Inteligencia emocional

Jóvenes y la televisión

Por Olatz Elizondo

En las experiencias, contactos y trabajos que he realizado con adolescentes y niños, he observado, con mayor preocupación últimamente, los valores y creencias que tienen en tales temas como el amor, el respeto al prójimo, resolución de problemas, el modo de comunicarse, la autoridad, el modelo de persona a seguir… Hablando con ellos y analizando las situaciones, pienso que, además de otras razones, la programación televisiva tiene una gran influencia en todo esto.

El mirar la televisión es uno de los pasatiempos más importantes y de mayor influencia en la vida de niños y adolescentes. La televisión puede entretener, informar y acompañar a los niños, pero también puede influenciarlos de manera indeseable.

El tiempo que se pasa frente al televisor es tiempo que se le resta a actividades importantes, tales como la lectura, el trabajo escolar, el juego, la comunicación con la familia y las relaciones sociales. En mi opinión muchas veces los niños no saben diferenciar entre la fantasía presentada en la televisión y la realidad. Los niños también pueden aprender cosas en la televisión que son inapropiadas. Además, están bajo la influencia de miles de anuncios comerciales, muchos de los cuales son de bebidas alcohólicas, comidas de preparación rápida y juguetes.

  

La violencia, la sexualidad, los estereotipos de raza y de género y el abuso de drogas y alcohol son temas comunes en los programas de televisión. Los jóvenes, de por sí impresionables, pueden asumir que lo que se ve en la televisión es lo normal y es aceptable. En consecuencia, la televisión también expone a los niños a tipos de comportamiento y actitudes que pueden ser abrumadores y difíciles de comprender.

Sería beneficioso que los programadores de las televisiones tomaran realmente conciencia de esta influencia y que la encaminarán a cosas positivas; los modelos de persona y modelos de actitudes que aparecen me desasosiegan cuando me imagino la sociedad del futuro.

Por otra parte, pienso que los padres deben de tomar este tema como una más de sus responsabilidades y reflexionar sobre cómo se ve la televisión en sus hogares.

Veo positivo que los padres no dejen a sus hijos ver la televisión durante muchas horas seguidas y creo que deben de seleccionar programas específicos para sus hijos. Al realizar la selección de programas deben de tener en cuenta que sean adecuados para el nivel de desarrollo del niño. Al contrario de la costumbre que hay en muchas casas, las horas de las comidas son tiempo para conversar entre los miembros de la familia y no para ver la televisión.

Para terminar, pienso que es positivo que los padres promueven discusiones con sus hijos sobre lo que están viendo cuando están mirando un programa juntos. Indicarles comportamientos positivos como la amistad, la cooperación, el interés por otros. Mientras estáis viendo la televisión, hacer conexiones con la historia, los libros, situaciones personales… Hablarles de vuestros valores personales y familiares y cómo se relacionan con lo que están viendo en el programa. Es muy recomendable pedirles a los niños y a los jóvenes que comparen lo que están viendo con hechos reales. Con todo esto impulsamos el espíritu crítico, las relaciones sociales y la gestión de las emociones.

Animar a vuestro hijo en la motivación hacia los deportes, la música, los pasatiempos… Con la orientación apropiada, el niño puede aprender a usar la televisión de una manera saludable y positiva.

¿Que piensas tu, sobre todo esto?

5 pensamientos sobre “Jóvenes y la televisión

  1. Gotzon

    El impagable Juan Cueto discurría este fin de semana en el País acerca de la telebasura. En este casi, sin hacer distingos entre públicos grandes y chicos.

    El tirón de orejas es más que notable y tan lúcido como su autor. Este era el titular: España, líder mundial en telebasura.

    “En esta faceta de la globalización, España aventaja a EE UU y Europa, al
    igual, por cierto, que en urbanismo salvaje. El ‘caso Svetlana’ ha
    reabierto el debate sobre quién debe regular este asunto.”

    Fuera del prime time de las cadenas al uso, las esperanzas de Cueto están puestas en las nuevas maneras de ver la tele, cuando uno puede ver lo que le da la real gana por otras pantallas -ordenador etc-…Y pasando factura no sólo a quienes fabrican tanta basura, sino también a quienes financian estos programas ejemplares con su publicidad.

    No me queda, lo siento, sino añadir mi desprecio a unos y otros.

  2. Inés

    deacuerdo al tema, en mi opinion la televicion es un medio de comunicacion muy importante ya que qracias a ella estamos informados, pero no darle un buen uso es el problema.

  3. Jasmin

    Creo y en mi parecer la televicion es un apoyo fundamental porque aparte de informarnos, nos forma como persona indirectamente, y cada programa de televicion en parte te deja una enseñanza

  4. perlita

    ami parecer la TV contamina y perturva la mente de los niños y adolecentes ya que abeces pasan programas para mayores y no colocan para mayores de 14 o no se. en parte es buena ya que se aprende de los programaseducativos como DISOBERI,NATG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *