Inteligencia emocional

Regulación emocional (2º parte)

 Por Xurdana Imatz Larrocea

Tal y como se aclaró en la primera parte de este post , regular no es reprimir, y para regular existen dos formas de hacerlo: comportamental y cognitiva. Para explicar estas dos vías, primeramente me remontaré a la división sobre el cerebro emocional y racional.

Todos tenemos 2 cerebros:

  1. El Cerebro Racional o CR (capacidad de razonamiento, reflexión,…) guarda relación con el lóbulo frontal y el neocortex.

  2. El Cerebro Emocional o CE (capacidad de sentir emociones, memorizar,…) tiene su sede en el sistema límbico (amígdala, hipocampo,..).

      

Siempre que tomamos una decisión o realizamos una tarea utilizamos los dos cerebros (aunque una tome más fuerza que la otra según la situación, el momento,…).

Cuando una situación nos “invade” se da el secuestro emocional. El cerebro racional queda bloqueado y actuamos desde la emoción; parece que nuestra capacidad de razonamiento queda anulada (ejemplo: cuando estamos alterados, furiosos ,… hacemos/decimos cosas que luego (cuando se pasa y estamos tranquilos) no sabemos cómo lo hemos podido hacer o decir, nos sorprendemos a nosotros mismos)

Regular sería intentar actuar con los dos cerebros lo más equilibradamente posibles (ni reprimirnos y olvidarnos de la emoción; ni impulsivamente y actuando solo desde la emoción).

Para regular debemos buscar las estrategias más adecuados según la situación, el momento,… No hay recetas mágicas, lo importante es que creamos una bolsa de estrategias posibles, para que nuestra mente tenga más posibilidades de elección para ese momento concreto.

Si la alteración del CE es muy alta deberemos hacer (Regulación comportamental) algo para que la alteración física baje y así poder utilizar la razón (ejercicios de respiración, hacer ejercicio físico, relajarnos, cantar, hablar despacio o andar despacio,….)

Pero si la emoción es baja podremos regular cognitivamente (buscar alternativas, visualizar, tener un dialogo interno,….

Reflexionar sobre qué pasa cuando intentamos hablar con alguien desde la lógica y esa persona esta muy alterada ¿Conseguimos algo?, ¿cómo os habéis sentido cuando estáis muy enfadados y alguien os dice que tranquilos, que no pasa nada, que no es para tanto? ¿Os calman u os encienden más? ¿Por qué?

3 pensamientos sobre “Regulación emocional (2º parte)

  1. Mikel

    A mi me da mucha rabia cuando quiero hablar con alguien que no atiende a razones… haga lo que haga, parece que no escucha nada. Y luego, parece que con un “perdón” ya está todo arreglado. ¿Se podría solucionar?

  2. Leire

    Con el tiempo he aprendido, que cuando mi hermano está de mal genio, es mejor no decirle nada hasta que se calme, porque antes, como no atendía a razones, si le comentabas algo, se excitaba cada vez mas y acabábamos chillando los dos. No sé, si al actuar así, reprimo o regulo mis emociones.

  3. xurdana

    no hay una unica manera de regular. segun el momento, la persona, como nos encontremos… lo que ahora es bueno puede ser malo mañana.
    Regular tambien segnifica conocer al otro y saber que si ahora no estas dispuesto a hablar o estas demasiado enfadado para hacerlo debo aceptar la situacion y buscar el momento más adecuado para solucionarlo.Todo esto Implica aceptar al otro, regular mi emocion hasta que podamos hablar y tener presente que quiero cambiar la situcaión en cuabto se pueda.no debemos creer que esto significa que evito la situación, más bien que busco el mejor momento para solucionarlo.
    Todo lo que me ayude a solucionar el problema, respetando al otro, sera una buena estrategia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *