IGELAK por Andoni Iturbe

Rodamos. Acción… Igelak

Donostia. 10 de la mañana. Un ciudadano viene acelerado y preocupado debido a un desahucio que se avecina. “Venía a defender a la anciana que van a sacar de casa”, afirma. El buen hombre, Jesús L., ya ha asistido a más personas en este tipo de casos. Pero no hace falta que, por esta vez, tenga que actuar (en sentido literal) y mucho menos en pleno rodaje de Igelak, escrita y dirigida por Patxo Telleria (Bypass, La máquina de pintar nubes) y producida por ABRAPROD.cropped-logo.jpg

La pancarta de la discordia (“Kaleratzeak Stop”). Muchos vecinos se despistaron y llegaron a pensar que se trataba de un desahucio real. Un síntoma de que el trabajo estaba dando sus frutos. La casa legalmente alquilada para el rodaje creó expectación entre los vecinos y permite reflejar el caos, perfectamente orquestado, de un desahucio ficticio.

Efectivamente, difícil pensar lo contrario.

Los agentes de policía despistaban e imponían.

Los policías, con aspecto serio, concentrados en su misión. Un salto cualitativo desde Bypass ya que la acción va a tener más protagonismo.

Gorka Otxoa (Pagafantas, Bypass, Los miércoles no existen, Velvet) interpreta al director de una sucursal. Poco que ver con el economista majo y bonachón de Bypass. El Peio, al menos al inicio de la película, es un cabroncete, tal y como añade Tellería. El contexto de crisis económica (y moral) provocará todo tipo de catarsis.

Gorka se sube al tejado de la casa desahuciada. Él o su doble. “Soy escalador desde los 12 años”, sostiene Zuhaitz, con la misma ropa llena de harapos y aspecto sucio que lleva Gorka. Como las botas de los policías. “Con brillo, pero sin que parezcan impecables”, relata la jefa de vestuario. La ropa harapienta es un buen muestrario del tono de esta comedia social. El director y guionista Patxo Tellería ha recreado una ciudad vasca irreconocible. Podría ser Bilbao, o Vitoria-Gasteiz, o el mismo Donostia. “No hemos querido personalizar”, afirma.

Además de Gorka Otxoa, Miren Gaztañaga, Josean Bengoetxea, Gurutze Beitia y Mikel Losada, actuarán en esta película (Igelak) que se estrenará el próximo año.

Si hay alguna persona en la memoria de todos, ése es, sin duda, Aitor Mazo, un compañero infatigable en estos días intensos de rodaje. “Iba a protagonizar uno de los seis personajes. Su hija realizará un cameo”, recuerda Patxo Telleria, que esta vez no nos sorprenderá con un cameo como en Bypass. “No he pasado el casting”, sonríe.

@igelakfilm

@igelakfilm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *