Inteligencia emocional

¿Motivación, placer o disfrute?

farm2.static.flickr.com

Por Jon Berastegi:

Hace pocos días saltó a la palestra unas noticias muy desalentadoras para los que vivimos en la Educación y para la Sociedad en sí.

Cinco jóvenes de entre 18 y 22 años fueron detenidos en Portugalete (Vizcaya) por rapar la cabeza y las cejas a un discapacitado psíquico y grabar las vejaciones con sus teléfonos móviles para difundir las imágenes a través de un portal de Internet.

Posteriormente, los vídeos grabados por dos cómplices en una lonja (garaje o local habilitado para que grupos de amigos lo utilicen como lugar de encuentro) fueron difundidos en un portal de Internet. La persona agredida trató de defenderse, pero no fue suficiente para sufrir tal vejación sino que la contestación fue todavía más severa.

  

No contentos con este brutal acontecimiento, en la pasada semana nuestra sociedad fue sacudida con otra brutal agresión, esta vez en Medina del Campo, en donde una mujer descubrió a un grupo de jóvenes que estaba tirando piedras en la parte trasera de la casa de su madre, actitud que les recriminó y debido a la cual, según la agredida, la rodearon entre más de veinte menores y empezaron a golpearla. Se sospecha a su vez que tal brutalidad fue grabada por el teléfono móvil para así colgarlo en Internet.

Lo lamentable de todo esto, es que no se trata de la primera noticia acontecida de similar manera, y temo que desgraciadamente no va a ser la última. ¿Qué motivación, placer o disfrute encuentran estas personas para agredir a otra persona, mofarse e incluso publicar dicha vejación con orgullo?

Emoción y motivación son dos constructos estrechamente relacionados (Bisquerra, 2000):

a) Las emociones desencadenan una acción, por lo tanto constituyen una motivación para hacer algo.
b) La raíz etimológica latina de ambos términos es la misma (movere).
c) La literatura especializada pone repetidamente de relieve esta relación en el título de libros, artículos,…

Podríamos aventurarnos a proponer que la emoción es un camino hacia la motivación y la cognición. Por ello y en respuesta a estas agresiones la cuestión sería: ¿Qué emociones buscan estos agresores (dónde esta su motivación) y por lo tanto que pensamientos o creencias influyen en estas emociones y cual es la conducta desencadenante?

La sociedad debe realizar una profunda reflexión sobre los factores motivacionales que los adolescentes actuales están interiorizando. Las nuevas tecnologías (Internet), la televisión (programas violentos), los nuevos juegos (juegos de rol,…) deben estar protegidos por adultos y debe enseñarse a aprender a utilizarlos mediante una actitud crítica ante los valores actuales de la sociedad.

Para ello, se me antoja herramientas necesarias, el desarrollo de la educación para el ocio, y el desarrollo de la educación emocional. A fin de enseñar a las personas la relación existente entre emoción-motivación y conducta, y como no a experimentar emociones “agradables” mediante conductas PROSOCIALES y no ANTISOCIALES, como en los hechos lamentables y denunciables acaecidos en estas fechas.

¿Qué os parece?

Un pensamiento sobre “¿Motivación, placer o disfrute?

  1. IZASKUN

    Todo deveriamos hacer una profunda reflexion, sobre que esta pasando y que es lo que buscan y que les aporta este tipo de conductas. Opino que es una manera de descargar su agresividad y su impotencia con los demas. Estas conductas se deben de analizar entre profesionales para poder evitarlo, prevenirlo y corregirlos antes de que ocurran.

    Esta es mi humilde opinion, seguire opinando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *