Inteligencia emocional

Consciencia de las emociones (2ª parte)

Por Xurdana Imatz Larrocea

Os propongo un ejercicio para iniciar una reflexión sobre la Conciencia Emocional. Tomad de vuestro listado a 4 o 5 alumnos (Muy diversos entre si) y escribid al lado de cada nombre la emoción que os suscite cada alumno (Tranquilidad, inquietud, miedo, ternura,…). Adjuntad, además, cómo os relacionáis con cada uno (Cercanía, evitación,…).

¿Guardan relación las EMOCIONES que sentís con el COMPORTAMIENTO que tenéis con cada alumno?

  

Si no tomamos conciencia de las emociones que sentimos (Por diferentes alumnos, grupos,…) ¿podemos hacer algo para disminuir la influencia de éstas en la relación con los demás?

Las emociones y pensamientos guardan una estrecha relación entre sí (Si estoy triste mis pensamientos serán mas negativos, y si pienso solo en las cosas negativas que pasan a mi alrededor tenderé a estar mas triste).

Las emociones y pensamientos (Opiniones, expectativas,…) que siento y tengo conllevan determinados comportamientos con los demás (Si creo que tu eres capaz de mejorar en las calificaciones de matemáticas yo hago mas esfuerzo para que lo consigas)

Mi conducta puede facilitar o dificultar la relación con los demás, por lo que es importante ser consciente de qué pensamientos y qué emociones tenemos, para poder mejorar la relación con los demás.

 

8 pensamientos sobre “Consciencia de las emociones (2ª parte)

  1. oier

    Me parece muy interesante esa relación que marcas entre las emociones que tenemos hacia nuestros alumnos con el comportamiento que tenemos hacia ellos. Ser conscientes de ello creo que nos va a permitir percibir, conocer y regular esas emociones para de esa forma poder mejorar las relaciones con nosotros mismos y sobre todo, para mejorar las relaciones con los alumnos, tanto a nivel individual como grupal. Tener conciencia emocional creo que es, sino la la principal, la primera competencia a desarrollar

  2. Jon

    La semana pasada leí la primera parte del artículo y me dí cuenta, que muchas veces reprimía mis emociones, casi inconscientemente y esta semana al leer esta segunda parte, he sido consciente de que, al ponerme barreras, para sentir mis emociones, dificulto la relación con los demás, ya que esas barreras no sólo se interponen entre mis emociones y yo, sino también entre mi comportamiento con los demás. Espero la tercera parte.

  3. Endeèr

    Yo no tengo nada que ver con a educación, vamos que no tengo alumnos, pero según estaba leyendo el artículomeestaba acordando de mis hermanos. Tengo una más joven que yo, 18 años y un hemano también menor. Y es curioso, no me había dado cuenta hasta ahora de cómo les veo a una y a otro, y aunque no me guste mucho, veo que los trato de forma diferente porque espero de ellos cosas distintas. Gracias por la claridad. Le daré una pensada.

  4. Jon

    Emoción-penamiento y comportamiento, un bomito esquema con el cual he tomado consciencia de que el comportamiento depende de las emociones y pensamientos que elijo. Es decir según mis emociones y pensamientos ante una situación o persona tendré la opción de elegir mi comportamiento. Muy apropiado este artículo para los tiempos de hoy en día.

  5. Gotzon Toral Madariaga

    Saludos a toda la cuadrilla,

    hace unos días que os había dejado y confieso que os he echado mucho de menos, así que en cuanto he podido, he vuelto al blog, y me he decidido a escribiros.

    A propósito de nuestra conciencia y su contraria, el desconocimiento que nos hace vivir como forasteros en nuestra propia casa, yo suelo dispararles a los alumnos con esta munición:

    nadie es responsable de la cara que tiene, pero sí de la cara que pone.

    Por cierto, leísteis ayer la noticia del nuevo experimento de Damasio. Ya no hablamos sólo de un efecto infusión sobre nuestro comportamiento:

    Damasio y Hauser presentaron ayer en Nature las primeras pruebas obtenidas en Laboratorio de que las emociones no sólo se asocian a los juicios morales, sino que son cruciales para elaborarlos.

    Imagino que la Iglesia se rasgará las vestiduras despues de tantos años de desenchufar el cuerpo y la mente del ser humano normal.

    Carpe diem
    Gotzon

  6. Rosa.

    Efectivamente, la conciencia de esa relación pensamiento-emoción -actuación es bien importante para todos, pero en el ámbito educativo tiene especial repercusión. El maestro tiene en sus manos una oportunidad maravillosa para incidir de manera positiva en esos seres que pasan por las aulas, que hoy -en esta parte del mundo,es la gran mayoría de los nacidos. No olvidemos, sin embargo que cuando no se encauzan bien las consecuencias son funestas para los participantes del proceso educativo.

  7. Araia

    Para Gotzon: hace tiempo que te leo y no me gustaría que dejases el blog. Creo que tienes eportaciones excelentes. Disfruto leyéndote. Gracias

  8. MARIA MARIA

    Excelente conocer acerca de las emociones…. soy una madre de familia… de alguna manera educadora, pero me gustaria saber o entender los pasos para iniciar realmente un cambio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *