Inteligencia emocional

La autoestima en los niños

Por Olatz Elizondo:

La autoestima no tiene nada que ver con ser perfecto, con no tener defectos. La autoestima se basa en la aceptación sin condiciones de uno mismo. Hay que entender y sentir, que la persona es útil desde su nacimiento a pesar de sus defectos. El sentirse bien con uno mismo no se consigue tras corregir todos los defectos sino a pesar de ellos.
La autocrítica nos dice que los defectos son prueba de la no valía, y estar de acuerdo con esto si que es el mayor defecto de todos.

Cuando somos pequeños, nuestros padres/madres son todo nuestro mundo. Necesitamos profundamente la aceptación que nos proviene de ellos, y esto es lo que más nos motiva. Intentamos contentar a nuestros padres para conseguir su aceptación. Para el niño sus padres/madres son como un espejo, a través de ellos el niño se ve como una persona hábil, rápida, querida o desprotegida, tonta, rechazada, etc.

  

 Los padres/madres tienen que aprender a mirar al niño real:

  • Tienen que conocer sus dificultades
  • Tienen que entender el comportamiento del niño en su contexto
  • El ver realmente al niño nos ayuda mucho en el cambio de su comportamiento

Los niños que son comprendidos de verdad, pueden ser de verdad.

Resulta recomendable el realizar durante una semana una lista con las características positivas y negativas:

Positivas:

  •  Ver y nombrar las capacidades
  • Alabar a menudo
  • Dar oportunidades para que pueda probar sus capacidades

Negativas:

  • Que necesidades transmite con esos comportamientos
  • En esos comportamientos hay algo positivo
  • Còmo le voy a ayudar para comunicar mejor

Cuando escuchemos al niño son muy recomendables estas actitudes:

  • Asegurarte que estas dispuesto a escuchar
  • arle toda la atención, aún cuando tengamos poco tiempo (5 min.)
  • cuando estéis con él/ella disminuir las distracciones todo lo que podáis
  • realizar una escucha eficaz. Mirar, preguntar, demostrar interés.
  • Escuchar el núcleo de la historia
  • No pensar que siempre tenéis que arreglar las cosas
  • Escuchar y contestar a los sentimientos

Al hablar con el niño:

  • Describir el comportamiento no juzgar al niño
  • Expresa tus sentimientos
  • Ten en cuenta los sentimientos del niño, también al corregir

¿Creeis que estas acciones son factibles de realizar en los estilos educativos familiares actuales?

10 pensamientos sobre “La autoestima en los niños

  1. oier

    Claro que son factibles!!!! Lo que estoy seguro es que requieren un tiempo y ese tiempo muchas veces lo dedicamos a conseguir dinero para darle al niño aquello que no le hace falta, dejando de lado lo que más necesita, una buena educación en valores y emociones para que luego, durante su vida, tenga unos “agarraderos” fuertes para poder resistir todos los envites que nos va dejando la vida en su paso. En desarrollar en nuestros hijos una autoestima adecuada, es algo que no tiene precio, uno de los mejores regalos que podemos hacerle, tanto desde casa como desde los centros educativos. Un regalo que utilizará toda la vida y que le ayudará a ser feliz. ¿No merece esto los 5 minutos que dices? ¡¡¡Claro que sí!!! Y por cierto, gracias Olatz por tu post, es la primera vez que te leo en el blog y me ha gustado mucho. Animo y a seguir publicando ya que espero que siga esta incipiente relación escritora/lector. Mil gracias

  2. Jon

    “Los niños que son comprendidos de verdad, pueden ser de verdad.” Una frase vale más que mil palabras…o no era así…
    La autoestima es un concepto trillado al límite que ha generado mucha confusión. Ese niño tiene autoestima alta, muy alta…¿pero es de verdad? Debemos comprender al niño en su realidad no en la que presentamos para él. Gracias.
    Ongietorri Olatz!

  3. Endeèr

    Me sumo a la opinión de Oier, es el primero que he leído tuyo, y me ha gustado mucho, sobre todo porque no siempre tenemos las cosas importantes tan claras. Muchas veces somos más firmes y comprometidos con cuestiones que no tienen trascendencia, y nos olvidamos de educar a nuestros hijos para disfrutar de una brizna de hierba.
    Cuando sustituímos nuestra presencia, o contacto por un objeto, no sólo les privamos de algo que es mucho más importante, nuestra presencia, sino que les invitamos a trasladar su afecto a seres inhertes, fríos y no respondientes, en cierto modo, les negamos nuestra respuesta, los dejamos solos. Y a pesar de que los críos no entienden lo que no saben, le dan la forma que haga falta para no quedarse con el culo al aire. Gracias, Olatz.

  4. Rosa

    Me ha gustado la manera sencilla de exponer las ideas. Me quedo para este comentario con la que inicia el texto. Es más saludable trabajar por ser mejor que por ser perfecto. Como dijo un poeta la justa perfección jamás se entrega y el secreto ideal duerme en la historia. Olats, Gracias y ¡Hata pronto!

  5. Gotzon

    A mi también me ha parecido meridianamente claro.

    A veces la falta de tiempo y/o la impaciencia que gastamos nos hace perder la cabeza, por eso conviene repetir algo con tanto fundamento.

  6. Amancio

    buen post, ciertamente.
    Sólo apuntaría,a mi juicio, que más que mostrale ss dificultades, sería quizás mejor mostrale como luchar contra las que hoy son sus dificultades, por aquello de no dar pie a la “profecia autocumplida” sobre la que ya leí en este post y me quedó grabada…

  7. amancio

    perdón, quería decir que leí en este blog, y me refería más a cuando hagan cosas mal y se les enfrente a ellas mostrandoles los hechos aunque no se juzgue

  8. olatz

    Gracias a todos por los frescos alientos en este nuevo camino de la comunicación. Agradezco vuestra participación en esta reflexión. Hoy en día, cada vez más habitualmente, se confunden necesidades, sustitutivos y elecciones. Estoy de acuerdo con Oier de la necesidad cada vez más imperante de un educación en valores (emocionales y humanos). Resalto el comentario realizado por Amancio “mostrarle como luchar contra las que hoy son sus dificultades”, deseando resaltar el “hoy” con la capacidad de superación e invitar a tomar en cuenta el punto de vista dificultades versus necesidades. Refente al último apunte de Amancio, creo que podría ser en una medida relacionable con la capacidad de desarrollo de la tolerancia a la frustración y la capacidad de superación. Gracias nuevamente por ser agentes activos en esta era de la información y no tanto de la comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *