Inteligencia emocional

Regulación emocional: El Miedo

Por Jon Berastegi:

El miedo, es considerado como una de las emociones más significativas en la Historia del ser humano. Teniendo en cuenta a los diferentes expertos de Inteligencia Emocional definiríamos miedo como:

Una reacción personal o social debido a un estímulo interno o externo, en la cual la valoración se entiende como amenazadora o que causa inseguridad, en las que el sujeto percibe que pierde el control sobre lo que puede ocurrir. Debido a ello se produce una mayor secreción de adrenalina y se desencadena una reacción de estrés, la cual nos predispone para la acción.

En otras palabras, el miedo es la emoción que se activa cuando existe alguna amenaza o algún peligro hacia el propio bienestar. A raíz de esa activación, nuestro cuerpo experimenta un cambio fisiológico, que puede llegar incluso hasta la retirada de la sangre del rostro (lo que explica la palidez y la sensación de “quedarse frío”) ya que la misma fluye hacia las piernas y los brazos preparando así a nuestro cuerpo para una posible huída o afrontamiento. Al mismo tiempo, el cuerpo parece paralizarse, aunque sólo sea un instante, para calibrar, tal vez, si el hecho de ocultarse pudiera ser la respuesta más adecuada.

  

 

A su vez nuestro neocortex, mediante conexiones nerviosas, activa la amígdala, para que ésta desencadene una respuesta hormonal que ponga el cuerpo en estado de alerta general, sumiéndolo en la inquietud y predisponiéndolo para la acción, mientras la atención se fija en la amenaza inmediata con el fin de evaluar la respuesta más apropiada.

Sin embargo, contra más activación, aunque el rendimiento sea mayor, corremos el peligro de que un excesivo rendimiento, promueva un bloqueo emocional o una ineficacia de la acción, como por ejemplo en un ataque de pánico.
Existen diferentes graduaciones, cuando hablamos del miedo y su familia de emociones: temor, horror, fobia (miedos irracionales, peligros imaginarios), pánico, pavor, susto, estremecimiento,… o también relacionadas con el miedo expresiones cotidianas como: me pone los pelos de punta, tengo un nudo en la garganta, estoy temblando de miedo,…

Para el manejo inteligente del miedo, debemos ser conscientes de la respuesta impulsiva,  funcional, para proteger a la persona: Huida, evitación o ataque ante la amenaza,,…
Varias son las actividades a realizar para el entrenamiento del manejo inteligente del miedo:

Reestructuración cognitiva: Cambiar los pensamientos destructivos derrotistas, por otros realistas cuestionando su objetividad.
•    Relajación.
•    Respiración diafragmática,

¿Conócen alguna actividad más que nos ayude a regular el miedo?

2 pensamientos sobre “Regulación emocional: El Miedo

  1. Jorge Valdivia

    Hola JON:
    Supongo que te imaginaras quien soy. Silvia me ha pasado esta direccion y me he leido algunos de tus textos.
    En primer lugar felicitarte por tu gran labor, ya que creo que no es fácil escribir sobre estos temas y, sobre todo, de manera que llegue a todos los publicos.
    Sin embargo, decirte que al leerlo ha habido una cosa que me ha llamado la atencion. Pones que el cambio fisiologico que podruce el miedo puede llegar incluso hasta la retirada de la sangre del rostro. Asi leido, me sugiere que la retirada es total y no es el caso. La adrenalina liberada por la medula de la glandula suprarrenal en respuesta a esta emocion provoca una vasoconstriccion (disminucion del calibre) de los vasos, en este caso, de los vasos superficiales del rostro, con lo que disminuye el volumen de sangre en esa zona. Pero no desaparece el flujo por completo, sino la apariencia no seria de palidez sino de morado-azulado incluso pudiendo llegar a negro.
    Supongo que conoceras todo esto a la perfeccion pero creo que de la manera que lo dices puede dar pie a confusión.
    Bueno, espero que no te moleste el comentario y no me lo tengas en cuenta, jaja.
    Sin mas me despido, no sin antes volver a felicitarte por tu dificil tarea como educador y, visto lo visto, como escritor!! jeje.
    Saludos. Jorge

  2. Autor

    Muchas gracias Jorge, y se bienvenido a este espacio. Me ha hecho mucha ilusión recibirte, y he de agradecer tu puntuañización desde la medicina tradicional. Considero que puede ser de gran ayuda, la perspectiva fisiológica que cada emoción produce en nuestro organismo. Te invito a participar en el próximo Post sobre la ANSIEDAD, la enfemedad del siglo XXI. Te animarás verdad? Gracias amigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *