Inteligencia emocional

Emociones de fondo

Por Rosalia Peña Sarmiento

El alcance y complejidad de lo emocional se demuestra también en la clasificación de las emociones. La mayoría de quienes han abordado el tema habla de emociones primarias o universales: felicidad, tristeza, miedo, cólera, sorpresa o disgusto; o de una lista mayor con una serie de matices sutiles entre ellas: emociones secundarias o sociales. Antonio Damasio en “La sensación de lo que ocurre, Cuerpo y emoción en la construcción de la conciencia”, propone además, otra interesante noción: las emociones de fondo. Las emociones de fondo y consecuentemente las sensaciones y sentimientos ( de fondo) se refieren a fenómenos más generales, respuestas constitutivas- como afirma este autor- que están más próximas al núcleo interior de la vida…generadas por procesos biológicos en marcha, por la relación del organismo con su medio o por ambas cosas. Por ejemplo, la tensión, relajación, la fatiga, la energía, el bienestar o malestar, empuje, abatimiento, estabilidad, inestabilidad, equilibrio, desequilibrio, armonía, discordancia.

  

Según el autor, los inductores de este tipo de emociones suelen ser internos, pero sus señales abarcan la postura corporal en su conjunto, el perfil espacial de los movimientos, suave o brusco; la congruencia de los movimientos que se dan en diferentes localizaciones corporales, como cara, manos, piernas y puede que lo más importante la animación del rostro.

De modo que, si se quiere las emociones de fondo están en una relación de supraordinación respecto de las tradicionalmente comentadas. Afirma Damasio que toda evolución de emociones debió comenzar con emociones de fondo, incluso son – hasta donde ha llevado sus investigaciones, supervivientes a la enfermedad neurológica.

Las ideas son interesantes y abren un espacio en el análisis. A la luz de lo planteado, y  en nuestras interacciones en general y familiares en particular,   

¿Sería conveniente para el autoconocimiento y regulación emocionales la identificación de esas emociones de fondo y a partir de ahí analizar su relación con las primarias, secundarias, estados de ánimo, …?

5 pensamientos sobre “Emociones de fondo

  1. Luis

    Me parece fundamental, la identificación de las emociones de fondo, para poder llegar a entender nuestros pensamientos, porque tal como dice Damasio, estas emociones promueven internamente la conciencia y permite por medio de los sentimientos, que integren el proceso del pensamiento.

  2. Autora

    En relación con las emociones primarias referidas acoto que se prefiere hablar de ira y no de cólera como aparece en alguna literatura, y también se añade la emoción de asco.

  3. Jon

    La clasificación de las emociones ha sido tan diversa que a veces llegamos a perder el rumbo. En este caso el de las emociones de fondo, yo lo uniría con los procesos de la emoción, mas concretamente con el aspecto fisiólogico. Es decir las emociones de fondo, difíciles de expresar e intuir por otras personas, tienen su mayor reflejo en la comunicación no verbal del individuo: sudoración manos y frente, movimientos repetitivos, palidez en la cara,… Me gustaría que existiese una sóla clasificación universal para todos.

Responder a heidy santacruz Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *