Inteligencia emocional

La inteligencia emocional y la realidad actual de la gestión empresarial

Por Yovanni Castro Nieto

La complejidad que proviene de las nuevas tecnologías y la nueva economía se traduce dentro de la empresa en nuevas relaciones entre directivos y trabajadores del conocimiento; nuevas relaciones con clientes y proveedores; nuevas relaciones con la sociedad a la que sirve (responsabilidad social empresarial); nuevas relaciones con el pasado y el futuro (cambios, flexibilidad, descongelamiento organizacional...). En este sentido podemos visionar un nuevo liderazgo, desarrollando nuevos modelos de liderazgo emocional (Boyatzis, Goleman), que confirman el impacto positivo que tienen, sobre el clima laboral y los resultados, los estilos de dirección “suaves”, más afectivos, participativos y capacitadores, frecuentemente empleados hoy por la nueva generación de hombres y mujeres directivos.

Sabemos que la actual realidad apunta hacia la “Era del Conocimiento”, donde el protagonismo de la economía pareciera ser la materia prima esencial de la gestión en la empresa. Por esta razón, el capital humano deja de ser un pasivo, para constituir el activo principal de la organización.

  

Quizá se deba empezar por aprender a ejercitarnos impulsando la dimensión humana en la empresa, dando un significado amplio al aprendizaje, adquiriendo conocimientos sobre los avances en nuestro campo profesional, sin descartar nuestra contribución personal a la innovación. Hemos de desarrollar habilidades y posiciones que nos hagan seres humanos más consumados, que contribuyan a la eficacia y la calidad de vida en nuestro entorno social. También debemos tomar decisiones con mayor conciencia del potencial de nuestra mente, y cultivar todos sus recursos en beneficio colectivo, lo que debe interpretarse en las organizaciones como el cambio real de las personas que la integran

El procedimiento que hace más de un siglo se empezó a tratar en las escuelas de negocios, sigue siendo hoy un dolor de cabeza para los empresarios: la motivación, la calidad, la dirección por objetivos, el liderazgo, el trabajo en equipo, el “empowerment”, la reingeniería de procesos, la organización inteligente, el cambio, los valores, las competencias, la gestión del conocimiento, etc. Pero,

¿Qué nuevas soluciones se abrirán paso en la gestión empresarial en los próximos años?

Un pensamiento sobre “La inteligencia emocional y la realidad actual de la gestión empresarial

  1. Gotzon

    En dos palabras:

    la más importante de todas me parece que es sacudirse el miedo a perder el control de todo y de todos, y contar con la gente para adaptar su organización a la nueva sociedad red.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *