Superando miedos

Kaixo!
Esta noche quiero que me acompañéis a superar mi claustrofia, mi asco a la putrefacción y mi miedo a los animales de gran tamaño. Hoy me pongo el buzo y me implico en trabajos que jamás había imaginado que iba a realizar.
¿Lo peor?, meter mi brazo en el culo de una vaca, soportar el hedor de un pozo séptico y meterme bajo tierra. La tala de árboles también es un trabajo que requiere muchísimo esfuerzo físico y paciencia los días de lluvia, pero con Oscar, a quien conoceréis esta noche, todo parece más fácil.

Desde aquí un abrazo a todos los personajes que protagonizan el tercer capítulo de Implicada, ¡Salud!, y brindaremos con el licor de Vasile en más ocasiones, sí, sí, también tengo que implicarme en eso. ¡Casi me quema la garganta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *