Inteligencia emocional

Seguridad y Validación

Por Igor Fernández

En el post anterior planteábamos la pregunta ¿qué circunstancias han de darse para que mantengamos una relación? Hoy me gustaría hablar de dos de las necesidades básicas que la investigación ha detectado como las primeras que precisan ser cubiertas: seguridad y validación.

se refería a las necesidades de supervivencia y seguridad como aquéllas más básicas, las que han de ser cubiertas en primer lugar, antes que ninguna otra necesidad. En las relaciones también tenemos que sentirnos seguros. Es importante saber que la relación es un espacio en el que podemos ser quienes somos, podemos mostrarnos a nosotros mismos sin miedo a perder el respeto de las personas con quien estamos o su aprecio. De otro modo cualquier paso que diéramos en la relación sería arriesgado, pendería siempre sobre nuestra cabeza la espada del miedo constante al rechazo y la desaprobación. Huelga decir que estas situaciones la mayoría de las personas las rechazamos a la hora de establecer contacto con otra u otras personas: aquellas personas que enarbolan la bandera de la crítica permanente o la desaprobación constante generan un rechazo en nosotros que mucho tiene que ver con esta necesidad de seguridad en las relaciones.

  

La segunda necesidad básica es la validación, la necesidad de ser valorados, que se preocupen por nosotros y que, con quien estemos, nos considere alguien con quien merece la pena estar. ¿Por qué íbamos a querer estar en una relación en la que no se nos valore ni respete, o en la que no importemos? Pero ser validados implica no sólo ser tenidos en cuenta, sino ser “entendidos”. Necesitamos que nos entiendan, aunque realmente no sea necesario un entendimiento total. De hecho nadie llega nunca a entender totalmente a otra persona (no está en su piel), pero sí necesitamos que entiendan quienes somos. Si no sabes quién soy, qué hago o qué siento, ¿cómo voy a sentirme valorado por ti?

Si estableciéramos una jerarquía de necesidades que han de ser cubiertas en la relación, la seguridad y la validación estarían en la base. Si estas no están cubiertas, pedirán nuestra atención hasta que demos una respuesta…Aunque esto lleve años.

¿Cuántas relaciones tenemos en las que estas necesidades no estén cubiertas? Y ¿qué hacemos para intentar cubrirlas?

Trataremos de profundizar un poco más en las necesidades relacionales más adelante. La pregunta sigue en pie: ¿Qué circunstancias han de darse para que mantengamos una relación?

2 pensamientos sobre “Seguridad y Validación

  1. Gotzon

    Parece elemental, lo que hace aún más difícil comprender las razones (¿?) por las que,a menudo, mantenemos relaciones que no se ajustan a estos parámetros. Tóxicas incluso.

    Más parece un deber ser que un cuadro general de las relaciones sociales.

    YDe mi parte añadiría un tercer peldaño en la intensidad de la relación:

    a la confortable seguridad y el bondadoso reconocimiento, añadiría atractivos, novedades que alimenten el interés por ese mantenimiento de las relaciones.

    Y me cuestionaría como diablos se conjuga todo esto con la nueva sociedad líquida -Bauman dixit- que conspira contra la calidad y mantenimiento de las relaciones, al tiempo que facilita conexiones múltiples, instantáneas y descomprometidas

  2. Pingback: Inteligencia Emocional » Al partir, un beso y una flor…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *