Inteligencia emocional

¿Entornos emocionalmente inteligentes?

Por Igor Fernández

Sé que suele concluírse con una pregunta, en lugar de comenzar por ella, pero supongo que cualquier conclusión a la que se llegue está precedida, inevitablemente, por una duda. A la que hoy me refiero es ¿es necesario un entorno concreto para poder relacionarnos de forma emocionalmente inteligente? Pensadlo por un momento.

Lo cierto es que llevamos mucho tiempo tratando cuestiones relacionadas con el "cómo" del trato con otras personas y con nosotros mismos, y por unas líneas, me gustaría llevar a atención al "dónde" de estos procesos. Hemos hablado de competencias emocionales, necesidades, empatía, auotestima, agresividadresolución de confictoscomunicación, gestión emocional… Hemos considerado aplicar en muchos casos, algunas de las sugerencias que en estas líneas hemos encontrado: nos proponemos relajarnos, prestar atención a las emociones de los demás, observándolos y tratando de entenderlos, e incluso ponemos nuestro esfuerzo en no hablar con palabras que puedan sonar raras, como empatía o asertividad; todo con la intención de acercarnos emocionalmente a los demás, y aún así, esos demás, los otros, se resisten a nuestro comprensivo y conciliador encanto. Parece de todo punto incomprensible que no nos escuchen, ¡cómo se atreven!… Yo recuerdo entonces una elocuente poesía de Mario Benedetti, titulada Oda a la Pacificación, y pienso en que, a veces, se nos olvida que lo que tan bienintecionadamente tratamos de hacer, tiene que darse en un contexto en el que, como mínimo, se hable un lenguaje común.

  

 

Este lenguaje al que me refiero, no tiene palabras (o por lo menos no sólo), sino que viene a poner de acuerdo a quienes lo hablan. Aquí el "dónde" adquiere una dimensión relevante. Con otras palabras, se trata de una cultura emocional.

Un entorno emocionalmente facilitador, ha sido permeable a mensajes como "las emociones nos ayudan" o "forman parte de nosotros y debemos cuidarlas", los cuales funcionan implícitamente como lemas que abren un espacio al uso y disfrute de las emociones en ese entorno. Estas creencias marcarán después lo que hagamos con ellas, a través de un segundo concepto: los permisos. Las ideas sobre aspectos emocionales, influyen directamente en lo que hacer con ellos cuando surjan. Por decirlo de alguna manera, es como quien camina por un parque y quiere tumbarse en el césped. Normalmente, trata de encontrar claves en el entorno sobre el permiso para hacerlo o no: busca carteles, u otras personas que estén haciendo lo mismo, vigilantes, etc. Con las emociones sucede lo mismo: en ciertos contextos, la cultura emocional vigente nos dará o no permiso para expresar nuestras emociones o vivirlas en presencia de otros. Por lo tanto, un entorno facilitador, sumará a las ideas favorables, permiso para utilizar las emosiones, no amenazando con sancionarlas o ignorarlas. Y, desafortunadamente, estos contextos no abundan tanto como desearíamos.

Para no decepcionar a los ortodoxos ahora, terminaré con otra pregunta, ¿cómo es vuestro contexto con respecto al uso de las emociones?

2 pensamientos sobre “¿Entornos emocionalmente inteligentes?

  1. Gotzon

    Claro! la organización, su estructura -piramidal y antediluviana en los más de los casos- y el espacio también nos habla y nos dice y promueve unas relaciones u otras.

    Por ejemplo, el espacio en el que yo habito -laboralmente- es una especie de laberinto donde muchos se pierden -el tiempo- y pocos encuentran espacios comunes donde encontrarse.

    Apenas hay cinco bancos para sentarse en un edificio de tres plantas donde habitan y se mueven -de paso- chiquicientos alumnos y profesores.

    Si además os digo que es un templo de la inteligencia -digamos que facultad universitaria- pues me da vergüenza, la verdad… apenas disimulada por una próxima obra que espero ponga las cosas en su sitio. Amén

  2. jordi

    pues bien, todo esto está muy bien, se oye mucho sobre k dbe haver espacios inteligentes, pero k es realmente un espacio inteligente??de verdad se puede conseguir un entorno realmetne inteligetne real???
    no es yo no lo creo…..

Responder a Gotzon Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *