Inteligencia emocional

¿Qué efecto tiene la Inteligencia emocional en la competitividad empresarial? (II)

Por Rogelio Fernandez

No podemos olvidar que las necesidades empresariales pasan por la supervivencia de la organización, es decir, su crecimiento sostenible en el tiempo. Por lo tanto, la comprobación empírica de la correlación entre el desarrollo de las competencias emocionales de los integrantes de la organización y el incremento de sus cotas de competitividad o de productividad conseguirían que por fin desapareciera esta especie de cautela que muestra el management hacia el impulso de la IE.

Las modas no son buenas pero, por lo que están promulgando muchos autores, la IE es mucho más que una moda, constituye un cambio de paradigmas a la hora de entender al ser humano y a sus procesos de toma de decisiones y de relación, tanto consigo mismo como con los demás. Esto, en la empresa, debe ser refrendado por investigaciones que confirmen o rechacen esta relación con los resultados empresariales.

  

Queremos avanzar que la tarea no tiene visos de ser fácil. El diseño de una investigación pueda comprobar la relación entre competitividad e Inteligencia Emocional será complicado y la comprobación econométrica muy difícil debido a la gran cantidad de variables “ruido blanco” que pueden impedir ver la realidad. Sin embargo…¿alguien dijo que el camino de la ciencia fuera fácil…?

 Pensamos que el avance en la investigación sobre IE y competitividad, la consecución de pequeños logros en este tema impulsará sobre manera la implantación de este nuevo constructo en las organizaciones

….¿quién se anima?

Un pensamiento sobre “¿Qué efecto tiene la Inteligencia emocional en la competitividad empresarial? (II)

  1. Marian

    Creo, que el camino va a ser muy largo, pero no nos vamos a desanimar ahora, que la neurociencia avala las teorías sobre cerebro-emoción, el desarrollo de las competencias emocionales nos ayudan a mejorar nuestras relaciones, incluidas las laborables, por tanto mejorará nuestra productividad y espero que las investigaciones que se realicen lo avalen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *