Inteligencia emocional

METAS ALCANZABLES

 “Toda la felicidad surge del impulso y deseo natural de cosas posibles”. Bertrand Russell

Por Olatz Elizondo Cuñado

Muchas veces, cuando volvemos del trabajo nos encontramos tan cansados que apenas nos apetece hacer otra cosa que cenar, ver algo en la tele y dormir. El día pasado en el entorno laboral ronda todavía en nuestra cabeza, hemos trabajado mucho, estamos cansados, miramos el reloj y lamentamos no tener más tiempo para pasar con la familia, hacer otras actividades…

Cada persona tiene con el tiempo una relación especial y única. Pues el tiempo, nuestro tiempo, es nuestra vida y por ello cada uno toma sus propias decisiones sobre cómo gestionarlo.

El tiempo puede ser:

  • Utilizado o perdido
  • Provechoso o desaprovechado
  • Eficaz o caótico
  • Satisfactorio o insatisfactorio

El día es el "aquí y ahora" y por ello lo único en lo que se puede actuar prácticamente. La planificación de nuestro tiempo diario nos permite tener una mayor perspectiva y control sobre nuestras actuaciones, incrementando la energía y el rendimiento empleado en cada tarea.
Aprender a "desconectar" o separar el tiempo de trabajo y el que se dedica a lo personal mejora la motivación y aumenta el rendimiento.

  

Emplear el tiempo necesario en cada actividad, establecer un orden de prioridades, distinguir lo urgente, delegar de manera efectiva y saber decir "no" son reglas básicas para el que quiera hacer una buena gestión de su tiempo.

Si ejercitamos nuestras capacidades y desarrollamos el sentido de la organización, podremos hacer un mejor uso de cada momento y planificar adecuadamente el futuro.

Organizarse empieza por crearse metas alcanzables, teniendo una visión global de todo lo que hay que hacer. Ponerse pequeñas "metas alcanzables" cada día es asegurarse un crecimiento continuo y dar un sentido al orden establecido de principio a fin.
La meta debe de ser lo más específica posible para así poder definir los caminos precisos para alcanzarla.

Cuando nos ponemos metas debemos de considerar ciertos factores como son las habilidades. ¿Posees las habilidades necesarias para alcanzar tus metas? ¿Cuáles son las habilidades que necesitas adquirir o mejorar para alcanzar tu meta?

Si no crees en tu capacidad para alcanzar el éxito, entonces es poco probable que siquiera hagas el esfuerzo de alcanzar tus metas.

Para creer en ti mismo primero debes de tener un cierto nivel de confianza en ti, y uno de las formas en las que puedes aumentar esa confianza es mediante el reconocimiento de tus fuerzas.
Empieza a mostrar aprecio para lo que eres bueno, identificando tus fuerzas y reconociéndolas.

Muestra una actitud positiva ante la vida.

Recuerda que el éxito es el logro de un individuo, el resultado de una meta, estrategias y acciones. No tiene nada que ver con la suerte, porque la gente no es exitosa por suerte.

Reformulen sus metas de forma más realista.

Las tareas realizables proporcionan la necesaria sensación de control. Tienen que tener sentido para quien las realiza.

El trabajo o las actividades diarias se convierten en una carga para quien no es capaz de encontrar algún sentido en ellas. La falta de significado o valor de lo que hacemos crea una sensación de desconcierto o de aburrimiento.

El éxito no depende de cuantas horas tiene el día, sino del control que ejercemos sobre nosotros mismos. Lo importante es poner más vida en nuestro tiempo.

¿Creeis que al establecer nuestras metas somos realistas con el camino que debemos recorrer y barajamos las habilidades necesarias para lograrlas?

2 pensamientos sobre “METAS ALCANZABLES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *