Inteligencia emocional

¿Qué es realmente la inteligencia emocional para la empresa?

Por José Antonio González Suárez

Es una nueva forma de ser inteligente, una nueva forma de entender el comportamiento humano. Es el control inteligente de las emociones propias y ajenas. Este control no ha de ser entendido como represión a las emociones, sino expresión regulada de las mismas.

Ser inteligente emocionalmente significa: “ser capaces de expresar nuestras emociones de manera inteligente, sin agredir a los demás, ser capaces de responder de forma adecuada ante personas emocionalmente alteradas, ayudándoles a relajarse y controlar su conducta”.

  

Son muchos los casos día a día ,tanto directivos, como trabajadores, en los que nos enfrentamos a situaciones emocionalmente alteradas. Las personas emocionalmente inteligentes son capaces de regular su conducta y dar respuestas adecuadas.

Hay muchos profesionales que tienen desarrolladas exclusivamente sus competencias técnicas (conjunto de conocimientos y experiencias profesionales), pero sus competencias emocionales (manejo inteligente de las emociones) son frecuentemente escasas. Estos profesionales, frecuentemente pierden el control de sus actos, se precipitan en sus decisiones, se equivocan una y otra vez, se sienten inseguros y desembocan generalmente en un agudo estado de ansiedad.

Se dice, científicamente hablando, que en el éxito profesional, las competencias técnicas componen el 20% y que son las competencias emocionales las que suman el 80% restante del total.

Las emociones juegan un papel decisivo en el clima laboral. Vamos a imaginar un equipo de trabajo cuyas emociones frecuentemente sean: la ilusión, la esperanza, la curiosidad, la persistencia, la tolerancia…

E imaginemos otro grupo de trabajo cuyas emociones sean: la envidia, la frustración, el rencor, el odio…

Hay emociones que influyen positivamente en la salud, el bienestar, las relaciones interpersonales y la eficacia personal. Del mismo modo, hay emociones que influyen negativamente y generan: enfermedades psicosomáticas (bajas laborales), conflictos inter-personales y falta de eficacia (continuos errores y pérdidas de tiempo).

La Inteligencia Emocional es una nueva forma de entender la Inteligencia y una valiosa y útil ayuda para alcanzar nuestras metas y objetivos.

Es vital, que convirtamos a nuestras Empresas y Organizaciones en Empresas y Organizaciones Emocionalmente Inteligentes.

¿Ha pensado, amigo lector, en alguna decisión importante que haya tomado, qué papel han jugado sus emociones?

4 pensamientos sobre “¿Qué es realmente la inteligencia emocional para la empresa?

  1. Gotzon

    En general, en todo momento, y de forma inadvertida. Esta claro que hay personas muy toxicas y otras mas estimulantes. Igual que hay organizaciones inteligentes y otras muy cafres.

    Habria que revisar tambien este ultimo caso para conseguir que las personas sumen y no resten, ni pierdan tiempo y salud en las pequeñas miserias de cada dia.

    Junto a la falta de una vision larga y clara, y la ignorancia de las humanas reglas que tan bien ha expuesto el autor, creo que hay que considerar otro enemigo publico numero uno en las relaciones laborales:

    la falta de estabilidad y la precariedad en los contratos abre un boquete en la linea de flotacion de esa empresa de amplias miras y largo recorrido de la que hablamos

  2. lluz mary

    Hola muchas gracias por hacernos reflexionar y a la vez recordar que no somos maquinas sino seres humanos en constante desarrollo intelectual, espiritual,cultural.
    luz mary

  3. Ing. Gregoria Ocampo

    Estoy de acuerdo con la teoria de que ser inteligente significa no solamente controlar nuestras propias emociones sino saber controlar el comportamiento del otro.

  4. Lic. Toño

    Las emociones son el motor de la toma de decisiones acompañadas de informacion teórica y/o empirica. El equilibrio emocional es clave para el buen curso de la vida cotidiana.

    Pero ¿Cuál seria la diferencia entre reprimir las emociones y la expresion regulada de las mismas?

    De cierta forma el regular implica limitar y la limitacion lleva a la acumulacion innecesaria de sentimientos que de no ser cuidadosos perjudican el buen jucio a mediano plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *