Inteligencia emocional

¿Puede un territorio desarrollar la Inteligencia Emocional?

Por Rogelio Fernandez

Quisiera aprovechar este espacio para hacer referencia a un artículo publicado hace algunos días en el blog creamos el futuro que auspicia Telefónica. Se trata de un blog de intercambio de conocimiento que tiene varias categorías, desde Nano-tecnología, Sanidad hasta Industria y Servicios. Precisamente en este último, se encuentra una sección dedicada a Inteligencia Emocional y Empresa que tiene unos artículos muy interesantes.

 

Entre todos esos artículos me gustaría destacar el titulado ¿Es posible un territorio emocionalmente inteligente? En ese post, del que recomiendo su lectura, se habla de la experiencia que se está llevando a cabo en Euskadi y en concreto en Gipuzkoa. Me parece una experiencia encomiable y de un gran interés internacional para la ciencia el intentar desarrollar la Inteligencia Emocional en un territorio de forma integral: educación, empresa, familias, sanidad, desarrollo personal, trabajadores sociales y medir las consecuencias de este despliegue.

De esa forma, los beneficios, tanto para las organizacioners sociales y empresariales, como para el desarrollo del bienestar subjetivo de las personas y de la sociedad en general se podrán compartir y crear sinergias entre unos y otros dando como resultado una zona más feliz y más competitiva. Ojalá ese ánimo que tienen en Gipuzkoa no decaiga y sirva de ejemplo para otros territorios.

¿Les gustaría a ustedes vivir y trabajar en un territorio emocionalmente inteligente?, ¿les gustaría a ustedes ser emocionalmente más inteligentes?, ¿qué les parece esta idea?

  

8 pensamientos sobre “¿Puede un territorio desarrollar la Inteligencia Emocional?

  1. Jon

    Un territorio puede desarrollar la IE si todos los elementos socializadores toman parte del desarrollo de este constructo. Gracias a la Diputación Foral de Guipúzcoa, esto mismo está ocurriendo en esta provincia. Formar a todos los educadores en IE, que toman parte en el proceso de enselanza-aprendizaje del niño, socializará a las personas dentro de las habilidades de la IE. Con la observable consecuencia de demostrar que podemos convivir en el respeto y en el aprecio hacia nosotros mismos y las demás personas. Además somos los primeros y únicos en este modelo de proyecto. Que ilusión ser conocidos como EL TERRITORIO EMOCINALMENTE INTELIGENTE. Hasta la próxima.

  2. oier

    Lo que me ha parecido muy bueno es el blog de Creamoselfuturo. Me parece que tiene unos contenidos muy serios e interesantes y que tiene una parte destinada a Inteligencia emocional con unos artículos de lo más interesantes. Merece la pena que le echéis un vistazo!!!

  3. norma

    A mi lo que me parece muy sugerente es el concepto de bienestar subjetivo. El hablar tranquilamente de la búsqueda de la felicidad me parce algo muy importante, sobre todo, si este concepto está incluido en la educación, en la familia y en la empresa. Tambien estoy encantada, como guipuzcoana, que ésto se de en mi tierra. Somos famosos por muchas cosas, y algunas de ellas de las que no podemos sentirnos orgullosas, pero esta iniciativa me llena de satisfacción y orgullo.

  4. Juan

    A mi también como a Norma, me ha hecho mucha ilusión el enterarme que en Gipuzkoa, se ha puesto en marcha una experiencia piloto, sobre el intento de desarrollar la inteligencia emocional en un territorio de forma integral, porque así entre todos, padres, profesores, empresa y todos los integrantes de la sociedad podamos aprender y lleguemos a construir un territorio emocionalmente inteligente, donde vivamos cada día un poco mas felices.

  5. Ígor

    Afortunadamente yo me dedico a la psicología y en concreto a la formación en Inteligencia Emocional, entre otras cosas porque creo que y tengo la confianza en que entre todos los que empezamos a sentir que hay algo que hay que hacer de forma diferente, podamos crear un espacio desde donde empezar. Un Territorio Emocionalmente Inteligente hace posible que los que vivimos en él nos entendamos y suponga una plataforma desde la que construir el futuro que nos propongamos, desde la atención y valoración de las necesidades de sus habitantes. Para mí se trata de la mejor aportación que soy capaz de hacer aquí donde vivo.

  6. Rosa.

    Lo de ser más emocionalmente inteligente lo tengo asumido a nivel personal. Sueño, tengo la esperanza, que llegue a la comunidad donde vivimos, porque somos el resultado de las relaciones múltiples que establecemos, y sobre todo, porque sería el mejor regalo para mis hijos para la nueva generación que sostendrá el futuro. ¿ Me pregunto si entender la educación emocional a nivel de territorio, como lo plantea el autor del artículo, es una forma también de preservar la especie?

  7. Aitziber

    Como dice Rosa, creo que la base fundamental para el desarrollo de un territorio emocionalmente inteligente comienza por el desarrollo de la propia persona. Es ahí tenemos la posibilidad y capacidad de dejar de echar balones fuera y plantearnos la responsabilidad que tenemos cada uno de implantar esta forma de vida más positiva y agradable para todas/os.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *