Inteligencia emocional

LA AUTOCONCIENCIA EMOCIONAL. Tiempo para la auto-reflexión

autoconciencia

Por Aitziber Barrutia Leonardo.

El desayuno, las ropas, las mochilas, el trabajo, las compras, la merienda, la casa, los deberes, el baño, la cena, y un largo etc., forman parte del quehacer al que las madres y padres de la sociedad actual se enfrentan a diario.

Las madres y padres que pasean los fines de semana con sus hijos/as se ven de pronto secuestrados por las prisas que acompañan con mensajes del tipo “¡Vamos!, ¡Corre!, ¡Átate ese cordón!, ¡Venga!, ¡Avanza!” que tenemos tan automatizados en las rutinas diarias que los asumimos sin pensar. Actuamos como en los juegos infantiles, se trata de tocar la pared y volver a casa otra vez. Como si la intención última de salir de casa no fuese precisamente esa, disfrutar del paseo en si.

  

Así, a contrarreloj, pasamos la mayoría del tiempo, precisamente dejándolo pasar. Un día, volvemos la vista atrás –me comentan- y nos asusta ser conscientes del tiempo que ha transcurrido sin apenas darnos cuenta. “Recuerdo cuando apenas andaba y ahora compite en atletismo”- dicen nostálgicos recordando situaciones de años atrás.

He preguntado a estas mismas madres y padres de familia, que me dijeran en el caso de que se viesen en la situación de poder pedir un deseo, ¿cuál sería éste?. La respuesta general ha resultado ser bastante unánime: “Que mi familia y yo seamos felices”, me responden satisfechos. Entonces, les planteo la siguiente pregunta: “¿Qué es para ti la felicidad?, ¿Cómo se vería representada en tu día a día?”. Entre sorprendidos y abochornados se dan cuenta del poco tiempo invertido en descifrar lo que para cada uno significa el concepto de “felicidad”.

Me serviré de las palabras del poeta Bertolt Brecht para ilustrar esta idea. Dice así:

EL CAMBIO DE RUEDA 
Estoy sentado al borde de la carretera,
El conductor cambia la rueda.

No me gusta el lugar de donde vengo.
No me gusta el lugar adonde voy.
¿Por qué miro entonces el cambio de rueda con impaciencia?

Si realmente sentimos esa necesidad de ser felices tan inminente, deberíamos detenernos en este camino de prisas y rutinas, echar el freno de mano antes de pinchar la rueda, analizar si estamos en el camino que nos gustaría estar para ser felices y, consecuentemente, aprender a discriminar entre mis tareas diarias lo urgente, lo importante, lo secundario o lo prescindible. Decidamos conscientemente si en nuestra definición de felicidad priorizamos la prisa de avanzar en el camino o el goce de, simplemente, compartir el mismo. Días hay muchos, pero vidas sólo una y la construimos cada día. ¡Suerte en tu búsqueda!.

¿Os habéis sentido alguna vez sumergidos en el ritmo predeterminado por la sociedad? ¿Qué cuota de participación y responsabilidad siento como parte de la misma? ¿Qué consecuencias tiene en mi vida? ¿Cómo repercute a quienes tengo alrededor? ¿Siento que tengo alguna capacidad de control al respecto? ¿Qué vivencias y reflexiones podría aportar?

15 pensamientos sobre “LA AUTOCONCIENCIA EMOCIONAL. Tiempo para la auto-reflexión

  1. oier

    Somos seres sociales con lo que la sociedad, nuestra cultura, empuja, arrastra, como dices tú, en su ritmo endiablado. Sin embargo, en el libro “Martes con mi viejo profesor” comentaban que hay que tener en cuenta las normas sociales, pero que no debemos creérnoslas, conocerlas si pero comulgar con ellas sin ninguna crítica no. La resoponsabilidad de nuestra vidad es nuestra, no de los demás. Lo que el destino pone en nuestras vidas no lo vamos a poder evitar, pero nuestro último reducto de libertad, nuestra responsabilidad, es decidir cómo nos vamos a tomar esas circunstancias, es solo nuestra. No es fácil, no es cómodo, pero creo que es posible y sobre todo es algo que solo podemos hacer nosostros. La busqueda activa de nuestro bienestar subjetivo, el buscar el sentido a nuestras vidas es algo que no podemos dejar en manos de los demás. Sería una magnífica enseñanza para nuestros hijos el poder enseñarles eso, su responsabilidad ante su felicidad. El camino no es fácil, insisto, pero es el único que nos aportará felicidad, nuestra felididad. Como decía la canción… “caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Gracias Aitziber por tu comentario, igual que el otro, me ha parecido magnífico y muy bueno para poder reflexionar sobre nuestras vidas. Espero poder seguir leyéndote.

  2. Jon

    Kaixo Aitziber! Mila esker zure artikuloarengatik. YA tenía leído de antemano las frases de Brecht, pero ha sido hoy en este mismo instante cuando realmente me he dado cuenta de la importancia que tienen. Te voy a contar porqué, hoy me he levantado rápido, mientras calentaba la leche ya me he estaba duchando y preparando las cosas del trabajo, despues de ducharme entre que me vestía daba un par de sorbos al café y lo he tenido que dejar porque otra vez ya llegaba tarde. Al llegar al trabajo, todo era urgente y PARA AYER. Así que te doy mil gracias porque ha sido mientras leía tu artículo cuando he podido reflexionar un poco sobre este y otros días parecidos a este. A partir de ahora te seguiré leyendo. Sigue indicandonos el camnino para la felicidad.

  3. Endeer

    Me pides un poema. Te ofrezco una brizna de hierba.
    Dices que no basta, me pides un poema.

    Te digo que esta brizna de hierba servirá; se ha vestido de escarcha, es más inmediata que otra imagen creada por mí. Dices que no es un poema.

    Es una brizna de hierba y la hierba no es suficiente. Te ofrezco una brizna de hierba. Te indignas.

    Dices que es demasiado fácil ofrecer hierba, dices que es absurdo, cualquiera puede ofrecer hierba. Me pides un poema.

    Y por eso te escribo este poema de cómo una brizna de hierba es cada vez más difícil de ofrecer y de cómo, al volverte más rígida que brizna de hierba, resulta más difícil de aceptar.

  4. Nekane

    La sociedad actual ha dado una enorme importancia a estar ocupados, lo que nos genera una búsqueda incesante de actividad, incluso en el ocio, como si fuera lo mas importante en nuestra vida, es mas sencillo apagar con actividad la voz de nuestro interior, que juzga la vida que estamos llevando, que escucharla y detenernos, vivimos nuestra propia vida al margen de nosotros, demasiado aprisa para saber quien somos, demasiado rápido para saber realmente lo que queremos y cuando paramos, nos damos cuenta que cuanto mas ocupados vivimos, menos felices somos, pero es un pretexto para no encontrarnos a nosotros mismos.

  5. Rosa.

    Este artículo me ha hecho reflexionar sobre actuaciones diversas. Me agrada que la autora ha sacado el tema. Hace poco vi en la TV que los italianos vivían un día sin prisas. Experimentar esa sensación de vida, de respiro, de control y disfrute de lo que nos rodea podía constituir un modelo a seguir cotidianamente.

  6. Bibiana

    Kaixo Aitziber! TIEMPO PARA LA REFLEXIÓN. Éso es lo que nos hace falta en nuestras vidas y es que el ritmo autoimpuesto en el día a día, arrastrado por la inmersión en esta sociedad, es casi insoportable. Mil cosas para hacer y un sin fin de ellas al final sin hacer. Sin duda alguna, cuánta razón tienes cuando dices que estamos sumergidos en el ritmo predeterminado por la sociedad. Cierto es también que solo nosotros podemos salir, desengancharnos de él y yo, personalmente lo consigo, o al menos intento conseguirlo, cuando leo artículos como el tuyo. Mila esker por tus palabras.

  7. amaia

    kaixo Aitziber:
    Estas palabras de Bertolt Brecht fueron el detonante de la que creo que ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. Las escuche en un curso de Intelegencia Emocional para la educación de nuestors hijos realizado hace poco en la guardería de mi hija. Esas semanas fueron difíciles porque coincidieron con una excelente propuesta de trabajo que a priori no podía rechazar; la gente de mi entorno me decía que lo aceptara sin dudar pero en ese momento llegaron a mis oidos estas palabras de Brecht. Me paré a pensar en qué es lo que verdaderamente necesito para ser feliz, cuales son mis prioridades en la vida y rechazé ese trabajo, decidí compartir todo el tiempo posible con mi hija, trabajar lo justo para vivir bien . Poca gente me ha entendido, todos dicen que acepte el trabajo, que cuando gane suficiente dinero podré pasar todo el tiempo que quiera con ella, pero yo he decidido no perderme ni un minuto de su vida más del justamente necesario. Y me siento bien, convencida de mi decisión, feliz porque por fin mi vida la dirijo yo.
    Muchas gracias.

  8. ana

    Kaixo Aitziber.
    Hoy he intentado poner en práctica algo de lo comentado en las clases de inteligencia emocional.Es alucinante,los niños se sorprenden.Me han dicho que parezco la Super Nani de los adolescentes.Yo les he dicho:
    – ¿no será mejor que os enseñe yo las cosas que que venga una persona de fuera y me tenga que ir yo de casa?.
    Hemos estado un rato largo hablando y la verdad que muy a gusto.
    El fin de semana voy a intentar ir más despacio que habitualmente y hacer cosas que les gusta y teníamos un poco olvidadas por el stress diario.
    El miércoles te contaré.
    Eskerrik asko

  9. Aitziber

    Me gustaría agradecer la participación a todas las personas que os estáis implicando en el blog, cuestionando y compartiendo vuestras experiencias con los demás.Aunque no creo que haya mayor gratificación que la de decicarse un tiempo a uno mismo y tomar decisiones consecuentes a lo que sentimos, muchas veces un ejemplo vale más que mil palabras y ahí estan los vuestros. Mi más sincera enhorabuena a quienes se han atrevido a pararse a escuchar lo que les pide su “voz interior”, no es tarea fácil.Muchas gracias a todas/os por compartirlos y facilitarnos la posibilidad de aprender de los demás.

  10. marian

    Hola Aitziber:
    Tengo la gran suerte de conocerte personalmente ya que soy alunna tuya en estos momentos,como nos insistes en que participemos en el blog, pues aquí estoy.Yo ,me pare a pensar ,si era feliz o no con mi vida y aunque la respuesta creo que la conocia me costaba aceptar le verdad,tarde meses en dar el paso que llevaba tiempo pensando ,sabía que mi decisión podía causar dolor en otras personas pero pense”TENGO QUE SER FELIZ” y lo hice, le dije a mi pareja que me quería separar, el no lo entendío y cometió una barbaridad que prefiero no comentar porque hasta a mí y ahora me duele solo con decirlo, el caso es que el se esta recuperando de sus heridas fisicas siete meses después y yo, aunque me esta costando salir adelante creo que hice lo que debia porque pienso ,que yo no puedo hacer feliz a mis hijos ni a la gente que me rodea si “YO” no soy feliz. Cada persona tiene que pensar que es la felicidad para ella e intentar conseguirla ,porque vivimos una vez y lo que no hice ayer ya no lo voy hacer hoy,.Muchas gracias por ser como eres Aitziber,espero seguir leyendote.Un beso.Marian.

  11. mikele

    cada vez buscamos mas fuera, sin darnos cuenta de que la felicidad empieza en uno mismo.
    creremos que nada depende de noostros y tomamos una actitud pasiva.
    Parece un topico pero estoy convencida de que es así

  12. Mario Alberto Chavarria Amaya

    me gustaria tener una mejor informacion de la conciencia emocional, incluyendo su relaciòn con mis pensamientos y estado de animo, les soy sincero a veces me abato demasiado que padesco de stress-

  13. mario alberto chavarria amaya

    si me fascina el apecto del desarrollo emocional y sobre todo aprovechar al maximo del conocimiento de si mismo con la inteligencia emocional

  14. JORGE JMEZ.

    Dios te bendice. sabes, mas que un poema es algo que necesitamos creer., Dios te bendice cada día, es mas lo hacia desde antes que tu nacieras., si tu buscas la felicidad dejame decirte que en el mundo al que tu llamas sociedad, no lo vaz a encontrar, no busques po ahí, busca mas en tu interior, en una vida espiritual que te va a dar mayor satisfacción, si buscas a Dios conoceras el camino hacia la verdad pero tampoco te va hacer cambiar, mucho menos te va a dar felicidad,porque? por que si tu no tienes un corazón dispuesto al cambio que tiene Dios para ti, Él no va hacer nada en ti. así de simple, la verdadera reflexión depende de ti, sin temor a equivocarme la spicología y sus ramas solo te van a ayudar a esforzarte, si tu “le Creees a Dios” veraz resultados no esfuerzos pero creele, PARA QUE PUEDAS CONOCERLO no creas en ÉL PORQUE AHI TE QUEDAS EN CREER QUE EXITE PERO NO EN LO QUE PUEDE HACER POR TI.

  15. Claret Coromoto

    Recuerda que la tecnología y el trabajo no lo son todo

    Un viaje de auto consciencia que nos recuerda que la tecnología y el trabajo no lo son todo. Encontrar el placer de vivir como humanos será el comienzo de nuestra realización y de una vida plena. Comencemos ahora y gocemos de nuestra existencia. Te invito a la lectura del libro que aclara de una forma sencilla en cómo generar algo nuevo

    https://www.amazon.com.mx/dp/B078WLCL5B/ref=cm_sw_r_fa_dp_U_RkpvAbHJHJFDH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *