajo: no estamos seguros de lo que hacemos en todo momento. No creemos en nosotros mismos, ni en lo que hacemos.  Fallamos hasta en los más sencillo que habitualmente tenemos mecanizado. Ponemos en jaque todos y cada uno de nBeñat Etxebarriauestros pasos.

El propio entrenador, Ernesto Valverde, ha confesado que el equipo está “tocado” y que “de tanto escuchar que está mal se lo va a creer”.

El sustituto de Herrera

El origen de esta situación puede ser múltiple.  Coincido con el doctor del Athletic, Josean Lekue al descartar problemas físicos y me inclino por la ausencia, aún no paliada, de Ander Herrera en el esquema del equipo. Ernesto Valverde ha reconocido que aún no ha encontrado el sustituto de Herrera. Ha probado sobre todo con Beñat y también con Unai López, Muniain, Aketxe, Viguera y incluso con Rico y sigue buscando.

Es muy difícil encontrar un sustituto puro: reemplazar pieza por pieza sin que el equipo modifique su estilo o sus hábitos. El problema es que esas probaturas se están realizando con la temporada en juego. Es el momento de hacer una apuesta y creer en ella.

La confianza del resto

Todas estas circunstancias han provocado que el Athletic viva un momento  comprometido. Y mientras el equipo busca una solución a sus problemas,  resulta imprescindible que el entorno le aporte la confianza que le falta. Confie  en un equipo que hace tan sólo mes y medio consiguió clasificarse entre los 32 mejores de Europa.

 

Etiquetado en:,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *