Inteligencia emocional

Maltrato Emocional (2da. parte)

Por Jon Berastegi

En el anterior artículo, escribía sobre el maltrato emocional de una cuidadora en una Guardería de Madrid. Pero desgraciadamente y afortunadamente, esa no es la realidad más relevante, ya que son las personas más cercanas al niño,  las que más denuncias reciben de malos tratos a los niños, concretamente 3 de cada 4 casos. El 90% de los casos es un hombre.

Tan sólo este año más de un millón de niños serán víctimas de alguna forma de abuso infantil y/o negligencia en el Estado Español.  El maltrato a los menores puede ser difícil de reconocer, especialmente si la víctima es demasiado joven para hablar acerca del abuso o identificar al responsable.

  

Por ello, los profesores de la Etapa de Educación Infantil, deberían realizar un reporte (una denuncia) ante cualquier duda, y no dejar pasar el tiempo, porque a veces puede realutar que ya es tarde.

 El programa de Educación Emocional, tanto para familias como para los docentes tiene en su ser, el principio de prevención y desarrollo personal y social. Por ello ante el maltarto Infantil, la Educación Emocional ejercería una función de PREVENCIÓN PRIMARIA, es decir, dirigida a la población general con el objetivo de evitar la presencia de factores estresores o de riesgo y potenciar los factores protectores del maltrato infantil.

Contenidos a trabajar  por la Educación Emocional ante el maltrato infantil:

• Sensibilización y formación de profesionales en Educación Emocional.
• Intervenir en las escuelas para padres, promoviendo valores de estima hacia la infancia, la mujer y la  paternidad.
• Promover la creación de emociones positivas: amor, alegría, respeto…
• Exponer el desarrollo emocional de los niños y la inconveniencia de los castigos físicos. Ofrecer la alternativa de la aplicación del castigo conductual, mediante estrategias emocionales.
• Identificar los valores y fortalezas de los padres, reforzando su autoestima.

Otras formas en que los profesores de Ed. Infantil, pueden servir como sistemas de apoyo extendido a las familias son:

• Desarrollando relaciones positivas con los padres sin juzgar.
• Estando atento a señales de presión en los padres.
• Ofreciendo oportunidades para que los padres se involucren en el cuidado de su hijo.
• Manteniendo comunicación regular con los padres en relación al progreso de sus hijos.
• Ofreciendo educación para padres.
• Proteger al menor, y ofrecerle seguridad y cariño.

Espero haber contribuído en algo con mis palabras, y a la vez responder a varios de los comentarios realizados en el anterior artículo. ¿Qué os parece?

15 pensamientos sobre “Maltrato Emocional (2da. parte)

  1. oier

    Agradezco estas líneas para saber cómo se ha de prevenier el maltrato infantil. Es un tema de candente actualidad y tus ideas me han venido bien para poder tener una visión más amplia de este problema. Creo que todos tenemos parte en ello, desde lo padres hasta los profesores y la sociedad en general. Espero que la Educación Emocinal sirva como antídoto, como prevención de estos hechos y contribuya al bienestar de los niños, las familias y toda la sociedad.

  2. Endeèr

    Gracias, Jon por esta aclaración. La verdad esque a mí se me revuelven las tripas cuando veo u oigo algo así en las noticias. Me da asco y una tremenda tristeza pensar en esos niños que , precisamente donde más deberían quererles, reciben maltrato, humillación, etc. Me gustaría poder hacer algo al respecto, en la medida de mis posibilidades, aunque sólo sea hablar sobre ello.

  3. izaskun

    Me ha parecido muy util esta imformacion, pero cuando se va poner en marcha? Se va poder llegar a todas las personas que los niños tienen alrrededor? desde padres, hermanos, profesores, el propio niño, etc. La sociedad lo demanda!!!!!!!!! Me parece mas que urgente el ponerse a trabajar en este aspecto.
    Muy interesante el tema. Gracias

    Especialmente informacion especifica del maltrato psicologico o emocional. Como ser consciente, como corregirlo, etc.

  4. Amaia

    Estoy de acuerdo, en que el programa de educación emocional, ejercería una función de prevención primaria, imprescindible para poder detectar el maltrato emocional, porque muchas veces los niños son insultados, menospreciados o ridiculizados por los adultos y es muy difícil reconocerlo, porque socialmente está mas tolerado, que el maltrato físico, pero eso no quiere decir que sea menos peligroso. Por eso, desde todos los ámbitos, escuela, familia y profesionales, tenemos que trabajar para fomentar la autoestima y crecimiento personal en nuestros hijos.

  5. Miguel

    Gran artículo!!! Un tema muy preocupante y removido estos últimos días. Pero no crees que el maltrato emocional, se da más a partir de la adolescencia, donde los niños son muy crueles?

  6. AUTOR

    Miguel, El maltrato emocional no tiene edad, sino que depende del desarrollo emocional de las personas y como no de su utilización adecuada o no. Pero siempre los más indefensos son los niños, aunque existen adultos totalmente desprotegidos.
    Respecto a que los niños son crueles, se debe a que el desarrollo de la empatía (ponerse en los zapatos del otro)se retrasa hasta los 6 años. Gracias por tu comentario y a los demás idem.

  7. Mariaje

    Hola otra vez! Me ha parecido uno de los artículos más interesantes, sobre todo porque soy madre de tres hijos y creo enormemente que promover el desarrollo emocional en los niños es realmente necesario. En el polo opuesto, nos encontramos con el maltrato infantil, que me ha dado mucho que pensar. Ya que cuando somos madres trabajadoras, dejamos a nuestros hijos en la escuela y sus profesionales, y por ello ambos agentes educativos deberíamos aunar esfuerzos, para aportar emociones que ayuden al desarrollo del niño como: amor, seguridad, alegría, satisfacción, confianza,… Gracias por el artículo, lo he leído tres veces y cada vez me ha hecho sentir más consciente sobre el tema.

  8. Larraitz

    Aunque parezca mentira, los datos que aporta Jon son reales: el origen de los maltratos más habituales están en el seno familiar de los niños/as. He trabajado en pisos de agogida durante un tiempo y es impresionante observar como para muchos de los niños/as, el modelo relacional basado en los gritos y los golpes es el habitual, rechazando en un primer momento otro tipo de relación. Es lo que conocen desde txikis, asique para ellos, es lo normal!!! Construimos la realidad desde nuestra realidad, también en el terreno emocional.

  9. AUTOR

    ¿Construímos la realidad desde nuestra realidad? Podrías explicarnos lo que quieres decirnos, Larraitz. Creo que podrías aportarnos muchas ideas sobre este artículo desde tu punto de vista profesional. Mila esker.

  10. Rosa.

    El maltrato emocional tiene muchas caras y aristas. Pero ¿ qué hacemos cuando somos testigos del mismo, en la calle, en la escuela…? Desde este espacio me gustaría llegar a la conciencia de cada cual para que no nos quedemos impasibles ante estos hechos que desafortunadamente por cotodianos parecen ” normales”. Tal vez sea necesario revisar cómo nos implicamos en el tema, desde el propio contexto familiar y en el social más inmediato.

  11. Iker

    Creo que sería importante que otros agentes sociales sociales estuviesen más implicados en el tema. Desde la calle nos sentimos indefensos

  12. aire

    Veo que propones que los profesores denuncien ante la mínima sospecha. Sería muy bonito que cuando alguien denunciara maltrato infantil por parte de un progenitor los jueces contestaran algo distinto a “eso es patria potestad”. La patria potestad parece ser una carta blanca para hacer lo que te dé la gana.

    Tiene gracia que hasta para poner un tenderete en el mercadillo se te pida una licencia, mientras que la de ser padre, esa no cuesta nada, y no veas lo que cuesta que un juez te la quite.

    Entiendo, Jon, que nunca has sentido la impotencia que esa situación supone. Cuando se presenta una denuncia, más te vale poder demostrar fehacientemente todo y más te vale dar con un juez con corazón. De lo contrario, además de ver cómo el maltratador se va de rositas, te vas a encontrar con que la ley se vuelve contra ti por “falsa denuncia”.

    La indefensión legal de los niños es alarmante pero, ¿a quién le importa? Al Defensor del Pueblo, el de los mayores, tiene un lugar en nuestra legislación. El Defensor del Menor sólo tiene lugar para que el político de turno se haga una foto.

  13. autor

    Hola a todos los lectores de este blog. Agradezco de corazón vuestra implicación y respuesta a los Post que se editan en este blog por mi parte y parte de mis compañeros y compañeras. Aire, entiendo y comprendo tu crispación hacia el sistema legal y sus respuestas poco eficaces en los casos de maltrato infantil, racial o sexista. Pero no debemos cejar en gefender nuestros principios y valores, ya que los jueces y los políticos no son el todo o la nada. Me comprendes?
    En cuanto a tu opinión Andreita, aquí te enumero varios de los factores emocionales a observar en el maltrato infantil:
    – Muy poca autoestima.
    – Incapacidad para depender de, confiar en, o querer a, otros.

    – Conducta agresiva, problemas de disciplina.
    – Pasividad y retraimiento, miedo de establecer relaciones nuevas o de empezar actividades nuevas.
    – Problemas escolares.
    – Hiperactividad, ansiedad.
    – Insomnio, pesadillas.
    – Abuso de drogas o de alcohol.
    – Regresiones.
    – Tendencia a interrupciones en su estabilidad vivencial, su sentido de comunidad y estructura familiar.
    – Piel y tejidos blandos: inflamación y huellas de traumas (coloración violácea) en cara, brazos o piernas, nalgas o tronco. Cicatrices en pies, manos, espalda o nalgas que evidencian el objeto con el que fueron hechas: quemaduras con cigarrillos, plancha, líquidos, heridas profundas o desgarros en la boca.
    – Esqueleto: fracturas en menores de un año, fracturas frecuentes, mal tratadas y mal cicatrizadas, fracturas en nariz, boca o dientes. Dislocación del hombro o del codo.
    – Contusiones del hombro o del codo. Esguinces de 1ro., 2do. y 3er. grado, golpes o machacamientos.
    – Sistema nervioso central: golpes en la cabeza que generan desde hematomas del cuero cabelludo, heridas pequeñas sin pérdida de la conciencia y sin convulsiones, hasta pérdida de conciencia, hemorragias, hematomas internos, convulsiones y estado de coma.
    – Sistema respiratorio: casi ahogamiento, bronco-aspiraciones.
    – Órganos de los sentidos: en ojos: heridas o hematomas de párpados, lesiones en córnea, desprendimiento de retina. En oído: heridas externas y del conducto auditivo externo; hemorragia en el oído medio o interno, ruptura del tímpano. Nariz: hemorragia, desviación del tabique.
    – Cavidad abdominal: golpes, hematomas, contusiones a nivel externo. Golpes internos que se reflejan en ruptura de vísceras, o peritonitis.

    – Otros: signos de traumatismo en otras localizaciones, cuya explicación no sea clara.

Responder a viviana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Confianza online